Película. Cincuenta Sombras de Grey – Sam Taylor-Johnson, 2015.

En 2012 leí el libro de “Las Cincuenta Sombras de Grey”, entre otras cosas, porque todo el mundo lo estaba leyendo y no sé qué podía contener entre sus páginas para ser tan popular y atascar las librerías de mi ciudad. Si quieren saber qué pasó con mi lectura pueden leer mi opinión aquí. Hoy acabo de terminar de ver la película basada en ese mismo libro. Si el texto original es tan pero tan malo, la película sólo pudo mejorar… ¿o no?

50 Sombras - Poster

Anastasia Steele es una universitaria que estudia literatura inglesa y que es tímida, insegura y convencional. Un buen día, se ve obligada a entrevistar a Christian Grey, el multimillonario dueño de “Grey Holdings”, una compañía trasnacional. Lo impactante es que Grey tiene sólo veintisiete años y, a pesar de ello, ha logrado amasar todo ese gran éxito y fortuna.

Grey, a pesar de estar rodeado por asistentes que parecen supermodelos y poder tener a sus pies a cualquier mujer que él desee, se queda impactado con Anastasia por razones que nunca son claras, supongo que por ser tímida, insegura y convencional. A partir de ahí, Grey hace todo por acercarse a ella y conquistarla. Ella, desde luego, está nerviosa, emocionada y encantada de que el hombre perfecto (guapo, rico, exitoso y sabroso) le haya echado el ojo.

Esto es hasta que descubre que Christian Grey es en realidad fanático del sexo sadíco-masoquista. Si ella desea tener una relación con él, deberá estar abierta a ser castigada, golpeada y maltratada durante juegos sexuales donde él es el amo y ella deberá ser la sumisa. Ella no recibe mucho a cambio, pues a él no le gustan “las relaciones tradicionales”, es decir, él no irá con ella al cine, ni a cenar, ni dormirán juntos. Ella quiere una relación de pareja, él quiere una esclava sexual.

Anastasia se lo piensa muy bien y termina por aceptar. No entiende muy bien porque Christian quiere todo eso con ella si podría tenerlo con una mujer que fuera aficionada al sadomasoquismo. Él tampoco termina de entender por qué Anastasia lo tiene hechizado de esa forma. De modo que ambos buscan cambiar al otro todo el filme. Ella quiere hacerlo romántico, considerado, un novio en toda la extensión de la palabra. Él quiere que ella deje de jorobar y se cuadre a las expectativas sádicas que él requiere para gozar del sexo.

50 Sombras - Anastasia con su lápiz

La película se parece mucho al libro. Al decir esto podría estar contento de que es una buena adaptación, pero en este caso eso no me pone contento. El equipo creativo de este filme tenía una historia de origen tan pero tan mala en tantísimos sentidos que no había sino espacio para el crecimiento. En lugar de esto, prefirieron mantenerse cercanos a la obra literaria. Bueno… depende, porque la obra literaria es una novela pornográfica echa y derecha y esta película se queda en los feos confines del porno suave.

Vamos por partes. Primero la parte sexual. Desde que yo me enteré que la película sería producida y distribuida por grandes nombres de Hollywood (Focus Features y Universal) sabía que no sería, ni a kilómetros de distancia, una película pornográfica; no mostraría los genitales de sus protagonistas ni veríamos penetración en primer plano. Es importante subrayar esto porque la novela está atascada de descripciones literales (y repetitivas hasta el cansancio) de penes, vaginas, penetración, clítoris, dedos en el ano, etcétera.

Y entonces es que me pregunté, ¿de qué se va a tratar esta película si no muestra relaciones sexuales explícitas y candentes mientras que eso es todo lo que el libro ofrece? Pues justamente eso. la película no se trata de mucho. Llega un punto en que es sexo, sexo, sexo, más sexo y más sexo (separado un poquito por escenitas que no llevan a mucho). Y la directora intenta hacerlo menos odioso y repetitivo (intenta) a través de los juegos de luz y sombras, los movimientos de cámara y hasta las situaciones en las que se dan las relaciones sexuales. Esto, desde luego, sin olvidar que redujo la cantidad de relaciones sexuales de manera MUY importante… la película está llena de escenas de charla que en el libro estaban llenas de relaciones sexuales.

, la directora

Sam Taylor-Johnson, la directora

Dije arriba que se acerca más al porno suave que al porno que E. L. James, la autora de la novela, hubiera querido. Esta película no debería estar en todas las salas cinematográficas atascándose de dólares, debería estar transmitiéndose a las doce de la noche en canales como Golden Choice, compartiendo público con “Red Shoe Diaries”. Traseros y senos de dos actores actuando como que tienen relaciones sexuales. En las películas de Hollywood suele verse una vez. Aquí se ve una y otra vez. Una y otra vez. Y no es sexo que lleve hacia adelante el argumento, pues una y otra relaciones sexuales son iguales de fondo. Una en la tina, otra en la cama, otra en la madrugada, otra en el amanecer… no nos llevan a conocer mejor a los personajes o cambiar sus motivaciones.

Y para que no creamos que la película es sexo tras sexo, la directora (al igual que la escritora) intenta distraernos con otras cosas para que no vayamos a darnos cuenta de que la cosa no se trata de nada. Y entonces vemos a Christian Grey manejando un planeador, lo vemos en una cena con sus papás, lo vemos en un barcito con su suegra. Personajes que están ahí y se esfuman como fantasmas que no son más un adorno de fondo.

¿Qué cosas me gustaron? Bueno, por un lado, las actuaciones me parecen bastante decentes. Esos dos actores hacen todo lo que pueden con un material de origen tan terrible como el que tienen. Lo mismo puedo decir de la directora, que intentó salvar este pedazo de historia y personajes unidimensionales por todos lados. Eliminó más de la mitad de las escenas de sexo, intentó hacer visualmente atractivas las que dejó, nos comunicó el contrato sin que tuviéramos que leerlo todo como en la novela… ah, e hizo soportables y hasta visualmente decentes los intercambios de correo electrónico que en el libro son una evidencia de que E. L. James no sabe qué hacer con una hoja en blanco.

Otra cosa que me gustó es que en esta versión Anastasia no es una imbécil. Afortunadamente la versión cinematográfica le quitó a la historia todo el monólogo interno de la protagonista, con lo cual nos libramos de su “subconsciente” y de su “diosa interna”. Ahora Anastasia es una mujer que, si bien no hace mucho, tampoco se la pasa soñando día y noche con Christian y sus nalgas, ni repitiendo que le encanta la literatura inglesa sin ser capaz de poner dos palabras juntas de obras de grandes autores británicos. Esta Anastasia reta más a Christian y tiene respuestas emocionales más humanas que su versión literaria.

50 Sombras - los dos juntos

Además de todo, la película falla en muchos campos que pudo haber corregido del texto original. Por ejemplo, la forma en la que presentan el mundo del Sado Masoquismo es completamente erróneo. Hay un montón de sadomasoquistas furiosos por la forma en que esta película expone esa práctica. Al decir de ellos, lo que vemos en “Las Cincuenta Sombras de Grey” es mucho más la exposición de un desgraciado maltratador obsesionado por el control que un juego sexual en donde los dos están dispuestos y son capaces de gozar el acto.

También falla, al igual que la novela, en darle a los protagonistas un mundo en el cual desarrollarse. Sabemos que Christian es rico, sabemos que su empresa es importante… pero no tenemos bien claro qué hace. Anastasia menciona en una línea lo que se supone que hace “Grey Holdings”, pero nunca vemos a Grey haciendo nada por su trabajo. Dice en varias escenas que tiene que “irse a la oficina” pero no lo vemos trabajando. Un día “está muy ocupado” y al otro puede seguir a Anastasia a donde sea que ella se encuentre. Ni siquiera sus llamadas telefónicas en donde debe parecer un hombre que hace cosas muy importantes nos hablan de su negocio, pues sus amenazas y sus instrucciones no pueden ser más genéricas.

Y en el caso de Anastasia sucede lo mismo… ¿conocemos al personaje? No. Lo vemos en UNA escena trabajando en una ferretería y en otra graduándose en literatura inglesa. ¿La vemos escribiendo? No. ¿La vemos haciendo análisis de obras de la literatura británica? No. De hecho el único libro que la vemos leyendo a lo largo de todo el filme es un libro norteamericano. ¿Qué vida tiene Anastasia? ¿Qué le gusta, cuáles son sus hobbies, qué hacía antes de conocer a Christian Grey?

50 Sombras - Anastasia cargada

Y a esta le siguen otras dos, pues hay que terminar la trilogía de las “Cincuenta Sombras”. ¿Cómo no terminarla? Todos, desde los productores hasta sus distribuidores pasando por la autora de la novela se están llenando de billetes hasta los calzones. ¿Cómo es posible? ¿Qué clase de público cree que esta es una película que vale el hacer ricos a sus creadores? ¿Por qué hay reportes de mujeres masturbándose en el cine delante de este pedazo de bodrio en pantalla? ¿Por qué el BluRay de esta cosa va a venderse (igual que las novelas) como pan caliente? Entiendo que es una película para “mujeres mal cogidas”, como diría una amiga historiadora. ¿Pero por qué esas mujeres mal cogidas no han convertido el soft-porn de canales nocturnos en blockbusters o best sellers?

Si quieren ver una buena película, ésta no lo es. Si son morbosos, hay otras películas mucho más eróticas o de sexo enfermo en el Internet (y gratis). Si les gusta la música de la banda sonora, cómprenla y escúchenla sin tener que ver esto. Si su motivación es ver desnudos al actor o a la actriz (al menos mostrando pecho y nalgas) esta es la película para ustedes… pero no el planeta. Váyanse del planeta. Dejen de decirle a productores y casas editoriales que es ESTO lo que tienen que hacer para ser exitosos.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s