Película. Intensa-Mente (Inside Out) – Pete Docter, 2015

Hace años, por ahí de 2009, pensé que mi relación con Pixar era de absoluto amor y confianza. Pero entonces estrenaron “Toy Story 3”, que a mi gusto está sobrada y sólo el final la sostiene. Le siguió el bodrio de “Cars 2” y luego “Valiente”, que tampoco me gustó. Aunque “Monsters University” me gustó bastante, ya mi confianza en Pixar no era la misma, así que me acerqué a “Intensa-Mente” con bastante desconfianza.

Intensamente - Portada

La película sigue la historia de Riley, una niña de Minessota que se muda a San Francisco luego de que su padre consigue un mejor trabajo. Pero no sólo seguimos su vida, sino la de sus sentimientos. Dentro de su cerebro, cinco pequeños personajes se encargan de guiar su cerebro: Alegría, Furia, Disgusto, Miedo y Tristeza.

Desde que nace, Alegría hace todo lo posible por que las vivencias y memorias de Riley sean felices. Para lograrlo, hace a Tristeza a un lado constantemente, pues cree que sólo la alegría hará feliz a Riley. La niña intenta abrazar la idea de vivir en San Francisco, pero poco a poco sus sentimientos empiezan a volverse confusos. En un momento de caos en su cerebro, Alegría y Tristeza son expulsadas del centro del control y terminan en el área del cerebro donde se guardan las memorias a largo plazo.

Al ya no estar ellas en el centro de control, Riley pierde la capacidad de sentirse alegre o triste, lo que la lleva a un montón de conflictos en su escuela, con su familia, con sus amigos y con todo aquello que la rodea. Para volver a “sentir”, Riley va a recurrir a soluciones extremas. Mientras tanto, Tristeza y Alegría hacen todo lo posible para volver al centro de control y salvar a la niña de un destino oscuro.

Intensamente - 001

Al leer mi resumen, parece que Alegría, Tristeza y Riley son diferentes personajes, cuando que las dos primeras son parte del cerebro de la segunda. Aunque pudiera parecer que la aventura de Riley lidiando con su nueva vida es diferente a la aventura de Alegría y Tristeza intentando volver al centro de control, en realidad son la misma aventura, pues todo está sucediendo en el cerebro de Riley. Lo que pasa fuera de su mente afecta a sus sentimientos y las reacciones de sus sentimientos afectan lo que sucede a su alrededor. Y los cineastas nos dejan muy clara la diferencia entre los mundos: la mente es brillante y con colores saturados, mientras que el mundo externo tiene texturas y tonos mucho más realistas.

Con esta película, Pixar y yo volvemos a ser entrañables amigos. “Intensa-Mente” es lo mejor que he visto en el cine este año. La película es increíble para los niños, está llena de colorido, chistes y risas. Los pequeños pueden identificarse y gozar con el amigo imaginario de Riley, la tierra de la imaginación y otros elementos. Pero creo que un niño no podría jamás entenderla al nivel en que lo hace un adulto (como sucede con otras películas de Pixar como “Up”, “Wall-E” o “Ratatuille”). La forma en que el director nos lleva al cerebro humano es de aplaudirse. Lo más interesante es que no está del todo lejos de la realidad.

Aunque con algunas licencias creativas esperables, la forma en que la película nos presenta el funcionamiento cerebral está muy cercano a como la psicología y la neurología actual entienden los procesos mentales, el rol de los sentimientos en el sistema afectivo, el funcionamiento de la memoria, la existencia de contenidos inconscientes, las sensaciones, la percepción, etcétera. Y la película hace de cada uno de esos elementos un lugar en donde vale la pena vivir una aventura. El tren del pensamiento es literalmente un tren; el inconsciente es (como el mismo Freud lo describiera alguna vez) una caverna oscura y temible; la memoria a largo plazo es un laberinto que guarda incontables esferas que contienen los recuerdos; el proceso de creación onírica es un set de televisión (literalmente una dramatización), sin olvidar el profundo cráter del olvido y el hilarante cuarto de los pensamientos abstractos.

Intensamente - 002

Obviamente la película simplifica no sólo algunos procesos mentales, sino que limita a cinco los sentimientos (ciertamente alegría, miedo, tristeza, desagrado y miedo no son los únicos afectos que podemos experimentar). No debemos olvidar que es una película, no es un tratado de neurología. ¿Pudo ser más profunda y compleja? Claro, pero no era la intención. Y aún así, con lo que nos muestran, nos hacen un diagrama bastante interesante del funcionamiento mental y casi cada imagen del filme es una metáfora del cerebro humano y sus formaciones simbólicas.

Y podrían pensar al leerme que la película debe ser aburridísima si es todo esto que menciono. Pues no, ya que Pete Docter logra contar una historia que te atrapa y te tiene llorando en momentos, riendo en momentos y ciertamente en la orilla de tu asiento durante el clímax. En la tradición de “Up”, este filme nos recuerda la importancia de las relaciones familiares y la construcción de nuestra propia existencia a partir de los vínculos de amor con la familia.

Riley ama a sus padres, a sus amigos, al hockey… ver cómo su dificultad para lidiar con la mudanza va destruyendo cada una de sus pasiones puede ser desgarrador si entendemos que lo que es una imagen fantástica de Pixar es, en la realidad, una vivencia que, convertida en un trauma, forjará la vida adulta de esa niña tan alegre. Y es cuando nos acordamos de la importancia de los afectos, de los vínculos y del amor. Pero también la película nos deja muy claro que afectos que tienen fama de “malos” (como la tristeza o el miedo) tienen su lugar en nuestra vida, están ahí para salvarnos en muchísimas situaciones. Alegría aprende que la tristeza es tan valiosa y necesaria como cualquier otro sentimiento y que, en ocasiones, el ser humano requiere más de la tristeza que de la alegría para salir adelante.

Pete Docter, el director

Pete Docter, el director

La madurez, nos enseña “Intesa-Mente”, no está en vivir siempre felices, en llenar nuestro cerebro de recuerdos alegres, sino en construir nuestra realidad a partir de todo el abanico que representa la experiencia afectiva humana. Un recuerdo puede ser muy feliz, pero la felicidad no tendrá valor si no está en contraposición con la tristeza. ¿Qué valor tiene el triunfo cuando no se ha vivido la derrota? El carácter de Riley, como el de cualquier ser humano, será más fuerte en la medida en que sea capaz de reconocer sus sentimientos y usarlos a su favor.

Como todas las películas de Pixar, el desarrollo de la historia es predecible, pero necesario. Sabemos qué va pasar a cada paso, pero queremos verlo, queremos saber cómo sucede. Y sabemos cómo va a terminar, pero necesita terminar así para poder comunicar de lleno su mensaje. Este es el tipo de película que hace muchas cosas: nos inserta en un mundo fantástico que vale mucho la pena visitar; nos pone en contacto con personajes entrañables (tanto dentro como fuera de la mente); nos habla de temas de profunda importancia en nuestra vida… caramba, es lo que esperaba de Pixar después de “Up” (que también es de Pete Docter, por cierto).

Vayan a verla ahora mismo, corran antes de que salga de las salas de cine. Pueden llevar a los niños, que estarán encantados con el colorido y los personajes tan divertidos. Pero difícilmente entenderán, por ejemplo, la experiencia del nacimiento (tanto desde el punto de vista del recién nacido como el de sus padres), las emociones nacientes, la importancia de nuestros primeros años de vida, la construcción de nuestra personalidad, etcétera.

Intensa Mente - 005

En mi crítica de “Mundo Jurásico” escribí de lo cansado que estoy de que todas las películas de Estados Unidos sean precuelas, secuelas, reboots y remakes. Pixar finalmente deja a un lado todo esto y nos entrega una película que no necesita volver con personajes o historias que ya conocemos y que es valiosa y maravillosa por sí misma. Ahora sólo espero que, tras su éxito, Disney no empiece a trabajar en “Intensa-Mente 2”. Por favor, por favor, no hagan secuela, ya estuvo bueno.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Un pensamiento en “Película. Intensa-Mente (Inside Out) – Pete Docter, 2015

  1. Mía Jaramillo

    Un gusto leerle, como siempre. Añadiendo algo de sabor al texto anterior, siendo mucha o poca nuestra experiencia en reconocer nuestras emociones, dejarlas claras en un reflejo siempre lo hace fácil de digerir. Reciba un fuerte abrazo. MAMG.

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s