Película. Ga’hoole: La Leyenda de los Guardianes – Zack Snyder, 2010.

El lunes pasado un amigo me pidió que le echara un ojo a la nueva película animada de Warner: “Ga’hoole, La Leyenda de los Guardianes”. Personalmente, soy muy desconfiado de las películas animadas por computadora que no vengan de las manos de Pixar, pero fui al cine con esperanza, aunque con el temor de que éste fuera otro filme de hermosa animación pero una historia incapaz de atraparme. He aquí mi visión de lo que fue “La Leyenda de los Guardianes”.

La película es la adaptación de los primeros tres libros en una colección de quince libros escritos por Kathryn Lasky. El primer libro: “The Capture” fue publicado en 2003 y el último de la serie “The War of the Ember” salió a la venta en 2008. Sin embargo, como con cualquier otra franquicia exitosa, también se publicaron otros cinco textos que se desarrollan en el mismo universo sin seguir la línea narrativa de los quince libros base.

No he tocado ninguno de los tres libros que son base de la película (“The Capture”, “The Journey” y  “The Rescue”), sólo sé que son textos para niños y que han sido bastante exitosos en los Estados Unidos. Por ello, este artículo estará basado sólo en mi postura ante la película dirigida por Zack Snyder.

La historia comienza con una feliz familia de búhos que tiene tres hijos. El primero, Soren es valiente, noble y adora las historias legendarias que le cuenta su padre sobre “Los Guardianes”, un grupo de búhos que, dice la leyenda, luchan por el bien y la justicia en toda la nación de Ga’hoole. Su hermano mayor, Kludd, piensa que esas historias son boberías. Es la antítesis de Soren: es presumido, soberbio y prepotente, siempre buscando el aplauso y el poder. La menor es Eglantine, una pequeña buhita inocente y amable que adora que Soren le cuente las legendarias historias de “Los Guardianes”.

Pero toda la felicidad familiar termina cuando Soren y Kludd son secuestrados por un grupo de malévolos búhos que se hacen llamar “Los Puros”, encabezados por el cruel Metal Beak. El plan de “Los Puros” es esclavizar a los búhos más débiles y convertir en soldados a los más fuertes, para así conquistar todo el país de Ga’Hoole. Kludd, por su ambición, es elegido como soldado mientras que Soren, al tratar de proteger a los indefensos, es etiquetado como débil y puesto a trabajar como esclavo.

Sin embargo, uno de “Los Puros” decide ayudar a Soren a escapar y le pide que le avise a “Los Guardianes” sobre el malévolo plan de Metal Beak. Aquí empieza la aventura que llevará a Soren a conocer nuevos personajes, enfrentar vientos peligrosos y volar hacia el horizonte teniendo como único faro su fe en las historias de su padre.

Primero que nada, quiero decir que la animación es extraordinaria. Los búhos parecen reales, y hay momentos en los que olvidamos por completo que es una película animada por computadora. La lluvia, el hielo, la nieve, el mar, las montañas, los bosques y los árboles parecen una fotografía del mundo real. La animación por computadora está alcanzando niveles que eran imaginables apenas hace unos ocho o diez años. Como bien lo dijo George Lucas: “ya no hay historias que no puedan ser contadas”.

En cuanto a la historia creo que la película falla. Y no porque sea una película para niños, sino porque no hay en ella algo que no hayamos visto ya en otro lado. Al verla me sentí como cuando fui a ver “Eragon”: estaba viendo una película que ya había visto muchas veces antes pero con búhos.

El malvado con el rostro oculto debido a una deformación causada por un enemigo del pasado lo hemos visto en muchos lugares y no puede dejar de recordarnos a Darth Vader; el rechazado anciano que en el pasado fue un gran héroe y ahora se convierte en el maestro del protagonista no puede dejar de recordarnos a Obi Wan Kenobi; y el mismo protagonista, un inocente muchacho que se enfrenta a fuerzas superiores a él y logra vencerlas pues es básicamente el mismo protagonista de todas las historias míticas que hemos visto desde la infancia.

Sé que hay pocas historias que contar y que todas las películas repiten, de un modo u otro, la misma historia, sobre todo si ésta tiene su base en “el monomito” de Joseph Campbell. Sin embargo, podemos encontrar a un Harry Potter que tiene la misma base y no parece una copia de otras historias previas; y lo mismo podríamos decir del Señor de los Anillos, La Historia Interminable y otras tantas. “Ga’hoole” es una película predecible y con personajes “entrañables” que ya hemos visto una y otra vez.

Y aquí es donde está mi mayor queja. Las películas animadas de los últimos años (incluso Toy Story 3) parecen productos hechos en serie: los mismos personajes, las mismas situaciones, los mismos patiños, los mismos chistes. Y luego hacen secuelas igualitas en las que pasa exactamente lo mismo que en las entregas anteriores. “Ga’Hoole” es un filme que tiene música épica, momentos de batalla épicos, personajes épicos y que, sin embargo, no se siente épica en ningún momento, ni termina de ser emocionante.  Comparémosla con “Up!” por ejemplo, o con “Wall-E”. Películas que cuentan una historia de cero rompiendo las expectativas del público (casi una hora sin diálogo en una película animada, por ejemplo).

Las películas animadas de este año fueron fotocopias cínicas de otras anteriores. “Toy Story 3” es “Toy Story 2” con un final diferente; “Shrek Para Siempre” es un obvio intento de sacarle a esa franquicia las últimas monedas con una historia que se aleja completamente de la saga (si es que encontramos historia ahí); “Ga’Hoole: La Leyenda de los Guardianes” tiene a su Rafiky, a su Mufasa, a su Vader… está todo ahí. Nada es nuevo, ni la música escrita para sonar poderosa y épica pero sin que tenga el poder de la música original que no “supone” ser nada, como la brillante banda sonora de “Inception” (El Origen) de Hans Zimmer.

Fuera de eso, tiene algunos puntos interesantes, aunque me parecen demasiado obvios, como la crítica al racismo, la importancia de la autoestima y la fe como una de las virtudes más importantes del ser humano. Creo, sin embargo, que un elemento muy rescatable es la importancia que le dan al pasado y los mitos de la cultura como guías de nuestra vida y nuestras acciones. No podemos ser sin nuestro pasado ni nuestros antepasados.

El director Zack Snyder

Aunque es un filme para pasar el rato sí hay pedazos en los que aburre, por lo que no la recomiendo para verla en el cine, esperen a que salga en DVD (o Blu-ray) y disfrútenla en compañía de sus hijos o sobrinos.

¡Buena suerte!

Anuncios

Un pensamiento en “Película. Ga’hoole: La Leyenda de los Guardianes – Zack Snyder, 2010.

  1. María Georgina Jaramillo

    Sobre la película, debo confesar, que a mi adulta edad, sólo fuí a verla por divertirme, sin esperar gran trama o el filme más revelador de éste año, pero con todo y eso, me gustaría complementar su crítica, asertada y honesta (alto dura), con un SI TIENE HIJOS QUE TENGAN PROBLEMAS PARA RESPETAR Y COMPARTIR -llevenlos a verla- les dará de que conversar con ellos. ESO YA ES BUEN PUNTO PARA IR AL CINE.

    Viva la familia ¡¡¡¡

    Maria Georgina Jaramillo.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s