Libro. El Laberinto de los Espíritus – Carlos Ruiz Zafón, 2017.

Hace unos años me recomendaron “La Sombra del Viento” y desde entonces soy fan de Zafón y del Cementerio de los Libros Olvidados. El cuarto y último volumen de la saga ha sido publicado. Después de una tercera parte que me dejó mucho que desear, ¿qué tal está la cuarta?

Laberinto - Portada

Fermín Romero de Torres, ya amado personaje de la saga, acaba de llegar a la ciudad luego de haber estado en la prisión manejada por el cruel Mauricio Valls y haber vivido los hechos narrados en “El Prisionero del Cielo”.

Durante el bombardeo de Barcelona de 1938, salva de la muerte a Alicia Gris. Muchos años después, Alicia es una eficiente investigadora que trabaja para Leandro, el misterioso y frío jefe de una unidad operativa de investigación. Él la manda a trabajar junto al agente Vargas, de la policía española, para encontrar a Mauricio Valls.

En la búsqueda de quien ahora es un importante miembro del gobierno franquista, Alicia y Vargas tendrán que enfrentarse a la traición y el peligro a la vez que se internan en las zonas más oscuras y corruptas de una Barcelona que, lejos de ser la ciudad culta que la afama, se convierte en el laberinto de los espíritus.

Laberinto - Bombardeo de Barcelona

Si quieren saber qué opinión tengo de “El Juego del Ángel” y “El Prisionero del cielo”, pueden visitar estos dos links. Aún no abría el blog cuando leí “La Sombra del Viento”, así que les debo esa:  El Juego del Ángel.  / El Prisionero del Cielo.

Algo que no me gustó de la tercera entrega es que, a diferencia de las dos primeras, no seguía un solo misterio, ni había un trabajo de detectives por parte de los personajes y el lector en su compañía. En esta novela eso es resuelto de forma satisfactoria. Ruiz Zafón construye un misterio que atrapa desde las primeras páginas.

Esta novela se siente bien pensada, bien planeada. Hay tantos detalles tan interesantes que hasta se antoja que tuvieran su propia novela. El autor no se limita en impresionarnos con la pericia de Alicia Gris en el mundo de la investigación. No nos dice que es buena, la vemos siendo buena. Es quizá uno de los personajes más interesantes de Ruiz Zafón.

Alicia está maravillosamente bien construida, es humana hasta el tuétano. Dura por un pasado de dolor, pero con un deseo de amor incesante. Quiere extender la mano para alcanzar el cariño y la retira, sabiendo que su pasado no le da para ello. Aunque muere por tener compañía, ella misma se aísla. Merece, pero no cree merecer y, mientras tanto, puede entrar y salid de la oscuridad con una facilidad que no cualquiera.

Laberinto - Cementerio

Aunque le encanta trabajar sola, hace una mancuerna increíble con Vargas. Lo primero que nos compra de ese personaje (misma cosa que lo une a Alicia) es lo respetuoso que es y lo poco que le importan las etiquetas. Vargas es un viejo lobo de mar que es inteligente, sabio, pero a la vez devaluado. La relación entre ambos personajes, con sus claroscuros y necesidades infantiles bien cubiertas, es de las cosas más interesantes de la novela.

Como en las primeras entregas, todo lo que parece ser no es y el misterio da varias vueltas de tuerca. Algunas las vemos venir a kilómetros y otras no, pero las dos se sienten muy bien y emocionan de la misma forma. Esto es… hasta que el misterio termina y la novela se convierte en otra cosa.

¡Y la ambientación! Bravo, caramba. El lector se pierde entre las calles de Barcelona. Pero va más allá de eso, pues aquello se lograría sólo con descripción. No. Aquí hablamos de una creación de ambientes a través de la palabra. No sentimos sólo la ciudad sino su historia, la vida, la muerte, el amor, el dolor, la esperanza y la oscuridad. La novela arroja luz sobre todas las tonalidades de gris entre el bien y el mal, que no existen ni en la realidad ni en este laberinto espiritual.

A ver, entiendo que la saga de cuatro novelas de “El Cementerio de los Libros Olvidados” tiene como protagonistas (ya sea que estén en primera línea o en el fondo) a los miembros de la familia Sempere. Pero aquí, más que en las historias anteriores, se sienten metidos con calzador en algunos momentos. No en todos, pero en ocasiones el autor se desvía mucho de la historia central para contarnos cómo van los Sempere, algo que no hubo necesidad de hacer en “El Juego del Ángel” y que sobra durísimo en “El Prisionero del Cielo”.

Laberinto - Autor

Carlos Ruiz Zafón, el autor

Se siente muy duro cuando la novela pasa del misterio de Mauricio Valls a la resolución de cabos sueltos. El problema es que son cabos sueltos de cuatro novelas completas, lo que dibuja una línea demasiado tajante en la narrativa. De repente nos empiezan a cerrar misterios de la segunda novela, luego de la tercera… Entiendo que ésta es la última de la colección, pero parecen dos libros en lugar de uno. La mayoría del libro nos narra un misterio con una protagonista y una intención. De repente ya tenemos otros protagonistas, otros narradores y, de Alicia Gris ya poco sabemos.

Ruiz Zafón siente la necesidad de cerrar muchas vidas. Nos habla en dos páginas de la muerte de unos personajes, el destino de otros, la ancianidad de otros. Entiendo que es el final y que mi respuesta afectiva se debe a que no quiero ver partir a estas personas, pero tampoco hacía falta hacer un cierre absoluto, menos como colofón (interminable) de una historia de misterio que llegó a una resolución hace 100 páginas.

Otra de mis quejas es que en las primeras novelas los personajes tenían una voz única. Ahora hay como cinco que hablan igual que Fermín, con esa verborrea culta y exagerada. ¿Por qué hay tantos Fermines? Luego tenemos al villano, que es una copia casi a la calca del antagonista de la primera novela. En la primera se llama Fumero, aquí se llama Hendaya, pero son la misma cosa.

Entiendo que estas novelas son una celebración a la literatura, un tributo al arte de escribir. Pero se entiende sin tenerlo que hacer tan obvio. No entiendo la necesidad de estas largas escenas en donde Daniel Sempere sencillamente no puede escribir porque no tiene talento de novelista. O que el autor requiera que las historias que se narran en estas novelas sean una historia dentro de una historia escritas por un personaje, pero publicadas a nombre de otro. O que todo sea un diario o una memoria, pero escrito con lenguaje de novela… ¿Como para qué? ¿Por qué no puede simplemente contarnos la historia y ya?

Laberinto - Barcelona

Por ello divido el libro en dos partes. Toda la primera parte, el misterio de la desaparición de Valls, la investigación de Vargas y Alicia, las intrigas, las dobles intenciones y rostros ocultos, las vueltas de tuerca y las personalidades tan llamativas de estos dos personajes que hacen una mancuerna increíble. La segunda parte, la resolución de todos los cabos sueltos de las cuatro entregas juntas, se siente que no quiere estar ahí, sino que tiene que estar ahí. Nos saca de la línea principal y nos hace sentir que ya no estamos leyendo la misma novela.

¿Esto es odioso? No del todo, porque este cierre, aunque es largo como la Cuaresma, está escrito con la misma maestría que el resto de la novela y, como lectores, nos lleva a cuestionarnos la naturaleza de la valentía, del amor y subraya que todos los seres humanos estamos llenos de secretos. Nos enseña como las vidas destruidas están construidas sobre una mentira y la forma en la que el afecto guía nuestros pasos hasta las últimas consecuencias.

Bravo a Carlos Ruiz Zafón por escribir esta saga de novelas tan bien hechas. Insisto, la tercera no es tan buena, pero es mucho mejor que muchos otros libros que he leído. Al final del día, si vemos estas novelas como toda una sola historia, es una maravillosa historia, punto.

¿Recomiendo “El Laberinto de los Espíritus”? Desde luego que sí, con bombo y platillo. Pero, por favor, lean antes los tres anteriores o éste se les va a escapar cada tres páginas. No es una historia unitaria, al menos no si se quieren entender las implicaciones de cada detalle y cada misterio a la vuelta de la esquina.

¡Buena suerte!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s