Opinión. Charlie Hebdo y el Fanatismo Islámico

Ayer, siete de enero de 2015, a las 11:00 de la mañana, las instalaciones del semanario francés “Charlie Hebdo” sufrieron de nuevo un ataque de parte de fanáticos islámicos. Tres hombres con los rostros cubiertos atacaron el edificio del semanario en París y mataron a diez trabajadores del periódico y dos policías como castigo ante los insultos hacia el Islam.

Hebdo 001

Ya en 2011 las oficinas de Charlie Hebdo habian sido atacadas con bombas Molotov y años antes, en 2006, varios fundamentalistas islámicos exigían que se cortara la cabeza de Stephane Charbonnier, el editor del semanario. Charbonnier, empero, nunca le dio la espalda al peligro y defendió la libertad de expresión usando aquella frase de Emiliano Zapata: “prefiero morir de pie que vivir de rodillas”. Luego de las amenazas del Islam y las bombas en las instalaciones del seminario, bien sabía que las amenazas de los fanáticos islámicos no eran ladridos de perro que no muerte. Hoy Charbonnier está muerto, fue una de las doce víctimas en el ataque de la mañana del siete de enero.

Este hecho me molesta en muchos sentidos, pero quisiera tocar poco a poco aquellos que más me sacan de quicio. El primero es la respuesta de los fanáticos islámicos a la publicación francesa. El semanario publicaba muchas críticas hacia el Islam y caricaturas burlonas hacia esta religión y todas las demás. ¿Qué hicieron las otras religiones? Nada, respetar el derecho a la manifestación de las ideas que debería ser una garantía en el siglo en el que estamos. Pero no quiero adelantarme… ¿Metralletas contra letras? Si alguien me ofende con un texto, tengo todo el derecho y estoy en la capacidad de responder con otro texto, no agarrarlo a tiros mientras se encuentra trabajando en su oficina.

¿Por qué esa respuesta, por qué balas contra dibujos? Porque son dibujos que no están de acuerdo con la forma de pensar del Islam. Cuando al que habla se le corta la lengua no es porque esté diciendo mentiras, sino porque se teme a lo que esté diciendo. ¿Pero por qué este temor? Porque cuando los argumentos de un lado son contundentes, las palabras del otro no son suficientes. Es ahí cuando llegan las amenazas, los gritos, las bombas y el asesinato. La fuerza por sobre la razón, el miedo por sobre la libertad, la incapacidad de defender una idea se convierte en la muerte de quien la ataca.

¿Crece el fundamentalismo islámico ante la crítica? No, porque la crítica sólo lleva al crecimiento si se aprende de ella y el fundamentalismo cree no tener necesidad de aprender, cree tener todas las respuestas de los labios de un ser de sabiduría suprema. Ante la incapacidad de vencer la crítica, ante este silencio de un Dios cuyos representantes y seguidores no escuchan con respuestas eficientes, callar a quien lo supera es la única salida. No crecieron, no aprendieron, no mejoraron, nada, sólo callaron al que les estorbaba para poder seguir creyendo lo que creen. ¿Que no tiene sentido? No importa, nos hacemos de la vista gorda. ¿Que alguien nos dice que no tiene sentido? Lo callamos, así tengamos que matarlo.

 Charlie 002

Que en 2015 existan todavía personas que le tengan miedo a los trazos de su pluma, no por lo que ellos generen sino por lo que otros opinen de ello me parece lamentable. Que, además, la muerte llegue por una incapacidad de responder me molesta todavía más. Como en el tango “Cambalache”, ya todo es igual, nada es mejor. La construcción del mejor argumento de un crítico que estudió, pensó e investigó su comentario se ve vencida ante el poder de una ráfaga de metralla de un ignorante que sólo necesita apretar un gatillo y tener “certezas” que parten de dogmas milenarios. No es él, es Dios actuando a través de él, porque Dios todopoderoso debe sentirse profundamente ofendido por semanarios de caricaturas francesas. Omnipotente, omnipresente, pero vulnerable como niño de primaria.

Cuando rendimos todo el afecto y toda la razón a la fe suceden estas cosas. La fe es creer en aquello que no podemos demostrar, aunque quieran pintarlo de colores muy bonitos quienes consideran que la fe es una virtud. “Creer” es soportar la duda. Sin embargo ayer murieron doce personas y otras tantas resultaron heridas de gravedad por un montón de personas que creen, partiendo de su fe inquebrantable, que los mandatos del Corán vienen de Dios mismo. Y si Dios me pide que mate al editor de una revista que ofende a su profeta, ¿por qué me habría de negar a hacerlo?

¿Pero de dónde salen esas palabras de Dios? De los libros sagrados que, se cree, son las palabras de Dios mismo. ¿Y cómo se llegó a la certeza de que esas son palabras del creador? Pues a través de la fe. Es decir, a creerlo porque hay que creerlo porque hay que creerlo. Los familiares de los doce muertos hoy lloran la pérdida de sus seres queridos porque tres tipos encapuchados creen, sin el menor de los argumentos, que el Corán es la palabra de Dios. Ellos a esa falta de argumentos le llaman fe.

Pero por favor, es por estos hechos que debemos de dejar de ver la fe como una cualidad. La fe no es una cualidad, al contrario, es creer las cosas porque se desea. No porque estén apoyadas por evidencia, no porque estén apoyadas por los hechos, no porque estén apoyadas por la lógica, no porque estén apoyadas por cualquier cosa… No, es creer las cosas porque las queremos creer. Yo creo que el sol es cuadrado. ¿Tengo evidencia? No. Y si miro el sol en el cielo… es cuadrado, porque así lo dicta mi fe. ¿Tiene sentido? ¿Se adecua a la realidad? No importa, porque la fe es más importante que la realidad.

Hebdo 003

Recientemente vi un video en donde un cristiano afirmaba que si la Biblia dijera que dos más dos es cinco, lo creería. ¿Cómo entonces no creer que Charbonnier merecía la muerte? Basta con que así lo mande un libro escrito hace cientos de años. ¿Y los fanáticos religiosos analizan su libro, dudan de su contenido, se cuestionan al menos durante un minuto que sea lo que creen que es? No es necesario, tienen la fe, la palabra que todo lo disculpa, la palabra que hace todo inerrante. Con fe no hay forma de equivocarnos. Por fe le rezamos a Dios para que no se muera nuestro abuelo. Si sobrevive es porque Dios lo salvó. Si muere es porque Dios actúa de maneras misteriosas o sabía lo que era mejor para él. No hay error, no hay manera de equivocarse. La fe es tan adaptable a todo lo que se desea que no puede estar mal nunca. Porque es un berrinche ideológico, como tal se comporta y como tal se utiliza.

Y quizá una de las cosas que más me molesta es que los ofendidos son los islámicos. Desde su óptica, ellos tienen todo el derecho del mundo a estar furiosos, es el mundo occidental con sus libertades quienes ofenden primero, quienes no respetan sus fe, sus dogmas y su cultura. El problema es que los musulmanes fanáticos son como copas de cristal, se ofenden muy rápido y por cualquier cosa. Además, parece que no creen en aquello de la “respuesta proporcional”, pisa a un fanático religioso en el dedo y él se vengará matando a toda tu familia.

¿Cuánto más antes de que empecemos a mirar los libros religiosos con más escepticismo? ¿Cuánto más antes de que la fe deje de ser un valor aplaudible y sea reconocida como lo que realmente es (ausencia de crítica, desinterés de conocimiento, búsqueda de respuestas facilistas)? La religión nos ha dado siglos y siglos de sangre por “convicción” de que Dios dice o pide esto y aquello. ¿Cuánta sangre más en nombre de que mi fe es mejor que tu fe, que mi Dios es verdadero y el tuyo no? ¿Cuántos años más un escritor deberá escribir muerto de miedo, temiendo ofender a quien cree, en pleno siglo XXI, que un profeta salió volando hacia el cielo sobre un caballo o que un juez pierde su fuerza cuando le es cortada la cabellera? Historias que nos parecerían exageradas o “churras” si las vemos en una película pero que a través de la fe se convierten en “hechos históricos”.

¡Buenas noches!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s