Película. La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast) – Bill Condon, 2017.

“La Bella y la Bestia” nunca ha sido de mis películas favoritas del famoso “renacimiento” de Disney. Sin embargo, me preocupé cuando supe que iban a hacer la versión con actores, ¿por qué? Porque desde mi punto de vista, Disney apesta pasando sus caricaturas a versiones con actores. “La Cenicienta” no me gusta del todo y “Maléfica” es una cosa espeluznante. Además, Emma Watson no es cantante… Así que fui al cine con un poco de ansiedad. Aquí les dejo la opinión luego de los créditos finales.

Sólo alguien que lleva 50 años con la cabeza metida debajo de una piedra no se sabe de qué se trata “La Bella y la  Bestia” en alguna de sus tantas adaptaciones. La de Disney nos cuenta la historia de Bella, una chica adelantada a su tiempo que vive en un pueblo aburrido y rutinario del que quisiera escapar. El capitán Gastón, un militar narcisista y supérfluo, insiste en casarse con ella a como dé lugar, lo que tiene a Bella completamente desinteresada.

Un día, el padre de Bella se pierde en el bosque y termina prisionero de un hombre-bestia que vive en un castillo encantado. Antaño era un príncipe, pero una hechicera lo castigó convirtiéndolo en un monstruo, además de que hizo que el mundo entero se olvidara de su existencia y que cada uno de sus empleados se transformara lentamente en un objeto. Sólo si una mujer se enamoraba de la Bestia, el hechizo se rompería.

Cuando Bella se entera que su papá está encerrado en el castillo, toma su lugar como prisionera. Los empleados convertidos en objetos renuevan sus esperanzas, pues es quizá ella quien ayude a la Bestia a romper el hechizo. Pero ella esta ahí como prisionera y su captor no es el ser más tierno y lindo del mundo. ¿Quién podría alguna vez amar a una Bestia?

Uno de los grandes problemas de este tipo de películas es que las comparaciones son inevitables. “La Bella y la Bestia” llega para contarnos una historia que está en los corazones de muchas generaciones desde hace mucho. La última película animada nominada a mejor película en los Óscares, tan amada que fue adaptada al teatro musical también con enorme éxito. La primera crítica de muchos reside no en su propio valor sino en cómo descompusieron escenas de la versión animada, como no respetaron tal diálogo, tal momento, tal canción. Y entonces no es una película que debe ser valiosa por sí misma, sino en comparación a otras dos versiones previas.

En este sentido, agradezco la mayoría de los cambios. La nueva versión de la “Bella y la Bestia” parcha algunos de los errores argumentales nunca explicados en la original. ¿Por qué nadie en el pueblo sabía que había un castillo en el bosque? ¿Por qué nadie estaba consciente de que el pueblo era parte de un principado? ¿De dónde salieron los empleados del castillo si no de las villas circundantes? ¿Por qué un príncipe no sabría leer? ¿Cómo Bella pudo subir a la Bestia al caballo luego de que fue herido por los lobos? ¿Qué edad tenía Chip cuando fue convertido en taza si todo sucedió diez años atrás? Todos estos problemas son corregidos en la nueva película.

Eso sin contar a la bestia transformada en hombre. El personaje en la versión animada era un cero a la izquierda, un pálido fantasma de cuando era la Bestia. El nuevo príncipe es amoroso, orgulloso, real. Su último “diálogo” (ese rugido divertido y cómplice con Bella) es un momento que lo humaniza de forma que la versión animada nunca pudo. Y el comentario de Bella: “deberías dejarte la barba” los convierte en dos amantes que son también amigos, no en el cuadro bonito pero superficial de la versión animada (lo mismo que, una hora antes, hace el diálogo “¿Y ahora haces chistes?”)

Bill Condon, el director

Los cambios que no me gustaron son muy pocos, como la librería convertida en un templo cristiano que presta libros ¿como para qué? O la forma en la que el pueblo está apretado en un espacio de dos por dos, se nota a leguas que es un set, no es igual a la villa llena de vida que nos presenta la película animada. Tampoco me encantó Agatha, ¿por qué tuvieron que meter a la hechicera durante toda la historia? Era claro que el hechizo era automático, no la necesitábamos a ella siempre presente… y que sea quien finaliza el hechizo en persona me pareció innecesario. Finalmente, tampoco me gustó que hayan eliminado la humillación de Gastón, creo que era importante para comprender el arco del personaje, le daba al tipo mucho más elementos para insistir de forma tan violenta en su compromiso con Bella.

También considero innecesarios ambas escenas de analepsis a la infancia de la Bestia y de Bella. Los dos son huérfanos, eso lo sabemos, lo demás es poco importante. Sabemos que el papá de ella amaba a su madre, no necesitamos una historia de porque tuvo que dejarla. También sabemos que la Bestia era un niño mimado y cruel antes de ser transformado, no necesitamos saber que fue por un padre abusivo. Y, pegado a esto, obvio no me encantó el libro que “teletransporta” a la Bestia a donde sea, un elemento que fue insertado sólo para podernos mostrar este innecesario flashback.

Ahora al comentario políticamente incorrecto. No me gustó que la película fuera políticamente correcta. TAN políticamente correcta. ¿A qué me refiero? En esa época no había personas de raza negra dentro de la nobleza francesa. Sí, aquí es donde me avientan de jitomatazos por racista, pero no importa, la película prefiere ser “diversa” que clara. Y me pueden decir: “¡Es una película de fantasía, amargado, no te quejes de que haya negros si hay espejos mágicos y candelabros que hablan!” A lo que respondería que entonces ¿por qué buscar ser tan atinados en todos los demás elementos históricos como el vestuario, la arquitectura, las armas, etcétera? No, no, detrás de esto hay la necesidad de la película de evitar un montón de señalamientos y etiquetas de “película racista”.

Lo mismo sucede con Lefou. En todas sus escenas se tiene que mostrar que es homosexual. Ah, porque debía haber un personaje homosexual para no ser “heteronormativos”. En la necesidad de darle a la homosexualidad una representación en la película hacen, creo yo, lo contrario a lo que buscan: limitan a un personaje a su inclinación sexual. Tenemos al “personaje gay” como las películas de adolescentes de los noventa tenían al “personaje negro”. La característica más llamativa de Lefou es que es gay. ¿De verdad un personaje gay no puede ser otra cosa más que gay? Por un lado es un gran Lefou, dejó de ser un simple elemento de comedia simplona para convertirse en un personaje con un conflicto que resolver. Pero el director está más interesado en decirnos que es gay (y que eso es gracioso) a mostrarnos a un personaje del que ser gay es sólo uno de sus elementos.

Ya para terminar, tengo que decir que me puso un poco triste que no utilizaran ninguna de las canciones originales de la obra musical de Broadway. Mantuvieron las de la película animada y añadieron dos o tres canciones totalmente nuevas. Una de las canciones nuevas me pareció buenísima, las otras son totalmente olvidables desde mi punto de vista. Pero de todos modos, eso mostró que los cineastas quisieron hacer una reinterpretación de la historia y no sólo una vil traducción de un medio a otro y eso, sin duda, lo agradezco profundamente.

¿Cuál me gustó más? Las tres me gustan. Me gusta la animada, me gusta la obra de teatro y me gusta la película de 2017. Las tres tienen sus cosas buenísimas y sus metidas de pata; las tres tienen canciones hermosas y momentos muy bien logrados. ¿Con cuál me quedo? Con las tres. No sean amargados, no odien ésta por no tener X momento de la animada, o haberse saltado Y diálogo. Son dos productos diferentes y podemos amar los dos.

¡Buena suerte!

Anuncios

Un pensamiento en “Película. La Bella y la Bestia (Beauty and the Beast) – Bill Condon, 2017.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s