Película. Valiente – Andrews, Chapman y Purcell, 2012

Siempre me ha gustado el cine de Pixar, me parece de esas compañías que nunca quedan mal, puedes ir a la sala cinematográfica esperando una historia única, entretenida, llena de símbolos interesantes, mensajes de un valor inconmensurable y personajes entrañables. Sin embargo, “Cars 2” fue una cochinada que me dejó triste y decepcionado hasta el tuétano. En cuanto vi las imágenes de “Valiente” me sentí atraído, el simple poster prometía dejar atrás la fallida historia de autos para entregarnos una película épica. Si a eso le sumamos que soy fanático de las historias situadas en la Edad Media, “Valiente” sencillamente no podía fallar. ¿Cuál fue el resultado?

La historia empieza presentándonos a la primera hija de un rey escocés, una niña vivaracha que poco interés tiene en hacer cosas de niña y prefiere las actividades de los hombres: internarse en el bosque buscando aventuras, luchando contra peligros y todas esas cosas. Su padre le regala un arco en lugar de darle una muñeca. En una secuencia realmente breve, nos dicen claramente que Merida será una jovencita intrépida y rebelde, atraída hacia la magia y la libertad. También nos muestran a su padre luchando contra un oso. Aunque logra que el furioso animal se vaya, pierde una pierna en la lucha. A partir de ese día promete no dejar vivo a un solo oso que cruce su camino.

La película salta hacia el futuro, a los años en los que Merida ha alcanzado la adolescencia. Debido a las costumbres del reino, la princesa debe casarse con el primogénito del lider de alguno de los otros tres clanes que forman el reino. La madre de Merida intenta educarla para ser una buena princesa, una esposa de calidad, una reina sin tacha. Pero Merida no quiere sser una reina, ni quiere casarse, mucho menos quiere vivir en las cadenas del protocolo y las formas. Sin temor alguno, hace ver a su madre el rechazo que siente hacia ella y sus tradiciones, dejándola en ridículo frente a los otros clanes.

Harta de ver su libertad coartada, le pide a una anciana hechicera que “cambie” a su mamá para que deje de molestarla. Pero, como siempre, las cosas salen mal y la reina termina convertida en un enorme oso. Obviamente, Merida encuentra el peligro al instante: si su padre encuentra un oso dentro de su castillo, perderá los cabales y lo asesinará a sangre fría. La madre, que aún vive dentro del oso (aunque si capacidad de hablar) no puede controlar ni su tamaño ni sus instintos y jamás le hará daño a su marido. El problema es… ¿cómo solucionar el conflicto? Merida tiene sólo dos días para corregir el problema o su mamá se quedará convertida en oso para siempre…

La historia promete mucho. De hecho los primeros quince minutos son extraordinarios, nos hablan de una historia majestuosa de aventuras y la búsqueda de la libertad. Y poco a poco la película se va presentando más simplona que emocionante y de las aventuras que nos fueron prometidas vemos muy poco. Al inicio vemos que Merida es una mujer que ama el arco y la flecha, que desoye el protocolo con la intención de una vida de emociones… pero luego la cinta se queda atrapada en un segundo acto largo, cansado y que no tiene nada de lo prometido.

Creo que el problema es que tiene todos los elementos de una historia típica de Disney pero sin las vueltas de tuerca que esperaríamos de Pixar. Castillos, brujas, reyes y princesas son lugares en los que Disney sabe moverse muy bien, pero en donde Pixar en ocasiones suena un poco como al Shrek de Dreamworks (las secuencias de la bruja son demasiado reminiscentes al Merlín de Shrek Tercero). Se ve en Pixar una necesidad por modernizar el cuento típico de princesas pero sin caer en la crítica ácida de Shrek. Lo que queda es un cuento de princesas que no quiere ser del todo un cuento de princesas. Eso es un conflicto mayúsculo.

En su núcleo, la película nos habla de dos cosas básicas: la primera es el conflicto que las adolescentes tienen hacia su madre. El filme puede ayudar a las niñas (y a sus madres) a entenderse las unas a las otras y suavizar un poco los conflictos femeninos de la adolescencia. Por otro lado, “Valiente” es una afirmación tajante del Walt Disney del nuevo siglo: “ya la princesa no necesita de los hombres que la rescaten, ella misma puede ser fuerte, valiente y capaz”. El personaje de Merida es, pues, una princesa moderna, una princesa guerrera con coraje y decisión, una princesa que sigue su corazón, un corazón que la lleva lejos del príncipe soñado y cerca de las cascadas, el galope y la libertad.

De hecho, creo que la película le quedó bastante chica. Un personaje como Merida merecía un filme apasionante de aventuras, una historia que nos tuviera en la orilla del asiento a cada paso… pero terminó siendo la protagonista de una historia con interminables escenas afectivas que se desarrollan en un río bastante cerca del castillo, villanos que no lo son o que aparecen durante dos minutos, elementos que hemos visto hasta el cansancio en el Disney de antaño y que Pixar no logró revestir con la imaginación que los caracteriza.

Claro, tiene  momentos buenísimos. Por ejemplo, Merida tiene tres hermanitos gemelos que son muy traviesos y que hacen reír al público una y otra vez, son tiernos y canallas al mismo tiempo. Las luchas entre los superficiales y machos celtas a ritmo de gaitas escocesas serán la delicia de todo el público y la obviedad de los estereotipos modernos forzada en bárbaros celtas le sacará muchas sonrisas a más de uno. Eso sin hablar de las voces, que son maravillosas, con actuaciones extraordinarias. Y menos se puede hablar mal de las imágenes… visualmente es una maravilla de principio a fin, un postre para los ojos. Tristemente, creo que las imágenes tampoco le hacen justicia a la historia.

La música es de Patrick Doyle, que nunca falla. Aquí, canciones y música incidental combinan ritmos modernos con las gaitas medievales que le dan rumbo a la historia. La Banda Sonora es muy recomendable, quizá de lo mejor de todo el filme, así que corran a comprar el disco ahora mismo.

Termino con esto: “Valiente” no es una mala película, pero no es a lo que Pixar nos tiene acostumbrados. Quizá si la misma historia hubiera aparecido con el sello de Dreamworks o de Fox otra cosa sería, pues es muy superior a las bufonadas animadas de este año como “La Era del Hielo 4”, “Madagascar 3” o las otras dos que vienen y que no se me antojan nada “Paranorman” y  “Hotel Transylvania”. Pero Pixar durante muchos años sobresalió y nos acostumbró a lo muy bueno. Ahora tendrá que luchar contra su propio pasado. Me queda claro que “Valiente” no es “Cars 2”, pero tampoco alcanza, ni de broma, el nivel de las mejores producciones de Pixar.

Corran a verla si les gusta el cine animado, porque en ese ámbito será lo mejor que llegue a las pantallas este año. Esperen una película entretenida y “linda”, pero que no cumple con ninguna de sus promesas: ni las promesas del póster, que nos hablaba de una historia de aventura, misterio y emoción; ni las promesas de su introducción, que nos promete exactamente lo mismo que el póster pero con una complejidad y una comicidad mucho mayor.

¡Buena Suerte! Sobre todo para Pixar. Espero que el año que viene pueda otorgarnos un filme como aquellos a los que nos tienen acostumbrados… Será una secuela de “Monsters, Inc”, así que desde ahora suspiro con desánimo. Espero que me callen la boca.

Anuncios

2 pensamientos en “Película. Valiente – Andrews, Chapman y Purcell, 2012

  1. Davo

    Interesante critica… me dieron ganas de verla a un precio modico (osea cuando salga en tv, no tantas para comprarla)… ahh y me da mucho gusto ver que no soy el unico que penso que Cars 2 dejo mucho que desear (la neta la 1 la vi y mmm.. x no me paso a mayores) pero tengo una amiga que es superfan que me arrastro a verla, a ella le encanto y yo sali con mi cara de “Te cae?” (jajaja.. imaginame con la expresion que tu dices esa frase al decirla).

    y si como dices Monsters 2 se ve rara… pero espero que ambos nos comamos nuestras palabras…

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s