Película. Doctor Strange: Hechicero Supremo (Doctor Strange) – Scott Derrickson, 2016.

Una película más del universo fílmico de Marvel. Ahora nos presenta a un superhéroe que no es tan reconocido como el Capitán América o Iron Man: Doctor Strange. La verdad es que no sabía absolutamente nada de este personaje, pero amigos de absoluta confianza me dijeron que la película es buenísima. Si a eso le sumamos que el Universo de Marvel en los cines me gusta bastante y que ésta es una nueva presentación que se aleja de juntarme a los Avengers como ha venido pasando últimamente… pues tenía buena pinta.

strange-poster

Stephen Strange es un neurocirujano exitoso y bastante ególatra con un futuro garantizado tanto profesional como económicamente. Esto es, hasta que un desafortunado accidente automovilístico lo deja con las manos rotas y los nervios afectados. A pesar de que se gasta toda su fortuna en operaciones y tratamientos para recuperar el movimiento fino que es la base de su vida, nada parece funcionar.

Aunque es un hombre de ciencia que rechaza la espiritualidad, la necesidad lo termina llevando a un templo en Nepal, en donde parece que se llevan a cabo curaciones de naturaleza milagrosa. Ahí, conoce a El Ancestral, cabeza de una orden de hechiceros que dominan las artes marciales y son capaces de manipular la realidad a partir de verdadera magia. Al principio su mentalidad materialista lo lleva a rechazar todo aquello, pero la evidencia termina por vencerlo y finalmente se entrega al aprendizaje de esas nuevas artes.

Justo cuando todo parece pura felicidad, Strange y su gente se ven amenazados por Kaecilius, un ex-miembro de la orden que quiere destruir el escudo que proteje a la tierra del malvado Dormammu, el amo de la dimensión oscura. Si el escudo cae, entonces el planeta y todos sus habitantes serán tragados por la oscuridad y la muerte. Le corresponde a Strange y sus compañeros enfrentarse a Kaecilius para salvar a la humanidad.

strange-edificios

Primero que nada, tengo que decir que ya extrañaba una historia de origen de parte de Marvel. La última vez que vimos a un héroe surgir con su primer cinta fue en Ant-Man el año pasado, así que ya tenía ganas de un hombre común y corriente viéndose obligado a lidiar con nuevos poderes y situaciones extraordinarias. En este sentido, “Doctor Strange” me encantó. La presentación del personaje, su caída y el hallazgo de una nueva vida que hace palidecer aquella que tanto luchó por recuperar me recordaron lo que sentí al ver la primera entrega de “Iron Man” y que creo que no había vuelto a sentir desde entonces.

Hay quienes dicen que Strange tiene una personalidad muy similar a la de Tony Stark (ricos, buenos en lo que hacen, inteligentes, ególatras) pero creo que hay diferencias de personalidad que, aunque sutiles, los separan de manera efectiva. Es por eso que muero de ganas de ver a los dos personajes juntos en entregas futuras del universo cinematográfico de Marvel. Para terminar ese punto, Strange es un personaje atractivo y bien construido, uno de los más entregados que he visto hasta ahora. A diferencia de otros millonarios como Bruce Wayne o Tony Stark, Strange pierde su fortuna y deja absolutamente toda su vida pasada por entregarse a la protección del planeta.

Benedict Cumberbatch me encantó en el papel. Insisto: nunca he leído el cómic del Doctor Strange, ni siquiera conocía al personaje antes de ver esta película, pero me pareció una representación honesta, entregada y convincente. En ocasiones su acento norteamericano no le funciona y lo inglés se le sale cada tres palabras, pero fuera de eso me parece que tiene todo el porte para representar a un Hechicero Supremo.

strange-el-director

Scott Derrickson, el director

Una de mis quejas hacia la película es el villano. Quitando a Loki, no encuentro un antagonista valioso en el universo fílmico de Marvel. Red Skull, que podía haber sido valioso, fue horriblemente desaprovechado en “Capitán América: El Primer Vengador”, y de “El Mandarín” ni hablemos, que me da urticaria. Aquí tenemos por un lado a Kaecilius (villano malvado, feo, amenazante y peleonero número 25) y por el otro a Dormammu (villano súper poderoso, malísimo, gigante, animado a computadora). Y, como en la mayoría de las películas de Marvel, Kaecilius (que lleva horas masacrando a un montón de hechiceros) termina cayendo en cinco minutos cuando el guion así lo necesita.

La forma en que Strange vence a Dormammu es muy creativa y me parece un elemento fabuloso del guion. Sin embargo, no puedo dejar de quejarme de que el villano principal de Strange sea una especie de planeta que nos recuerda a bacterias a través de un microscopio y que su rostro esté animado de entre estructuras como de piedra, igual a tantos que hemos visto antes. Un villano gigante, poderosísimo y que, al final, es vencido de cualquier manera. ¿Cuándo Marvel nos va a entregar villanos verdaderamente eficientes?

Y no me puedo despedir sin dos comentarios más. El primero son los efectos especiales. La película está brutal en este sentido. Actualmente vemos cine atascado de efectos especiales todo el tiempo. Es por eso que su mera presencia ya no hace una película atractiva (a George Lucas le hubiera venido bien saberlo). Ahora necesitamos dos cosas más: primero, que los efectos especiales salgan de lo común y, segundo, que los efectos especiales estén la servicio de la historia. Creo que los efectos en Dr. Strange logran ambas cosas.

strange-infinity-stone

Finalmente, la música. Michael Giacchino, en quien tengo todo mi amor puesto luego del trabajo extraodinario que hizo en “Lost”, nos entrega otra banda sonora buenísima. A diferencia de la banda sonora de “Los Avengers” y sus secuelas (incluyendo “Capitán América: Civil War”), ésta sí tiene elementos de introspección cuando son necesarios y momentos épicos inolvidables. Bravo por el soundtrack de esta película, ya me estaba haciendo a la idea de que Marvel se andaba enamorando de la música de elevador.

Vayan a ver “Doctor Strange”. Primero, porque la necesitan para seguir entendiendo toda la línea del universo de Marvel pero, más que nada, porque está buena, porque está emocionante, porque está bien escrita, porque sus efectos son bellísimos. Veanla ya ya.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Un pensamiento en “Película. Doctor Strange: Hechicero Supremo (Doctor Strange) – Scott Derrickson, 2016.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s