Película. “Thor: Ragnarok” – Taika Waititi, 2017.

No puedo negar que las películas del Universo Marvel ya me están cansando. No recuerdo cuál fue la última que me pareció verdaderamente buena. Este fin de semana se acaba de estrenar la tercera parte (y presumiblemente última) de Thor, Ragnarok. Fui a verla, primero, porque no entiendo. Segundo, porque escuché comentarios muy buenos de gente de buenos gustos. Tercero, porque no podía dejar de incluirla en este blog, así que ya de una vez vamos a ello.

Thor - Poster

Dos años después de los hechos sucedidos en “Avengers: La Era de Ultrón”, Odín, el padre de Thor y Loki, muere. Su presencia en el universo era lo único que mantenía a raya a su primera hija, Hela, la diosa de la guerra. Pero ahora que el viejo ya no está, ella regresa para traer consigo la destrucción y la muerte.

Cuando Thor y Loki intentan que ella no llegue a Asgard, su reino natal, se dan cuenta que ella es excesivamente poderosa. Ninguno logra detenerla, pero en el intento ambos terminan en un planeta que acepta los desechos de todo el universo, gobernado por un tipo que es fanático de las peleas a muerte en la arena.

Thor se convierte en el mejor nuevo contrincante para el campeón reinante de la arena, que resulta, ser Hulk. Mientras ambos son obligados a pelear para la diversión de todos los habitantes del planeta, Hela está persiguiendo y asesinando a los civiles de Asgard. Thor tiene que arreglárselas para dejar atrás el planeta de la basura e intentar detener a su hermana antes de que tenga la fuerza suficiente para conquistar el universo entero.

Thor - Basura

Esta película es muy diferente a las dos anteriores de “Thor” en casi todos los sentidos. El visual, el musical, el tono de la historia, el guion… todo. ¿Eso es algo bueno? Pues si han leído mis textos de las primeras dos entregas, estarán enterado de que nunca he sido fanático de las películas del dios del trueno y pensarán que es bueno… Pues no, es malo.

¿Por qué? Porque ya me cansé de Marvel. Entiendo que no quieren ser oscuros y depresivos como lo son las películas de “DC Comics”. Entiendo que quieren dejarle a Batman y a Superman la depresión, la oscuridad y las lágrimas. Pero también cansa que se vayan al otro extremo. De un tiempo para acá las películas de Marvel ya no son cine de superhéroes, son comedias.

Me acuerdo de aquél gran año para las adaptaciones de cómics, 2008, hace ya casi diez años. “El Caballero de la Noche”, “Iron Man” y “El Increíble Hulk” nos demostraron que el cine de cómics podía tener guiones bien escritos, podía ser crítico, podía señalar problemas sociales, económicos y emocionales. Hoy no pasamos del chiste fácil o, peor aún, de momentos épicos interrumpidos para sacarle al público la sonrisa barata.

Eso es “Thor: Ragnarok”. Primero tenemos al protagonista hablando con el personaje que es capaz de destruir por completo Asgard, una criatura temible de fuego y muerte. ¿Qué hace el guion? Llenar el asunto de chistes. Entonces el destructor de Asgard, aquél que según la profecía destruirá la ciudad de los dioses, es una cosa simpática y se le puede interrumpir con chistes. La película deja claro el tono desde los primeros cinco minutos, eso no significa que sea algo positivo.

Thor - Hulk

Luego nos encontramos con el “villano” de la primera mitad, representado por Jeff Goldblum que, en este papel, más que nunca antes, no hace el menor esfuerzo por ser tantito menos Goldblum. ¡Que alguien lo dirija, por favor! ¿Y qué hace Goldblum? Ver pelear a Thor y a Hulk en una secuencia “emocionante” en donde vemos los mismos y siempre gastados efectos visuales de siempre: personajes que son lanzados por el aire para dar con la espalda en un muro o columna. El muro se hace pedazos y el personaje se levanta sin siquiera un moretón para continuar peleando como si nada. Un guiño a la primera entrega de “Los Avengers” y vámonos a lo que sigue. El guion ni siquiera tiene la forma de cerrar la pelea, la cortan antes de terminar y a otra cosa, mariposa.

¿Se acuerdan del Hulk y del Bruce Banner de la primera parte? No olvidemos que, se supone, que este Hulk es el de Edward Norton. Ese personaje tenía conflictos, pero también era amoroso, estaba entregado a su trabajo y lleno de esperanza. Este Hulk es un chiste, punto, no es otra cosa. Cada segundo de su presencia en pantalla, como Hulk o como Banner, le apunta al chiste fácil. Aún en “The Avengers” nos presentaron a ese Dr. Banner turbado por su problema, frustrado por su incapacidad para controlar sus poderes. Adiós a ese personaje, Banner (y Hulk) son el “comic relief” en una película que ya es de comedia en sí misma.

Cate Blanchet, como siempre, actúa muy bien. ¿Pero qué hace la villana? Lo mismo que hacen todos los villanos de Marvel excepto Loki: matar sin que la confronten los protagonistas, hacer sufrir al inocente. Matar. Matar. Ser malvada… y claro, hacer cosas malosas con sonrisa macabra mientras la película pone a los héroes en situaciones chistosas (ya no peligrosas, ahora se le tira a lo gracioso).

Thor - Valquiria

¿Se acuerdan del villano de “Thor”? ¿Se acuerdan que él mismo casi hace pomada Nueva York en “Los Avengers”? ¿Se acuerdan de cómo reaccionó el personaje a la muerte de su madre? ¿De cómo usurpó el trono? Ah, pues Loki también es un walking punchline en esta película. Aparece para ser guapo, gracioso e inútil. Ya no es creativo, ya no sorprende y, sobre todo, ya nadie se acuerda que, a como están las cosas, es el villano más malvado de lo que va del Universo Cinematográfico de Marvel. ¿Qué está pasando con estas películas?

Lo que más me saca de quicio es que entiendo los chistes de vez en cuando, va, están buenos. Un chiste para romper la tensión de una secuencia de acción está muy bien. Pero chiste tras chiste tras chiste es insoportable. Y no es que sea un amargado, sino que estamos olvidando qué tipo de películas nos están entregando. Ya me cansé de esta formulita de interrumpir momentos épicos extraordinarios con un chistecito. Sí, la gente se ríe, pero caramba… no.

En “Dr. Strange”, luego de la escena que presenta al personaje como tal, confiado en sus poderes por primera vez… chistecito. Aquí lo mismo, el final tiene un chiste en un momento épico de cierre que es una broma larga que no cabía, ¿para qué la ponen? Entiendo que abusen de los chistes en las dos de “Guardianes de la Galaxia” porque así fue desde el inicio (y, aun así, tiene momentos preciosos echados a perder por bromas idiotas). Pero si comparamos esta de “Thor” con sus predecesoras… O este Universo Marvel con aquél de 2008 y 2009, por favor, ¿qué están haciendo? ¿Por qué alejarse de sus mejores guiones (como ”Iron Man” o “Soldado de Invierno”) para hacer comedias?

Thor - Taika Waititi

Taika Waititi, el director

Ah, y bueno, no podía dejar de ser Marvel sin meter con calzador a otros personajes de películas anteriores. Aquí, toda la secuencia con el Dr. Strange está nada más porque vimos a Thor en la escena post-créditos de “Dr. Strange”… pero cuando conectamos dos neuronas para intentar entender qué hace en la maldita película, no tiene el menor de los sentidos. Eso sin contar las menciones a Tony Stark cada media hora. ¡Sí, ya entendimos que Iron Man es el más popular de los Avengers, nos lo recuerdan dos veces al año, gracias!

Pasando a otras amarguras: la música electrónica, las canciones en escenas de batalla… Coño, no es “Guardianes de la Galaxia”, insisto. “¡Bueno, pero al menos es épica!”, podrían decirme y mi respuesta es que se siente barata. Ojo, entiendo que no lo fue, pero si quitamos absolutamente todas las imágenes generadas por computadora, toda la historia se desarrolla en cuatro o cinco sets que se sienten armados con prisa. No encontré en esta película amor al detalle, no vi un diseño de producción atento y original. Todas las escenas en el planeta de la basura se sienten reusadas de otras películas y la historia hace algo que aún no logro comprender: se la pasa media película en ese planeta y, a la vez, se siente que están de paso, que hay que hacerlo de prisa.

“Bueno, pero al menos está emocionante”. ¿Por qué habría de emocionarme si sé que ningún personaje está en peligro? Marvel ya nos demostró que de aquí a “Infinity War” a los héroes no les van a tocar un pelo. Loki sobrevive lo que sea, Hulk no se muere ni aunque le caiga encima un edificio (de hecho, un perro gigante le entierra un colmillo y esa herida desaparece por arte de magia… esa magia que usa Spider Man para olvidarse de un balazo en el muslo, o aquella que ayudó a sobrevivir a Bruce Wayne a pesar de que le metieron un puñal entre las costillas), y el único personaje que muere es nuevo y no damos un centavo por él.

Thor - Gran maestro

¿Me reí? No. Pero yo casi no me río en el cine. ¿Se rio la sala que estaba atascada hasta la última butaca? Se rio en menos de la mitad de los chistes y se carcajeó con uno solo. Al final del clímax, lo que debió ser una secuencia desgarradora está destrozada por chistecitos de un personaje que no cabe en una película de Thor pero que está aquí porque… ya no sé ni por qué diablos está aquí.

Ya para cerrar sólo puedo decir que ciertamente la película está entretenida. Vaya, nadie se va a quedar dormido viéndola. Pero no pasa de eso y Marvel ha demostrado que puede hacerlo infinitamente mejor. Creo que estos personajes merecen más que películas producidas para vender juguetes. Los comics tienen mucho más que ofrecer que lo que estos guionistas están poniendo sobre la mesa. Porque, además, con un guion maravilloso o con un guion pésimo, ¡los juguetes se venden igual! Entiendo, no todas las películas basadas en comics tienen que ser “El Caballero de la Noche” o “Logan”, pero que tampoco busquen que las coloquen en el área de “Películas familiares de comedia” de Netflix.

¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s