Película. No Eres Tú, Soy yo – Springall, 2010

Este domingo me escapé al cine bastante tarde para ver qué me encontraba en cartelera. Es de mi gusto hacer eso, llegar simplemente al cine y dejar que la suerte decida. En este caso, el horario más conveniente me llevó a la última película de Springall: “No eres tú, soy yo”. Lo único que sabía de este filme es que se trataba de un refrito de una película argentina. Aunque no he visto la original, he aquí mi opinión de la versión mexicana.

La película tiene un tema bastante sencillo. Javier (Eugenio Derbez) es un cirujano que lleva un tiempo viviendo con su novia María (Alejandra Barros) hasta que un buen día deciden irse a probar suerte a los Estados Unidos. Javier no tiene visa para trabajar en el extranjero y María, que sí la tiene, le propone que se casen antes de irse para que el trámite sea más fácil. En menos de una semana, Javier le entrega el anillo de compromiso y se casa con ella… su relación no podría estar mejor.

A los pocos días de casarse ella se adelanta a Miami mientras él se queda a pedir licencia médica, vender la casa y arreglar otros pendientes; mientras tanto, ella le buscará trabajo en el extranjero y se encargará de uno que otro pendiente. A Javier todo le sale de maravilla, pues no sólo logra vender la casa, sino que además está seguro de un futuro brillante al lado de la mujer que ama. Esto es hasta que ella le llama y le dice que ni se le ocurra cruzar la frontera, pues ya no lo quiere. Javier no entiende y le pide explicaciones, pero ella sólo alcanza a decir que se ha enamorado de un médico, que no tiene nada que ver con Javier, sino con ella (“No eres tú, soy yo”, le dice).

No crean que estoy contando toda la película, esto que he narrado en dos párrafos no es más que la introducción, los primeros quince minutos de película. El resto es una historia en la que Javier llora y llora por el amor perdido, se obsesiona con el amor de María, habla de ella con todos sus amigos, es incapaz de salir de la cama, vive furioso, triste, deprimido y ansioso, etcétera. Es una historia que hemos visto un millón de veces. Un millón de veces al personaje, la situación, los momentos graciosos, los momentos dramáticos… todo.

La película es un convencionalismo tras otro. Está Javier interrumpiendo a sus amigos cuando están a punto de tener relaciones sexuales, Javier sacando de quicio a sus familiares, Javier buscando a su psiquiatra en fiestas personales (y sí, por milésima vez nos cuentan el “nuevo chiste” del psiquiatra que hace otras cosas mientras el paciente está hablando en el diván). Todos los “giros de tuerca” los vemos venir a kilómetros de distancia y todo el asunto es tan predecible que podemos pensar qué es lo que va a ir pasando media hora antes de que pase.

Nada que no hayamos visto en otro lado. Y bueno, yo sé que es complicado hacer una película que nunca hayamos visto, pero ésta está puesta en pantalla de una terrible forma. Primero que nada, tenemos a Eugenio Derbez. Yo personalmente creo que Derbez es un estupendo actor que va mucho más allá de sus caricaturas y personajes repetitivos. Sin embargo, aquí está completamente fuera de tono, es imposible creerle. Y esto es principalmente problema del guión, pues la película nunca se decide… en ocasiones es romántica, en ocasiones cómica, en ocasiones dramática. Salta de un género a otro de una manera tan caótica y superficial que uno no sabe si tiene que reír, llorar o conmoverse ante las lágrimas de Derbez. Porque en unas escenas llora chistoso, en otras llora serio y luego uno ya no sabe en qué tenor está actuando.

Esto provoca que la película cause en el espectador un profundo sentimiento de engaño. La venden como comedia, pero pretende tener momentos de drama; cuando uno piensa ver un romance, resulta que hay un drama y cuando uno ya ve en Derbez la actuación seria que el drama pide, sale un chiste que lo echa todo al traste de nuevo.

Como si esto fuera poco, la película es lenta y demasiado larga para la historia que nos cuenta. Aunque inicia entretenida, poco a poco va perdiendo el paso y el llegar a un final (que además ya nos sabemos) resulta todo un logro. Una y otra vez nos presentan la misma situación, una y otra vez el mismo chiste, una y otra vez la misma idea. La película no sólo está creada sobre una fórmula, sino que además lo hace tremendamente mal. Se supone que las fórmulas nos cuentan historias que van “a la segura” y ésta aburre… y mucho.

Toda la película descansa sobre los hombros de Derbez (Alejandra Barros, que comparte con él los créditos del póster y el tráiler, sólo aparece quince minutos) y el señor se esfuerza por sacar el filme adelante; pero los errores de dirección son tan terribles en este campo que el resultado es un desastre desde el mismo reparto, pues la historia del protagonista estaba para alguien en sus treinta, no para un Derbez de 48 al que no le creemos sus relaciones con jovencitas o salidas a citas con chicas de su edad que apenas se están casando.

Alejandro Springall

Mi consejo es que se la ahorren. Lamentablemente no he podido ver ninguna de las otras películas mexicanas en cartelera y que, según he escuchado la crítica, son muy buenas. Creo, sólo por haber visto ésta, que cualquiera de las otras tiene más derecho a llevarse sus cincuenta pesos del boleto. “No Eres Tú, Soy Yo”, es un verdadero desastre, de esos que casi lo hacen a uno perder la fe en el cine mexicano.

¡Buena suerte!

Anuncios

4 pensamientos en “Película. No Eres Tú, Soy yo – Springall, 2010

  1. María Georgina Jaramillo

    Pensando en ahorrar dinero y disfrutar el tiempo en otras actividades de más provecho, que sugiere?

    Responder
  2. Enrique L. Autor de la entrada

    Ascher:

    Gracias por dejar comentario pero, podrías decirme, ¿por qué te parece que esta película está al nivel de “Amores Perros”?

    Un abrazo,
    E.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s