Cine. “No Respires” (Don’t Breathe) – Fede Álvarez, 2016.

La verdad es que “No Respires” es de esas películas que quise ver sólo por el trailer. No es común que yo corra al cine sólo porque un trailer me atrapó, comúnmente ya estoy enterado de la película, conozco sus detalles de producción o la he venido siguiendo en medios especializados. Éste no fue el caso. Aquí sólo el trailer, específicamente uno de los diálogos, fueron los responsables. Así que corrí al cine a asustarme y ponerme nervioso. Aquí el resultado de la experiencia.

no-respires-poster

Rocky es una chica de veintitantos años que vive con una madre horrenda, un padrastro alcohólico y una hermanita que ni la debe ni la teme. El padre de su mejor amigo, Alex, es dueño de una compañía de seguridad que instala alarmas anti robo en casas de Detroit. De ese modo, Alex, Rocky y el novio de ella se dedican a meterse a las casas protegidas por estos sistemas de seguridad a robar. No roban mucho para que la compañía del padre de Alex no se meta en problemas y para que la ley no pueda afectarlos si los llegan a atrapar.

La cosa es que les dan muy poco por lo que roban y la situación con la madre de Rocky es cada vez peor. Ella quiere huir de la ciudad y sacar a su hermanita de esa casa de pesadilla. Así que los tres deciden meterse a robar a casa de un ciego que vive en un barrio abandonado y que, al parecer, recibió un montón de dinero al ganarle la demanda a una chica rica que mató a su hija en un accidente automovilístico.

Con amplia experiencia robando casas, el plan parece muy sencillo, sobre todo cuando el dueño de la casa es un viejo ciego que no es amenazante en ningún sentido. Lo que no saben es que el tipo es un ex militar que los encierra dentro de su casa y que no se detendrá ante nada para acabar con quienes han invadido su propiedad. Ahora tendrán que andar en silencio si no quieren perder la vida.

Primero que nada, soy un ávido buscador de cine de terror que verdaderamente me asuste. Que me asuste, repito. No que me haga pegar de brincos con pájaritos que se escapan de muebles o personajes que salen de una esquina de manera inesperada. Esos son sustitos baratos. Yo quiero que me asusten. Quiero que sea miedo lo que sienta al ver una película. En el caso de “No Respires”, el trailer y los comentarios de amigos en Facebook me hicieron pensar que ésta era la buena.

Aunque empieza muy bien, tengo que decir que muy rápido se deshace de todo lo que tiene como herramienta de terror y/o de suspenso. El ciego apareciendo sin que nadie lo escuche, en el momento menos pensado; las secuencias en la oscuridad, en donde vemos al ciego en su elemento mientras los protagonistas luchan por encontrar el camino en la oscuridad; todo eso está increíble la primera vez pero luego pierde fuerza.

Y es entonces cuando llega una vuelta de tuerca que muchos contactos de Facebook aplaudieron como el descubrimiento de la penicilina. Yo no vi venir específicamente de qué iba la vuelta, pero vi venir la vuelta a kilómetros. Cuando finalmente lo revelaron, pensé que tenía mucho sentido desde el punto de vista del guion, pero no fortaleció la historia en mucho, pues el descubrimiento no modifica la historia, que vuelve a ser lo mismo de antes: huir en la oscuridad, caminar despacio y ponerle palomita a cada cliché de película de terror (no dejar puertas abiertas, ir al piso superior, caerse tres pisos sin matarse, buscar la salida sin esperar a que amanezca, escapar en el último instante, etcétera.)

no-respires-fede-alvarez-director

Fede Álvarez, el director

Al final, la película estuvo muy entretenida, pero ya saben qué pienso yo de eso: actualmente cualquiera que tenga un guion medianamente decente entretiene, hay que ir más allá del entretenimiento. Una buena idea terminó convertida en una película de suspenso que atrapa, pero que no da miedo. No asusta. Cada cinco o diez minutos me hallaba frustrado por oportunidades desperdiciadas y, desde luego, por el final feliz forzado. ¿Qué trabajo cuesta o no hacer un final feliz o construir la historia para que éste no esté forzado?

Recomiendo “No Respires” para quienes gustan del cine de suspenso, pues tiene momentos muy bien logrados en este sentido. Si quieres asustarte no vas a encontrar nada aquí. Si quieres una película novedosa con una narrativa de terror creativa, tampoco vas a encontrar nada. Si quieres sorpresas que te levanten del asiento… tampoco, en realidad. Y finalmente, si quieres una película que exprese la podredumbre del ser humano que ha sufrido hasta ver su corazón hecho pomada… pues más o menos, aunque hay mejores expresiones de eso en otras cintas.

¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s