Película. Boyhood: Momentos de una Vida – Richard Linklater, 2014.

“Boyhood” se me antojaba mucho por varias razones. La primera es que su director es Richard Linklater, cuya forma de escribir y dirigir siempre me ha gustado. La segunda es que la historia fue filmada durante doce años, un experimento que es a todas luces interesante. ¿Pero filmar una película a lo largo de tantos años es lo suficiente para que sea buena?

Boyhood - Poster

Mason es un niño de seis años que vive con su hermana y con su madre. Su padre, un músico bohemio, viene a verlos de vez en cuando, aunque no tanto como los niños quisieran. Esto provoca peleas constantes con la madre, que termina casándose con un profesor universitario divorciado. La vida de Mason alcanza cierto nivel de estabilidad hasta que su padrastro empieza a abusar del alcohol y se vuelve agresivo con su esposa, sus hijos y sus hijastros. Para entonces ya han pasado tres años desde que inició la película.

¿Tan pronto? Desde luego. En esta película los años pasan en minutos. No es única en este aspecto, muchas películas nos comunican una historia en que dos horas de cine nos cuentan una historia de muchos años. Sin embargo, “Boyhood” es única porque todos los actores son los mismos. Si pasan tres años en la historia, tres años pasaron en la vida real. Si consideramos que la película se desarrolla en doce años, aproximadamente, podemos saber que el Mason del inicio y el Mason del final es el mismo actor. Linklater, el director, se atrevió a escribir un guion para ser filmado durante doce años.

La película no tiene un solo conflicto ni una sola línea narrativa, es literalmente la vida de un joven y su familia con los conflictos, logros, sufrimientos, obstáculos y todo lo que forma parte de la existencia humana. ¿Aburrido? A algunos puede parecerles eso. Yo, que he seguido la carrera de Linklater desde hace muchos años, sé que es parte de su cine. Sus guiones no se adhieren a las historias que esperaríamos en pantalla. El director pone toda su fuerza en el desarrollo de personajes, en sus diálogos, en la identificación del espectador con personajes muy parecidos a él, con las mismas tristezas y las mismas alegrías.

De modo que si me preguntan: “¿de qué se trata?” no puedo contarles en tres párrafos el argumento principal del filme, porque el argumento no es otro más que: la vida de un chico de los seis años hasta los dieciocho. Punto. ¿Y qué pasa durante esos años en su vida? Muchas cosas. Divorcios, matrimonios, relaciones de pareja, confusiones, acoso, inseguridades… no puedo contar nada que pueda abarcar la película y, si quiero abarcar la película, tendría que contarla toda.

Boyhood - con su papá

“Boyhood” es un experimento maravilloso. He escuchado de muchas personas que si le quitas el experimento se pierde toda su gracia, que si  la película hubiese sido filmada con otros actores representando las diferentes edades de Mason y su familia, nadie estaría aplaudiendo la película y quizá ni al Óscar habría sido nominada. Yo no estoy de acuerdo, la película tiene un guion que me pareció increíble. Claro, poder seguir el crecimiento de los actores es una experiencia fílmica como nunca antes había yo vivido, pero no se puede simplificar la película completa alrededor de este hecho.

Como dije arriba, el guion me encantó. Considero que “Boyhood” es la mejor película que he visto sobre el tema de la adolescencia, el proceso de socialización, la adaptación de un joven a la vida y los hechos que le rodean. Es una película de maduración sin pretensiones artísticas absurdas. Es una historia sencilla y, a la vez, compleja por las emociones humanas que se desarrollan en pantalla sin buscar la vuelta de tuerca, la sorpresa inesperada, el gran quiebre dramático o el atardecer detrás de dos amantes que se besan.

Dije arriba que era un guion que le ponía mucho cuidado a los diálogos. Eso es común en el cine de Linklater. Hay películas de él (como “Antes del Amanecer/Atardecer/Anochecer” o “Despertando a la Vida”) que constan sólo de diálogos, de ideas, de puntos de vista comunes de personas comunes que en pantalla se vuelven reales, sabios, honestos… A través de sus personajes Linklater nos habla de cómo se siente respecto a las décadas pasadas, nos habla de la influencia del teléfono móvil, nos habla de la trascendencia, el objetivo de la vida, el miedo a la muerte, el arte como medio de expresión. Nos dice que la vida siempre sigue.

Richard Linklater, el director

Richard Linklater, el director

Los jóvenes pueden identificarse con los personajes de su edad y sus problemáticas. Las personas de mediana edad vemos pasar el tiempo en el rostro de los padres de Mason y nos damos cuenta que apenas ayer teníamos dieciocho años. La vida se nos pasa tan rápido como los años suceden en esta película. Antes de que terminemos de adaptarnos a la vida adulta nuestros hijos se van a la Universidad y sentimos que nuestra existencia no ha servido para nada, mientras que aquél que se va de casa a iniciar su camino profesional no entiende tales cosas, pues su vida apenas comienza.

Linklater no hace trampa, no nos quiere conmover con música de orquesta o encuadres románticos, no crea grandes dramas frente a accidentes automovilísticos, nos hace cuestionarnos la existencia en una toma sencilla, con una madre que, mirando sus recibos bancarios, se pregunta de qué le han servido a lo largo de su vida las deudas, los pagos, las compras y las ventas.

Claro, habrá a quienes les parezca aburrida y tediosa por no adecuarse a los sistemas de narración comunes. Pero si le damos la oportunidad, si entendemos que nos ofrece algo diferente a lo que siempre vemos, si le dejamos hablarnos por un momento, a cada paso de la película nos podemos identificar con un personaje diferente, nos acordamos de varios momentos de nuestra vida, vivimos con Mason y compañía la esperanza y la decepción. No es un guion común rodeado de un buen experimento, es un guion bueno que merecía el experimento.

¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s