Película. Mundo Jurásico (Jurassic World) – Colin Trevorrow, 2015

“Parque Jurásico”, estrenada hace tantos años, fue la primera película que vi en el cine cuatro veces. Y sí, sé que hay quienes ven películas en el cine quince veces, pero para mí cuatro veces es evidencia de que una película me tiene profundamente entusiasmado. “Parque Jurásico” fue, honestamente, un hito en mi vida en varios sentidos, así que corrí a ver todas sus secuelas con entusiasmo y emoción. “Mundo Perdido” me pareció muy inferior, aunque no tanto como “Parque Jurásico III” que considero lamentable, una de las peores películas que vi en mucho tiempo. Hoy, veintidós años después del estreno de la película original, nos ofrecen una cuarta entrega. A pesar de mi temor ante otro bodrio con dinosaurios, no pude dejar de ver “Mundo Jurásico”.

Mundo Jurásico 001

Veinte años después del desastre que representó el proyecto de “Parque Jurásico”, el parque está abierto al público de todos modos. Nunca nos explican si los hechos de “El Mundo Perdido” o “Parque Jurásico III” son considerados, pues este parque fue construido en la isla original y la segunda isla nunca es mencionada. Lo importante es que ahora se tiene un perfecto control de los dinosaurios y se ve que el parque es tremendamente popular.

Aquí tengo el primer problema, porque vemos un parque atascado y aún así los personajes nos convencen de que en realidad está perdiendo popularidad; a la gente ver dinosaurios ya no le entusiasma tanto, por lo que los encargados del parque deciden crear dinosaurios nuevos. Por medio de la genética mezclan especies diferentes para que resulten en un dinosaurio novedoso que atraiga a más público. En este caso, el “Idominus Rex”, un desgraciado que es mezcla de Tiranosaurio y Raptor. Mata por gusto, es inteligente y hasta puede camuflarse.

La película nos convence de que ahora los dinosaurios sí están bajo control total (hasta los raptores ahora son capaces de seguir instrucciones de un entrenador), pero como esto es “Parque Jurásico” y algo tiene que salir mal, en un santiamén el “Idominus” engaña a los responsables de su cuidado y logra escaparse de su jaula. Además, se arranca de la piel el chip con el cual pueden rastrearlo. Asesina dinosaurios por doquier, mata a cada soldado que hace el intento de detenerlo y lo peor es que cada vez se acerca más a la parte del parque de diversiones que está atascada de gente, lo que representaría una masacre que llevaría al cierre definitivo de “Mundo Jurásico”.

Mundo Jurásico 003

Luego de “Parque Jurásico III” estaba totalmente decepcionado. Para mí, estas películas están sobradas. Aunque “Mundo Perdido” no me parece tan mala, también creo que no tuvo razón de existir. “Parque Jurásico” es de esas películas que merecían quedarse solas, sin secuela. Hubiera llegado a ver con el mismo ímpetu “Mundo Jurásico” si no fuera por los críticos, amigos y conocidos. Todo el mundo estaba adulando la película. Hay quienes dijeron que se sintieron como cuando eran adolescentes y vieron “Parque Jurásico” por primera vez. Ah, eso era motivante.

Sin embargo, cuando los créditos finales comenzaron a aparecer en pantalla me di cuenta que, si bien “Mundo Jurásico” no es tan terrible y desagradable como “Parque Jurásico III”, tiene el mismo problema de siempre: quiere ser “Parque Jurásico” sin poderlo ser, sin poderla alcanzar, buscando que nos emocionemos igual y nos asustemos igual. Lo resultante es un problema: ya me emocioné y asusté con “Parque Jurásico” y lo que intentan hacer es buscar las mismas emociones con ésta cuando que bien la podría generar aquella.

Dicen que es “Parque Jurásico” para las nuevas generaciones, que para que “las nuevas generaciones” revivan la emoción de los dinosaurios y todo eso. Este argumento me confunde. ¿Acaso las películas se convierten en llamas después de unos años? Una de las características más apasionantes del cine es que es para siempre. Una película producida es testigo de la cultura que la produjo, es testigo de la historia en varios niveles. Si las nuevas generaciones quieren estar en contacto con “Parque Jurásico”, que accedan a Netflix y se pongan a ver “Parque Jurásico”, caramba. ¿O acaso necesito de una nueva versión de “El Padrino” o “Amadeus” para que las nuevas generaciones las conozcan? ¡No! Mando a las nuevas generaciones a conseguirlas.

Mundo Jurásico 004

Luego me dicen que si no hubiera yo visto “Parque Jurásico”, quizá “Mundo Jurásico” generaría en mí lo mismo. Probablemente, pero lo importante es justo eso. ¡Esta película no es la primera! La primera se estrenó a principios de los noventa, fue muy popular, fue una de las chispas que prendió el motor de las imágenes generadas por computadora. Cuando la música de John Williams aumentaba su intensidad y veíamos un dinosaurio entero en pantalla era una experiencia totalmente nueva. No sólo se encontraban por primera vez con estas criaturas los personajes, sino que nosotros también. Hoy todo el mundo usa (y abusa) de los efectos por computadora, ¿por qué habría de impactarnos ver un dinosaurio si puedo ver en mi casa, en mi sencilla pantalla de televisor, a un dragón que es parte de una serie televisiva con una historia mucho mejor construida, personajes que me importan y, sobre todo, no está buscando calcar una temporada previa?

“Mundo Jurásico” peca de quererse parecer demasiado a “Parque Jurásico”, insisto. Hay momentos que son idénticos. Y podríamos decir que son “homenajes” a la primera película. Pero es que caramba, ya resulta que la primera tiene tres homenajes. Con momentos que buscan copiarse casi a la calca, ¿cómo quieren que nos impacte lo que ya vimos tres veces? Dijo Spielberg en una entrevista sobre “El Mundo Perdido”: “El público sabía que podíamos hacer dinosaurios, ahora había que demostrar qué se puede hacer con ellos”. Y la realidad es que todas las secuelas jurásicas son una viva evidencia de que no es lo mismo decir: “quiero contar una historia sobre dinosaurios, ¿cómo le hago?” que decir: “wow, puedo hacer dinosaurios… ¿ahora qué historia cuento?”. Las secuelas de “Parque Jurásico” son, en el mejor de los casos, un pobre intento de hacer una historia nueva y, en el peor de los mismos, un fallido intento de parecerse demasiado a la primera.

Ahora pueden pensar que soy un amargado. Es posible, porque estoy cansado de ir al cine a ver lo que ya vi. Secuelas, precuelas, remakes y reboots. ¿Cuáles son las películas que se espera que logren los mayores ingresos este año? “Los Avengers: Era de Ultrón” (secuela), “Mundo Jurásico” (secuela/reboot) y “Star Wars VII” (secuela). ¿Dónde quedan las historias originales, los personajes nuevos? Y peor aún, ¿dónde quedan las películas que son buenas por sí mismas, sin secuelas y precuelas para seguirle sacando leche a la vaca? ¿Cuándo empiezan a filmar Titanic II, Amadeus II o Casablanca II? Digo, algunas de ellas “para las nuevas generaciones”. Titanic II podría tratarse de que en pleno 2015 reconstruyen el Titanic y, a pesar de lo sucedido en la primera parte, el barco vuelve a chocar contra un iceberg.

El director - Colin Trevorrow

El director – Colin Trevorrow

Afortunadamente, en esta película un teléfono celular no suena desde dentro de un dinosaurio. Pero ahora el famoso tema de “Jurassic Park” resuena sobre edificios. Ya no sobre dinosaurios, el director quiere que nos sintamos emocionados por edificios. Supongo que, a pesar de ser para “las nuevas generaciones”, no hay ningún problema esperando que los viejos espectadores aplaudan y lloriqueen al ver que el parque es finalmente una realidad… ¿Entonces qué tanto es para las nuevas generaciones? Porque éstas no tienen porque lloriquear ante un parque de diversiones creado por computadora cuando pueden ver Mordor, Minas Tirith, Osgiliath y Rivendel con imágenes igual de convincentes en tres películas que se estrenaron hace más de diez años.

“Mundo Jurásico” trae de vuelta personajes de la primera película, carros de la primera película, dinosaurios de la primera película (se supone que el tiranosaurio es el mismo pero más viejo), y hasta el centro de visitantes de la primera película. Ese edificio totalmente comido por la maleza está ahí para que lo reconozcan sólo los más emotivos seguidores del primer filme. ¿Necesario?  No en realidad, pero sí un “momento Lucas”, que es la forma en que le digo “de cariño” a cuando una secuela (o precuela) presenta algo que no viene al caso pero que es famoso de entregas previas y que tiene el único objetivo de que una bola de fanáticos vitoreen en las salas de cine.

Porque eso sí, lugares de la primera tenemos a pasto, “homenajes” a la primera también hay mucho. ¿Explicaciones de qué pasó? Pocas, escuetas e insuficientes. ¿Cómo es que un proyecto en el que muere tanta gente logra llevarse a cabo? ¿Qué pasó con la Isla Sorna? Si no hay isla Sorna porque se brincan la dos y la tres, ¿cómo me entero de que se brincaron la dos y la tres? Hammond le dejó la isla y los derechos comerciales a un hindú, ¿por qué, de dónde o qué? InGen era una empresa de ingeniería genética, pero en esta película parece una compañía militar, independiente del trabajo genético que se hace dentro del parque. Los raptores pueden ser entrenados, ¿por una modificación genética o nada más porque el protagonista puede entrenarlos? Y si puede entrenarlos él, ¿por qué nadie del primer parque entrenó dinosaurios?

Mundo Jurásico 002

También me sacaron de quicio los temas de relleno. El militar de InGen que a fuerza quiere usar a los raptores como armas en campos de guerra. Si lo quitamos ¿la historia mejora? ¿Empeora? No. Los planes y deseos de ese militar necio y cerrado no modifican en NADA la historia. Quitas al tipo y la cosa queda exactamente igual. ¿O qué tal el nuevo dueño del parque? Al inicio suelta un inspirador discurso sobre gozar y no controlar, amar a los animales. Quince minutos después se muestra obsesionado con el control y trata a los animales como objetos. ¿Por fin? Y finalmente está el tema familiar de los dos hermanos. De la nada uno empieza a llorar y el guionista nos mete una conversación sobre padres divorciados. El niño menor llora, el niño mayor lo consuela… el tema no llega a nada. Al menos en “Parque Jurásico III” la visita al parque reúne a los padres divorciados. ¡En esta película el diálogo sobre el divorcio es una charla inútil que dura dos minutos y no se vuelve a asomar nunca más! Por cierto, ¿niños se pierden entre los dinosaurios del parque y sobreviven? Mmhh… muy creativo, ¿dónde lo he visto? ¿Dónde lo he visto? Ah, claro, en la uno, en la dos y en la tres.

¡Por favor ya dejen de hacer Parques Jurásicos!

Nah, esa plegaria de nada va a servir. “Mundo Jurásico”, así como está, con la pareja que tiene que enamorarse a fuerza para cuando termina el filme, con esa mujer que corre la mayor aventura de su vida en tacones sin sufrir el menor percance, con esos niños que sobreviven aunque no lo logren las profesionales fuerzas de seguridad del parque, esa película que ya nos sabemos paso a paso, esa ya está dentro de los filmes que más dinero han ganado en la historia. Si no mal recuerdo los números, ya superó a “Titanic”.

¿Entonces cómo cuernos quiero que se escriban nuevas historias? ¿Cómo pretendo que las grandes productoras dejen de hacer parques jurásicos, piratas del caribe y terminators si cada que estas películas salen la gente inunda las salas cinematográficas? Por eso le siguen saque y saque y saque leche a la misma vaca, porque como espectadores corremos a verlas. Y me incluyo, porque sabía que “Mundo Jurásico” iba a ser otra versión deslavada de “Parque Jurásico” y de todos modos la fui a ver. La vi a pesar de que sabía que el argumento de la original no da para cuatro, hasta la novela de “El Mundo Perdido” es mala (y es la única secuela escrita en la carrera de Michael Crichton).

Crichton

Michael Crichton, autor de “Parque Jurásico”

La película está entretenida, eso no puedo negarlo. Sí, me asustó en varios momentos también.  La disfruté, no fue la peor experiencia de mi vida. Empero yo siempre he pensado que una película lo menos que puede hacer es entretener. Por ello debemos buscar en el cine más valores que no sean el entretenimiento, pues éste está mayormente garantizado. Y no encuentro nada en “Mundo Jurásico” que me encante, quitando todo aquello que me encantó en la primera y que debió quedarse allá.

Hay que esperar en unos años “Mundo Jurásico II” o algún título un poco más creativo para que no parezca que será la quinta. Porque, ha pesar de ser la cuarta, nos dejaron desatados cabos que pueden inspirar más secuelas, por ridículo que ello parezca.

¡Buena suerte!

Anuncios

Un pensamiento en “Película. Mundo Jurásico (Jurassic World) – Colin Trevorrow, 2015

  1. Mía Jane

    Un deleite leer lo bien que se puede exigir calidad, cuando hay sobrado cine que sólo vende si entregar alguna experiencia memorable.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s