Película. La Guerra de las Galaxias: Los Últimos Jedi (Star Wars: The Last Jedi) – Rian Johnson, 2017.

Después de dos años de espera, llega a los cines el nuevo episodio de la Guerra de las Galaxias. Como fan de la saga desde que tengo uso de memoria, estaba emocionado. Como soy de los que disfrutó mucho Episodio VII, quería saber cómo continuaba la historia. El trailer me encantó y me vendió una historia espectacular, así que no tardé en caer en el cine para la función de medianoche. Aquí mi punto de vista.

Last Jedi - Poster

No voy a resumir el argumento como acostumbro hacer en estos textos porque no quiero que sea más largo de lo que ya va a ser. Primero voy a hablar de lo bueno que encontré en esta cinta y luego de lo malo. Así que vamos a ello.

Primero lo bueno… Lo bueno es… esperen, algo debe haber… quizá este momento en donde… no, ese no. Quiza cuando… no, tampoco. Los Últimos Jedi no es un tropiezo en la saga de Star Wars, es un paso hacia el vacío. Después de esta película, ya no me emociona ver el episodio IX y mucho menos la nueva trilogía planeada que va a dirigir Rian Johnson en su totalidad. Episodio I y II son malas, mis quejas de ellas son muchas y, aun así, no salí del cine tan enojado y triste como salí de este pedazo de mierda.

No sobra decir que este texto está lleno de spoilers. Si no has visto la película no sigas adelante, porque te la voy echar a perder (si tal cosa es posible) por un lado, y no vas a entender las cosas a las que me refiero, por el otro.

Last Jedi - Luke

Vamos por partes, porque la película falla en todos los lugares donde puede fallar. Lo primero y más lamentable, lo que me destruyó como fan del cine y como fan Star Wars fue lo que la historia hace con Luke Skywalker en todos los sentidos. Todo mi ser se puso en guardia desde el primer segundo, cuando el personaje tiene en las manos uno de los objetos más significativos de la saga y el director “sorprende” con un chistecito que está completamente fuera de personaje y que destruye por completo el cliffhanger del episodio anterior.

En el Episodio VII nos prometieron que la historia de Luke con su primer grupo de alumnos sería interesante, pero no la vemos. Vemos tres versiones diferentes de su quiebre con Ben Solo que parecen filmadas con bajo presupuesto y listo. Eso sin contar que TODO el episodio VII se trató de conseguir un mapa que llevaba a Luke. Todos querían el mapa. Si la Resistencia encontraba a Luke primero, vencería. Si la Primera Orden encontraba primero a Luke y lo mataba, vencería. Pero en esta película encuentran a Luke y ni unos ni otros se ven afectados o beneficiados por ello. Todo el argumento del Episodio VII se va al caño de un plumazo.

¿Y quién es Luke? Pues básicamente después del Regreso del Jedi todo lo que Luke hizo con su vida fue abrir un templo, intentar entrenar a unos cuantos, no entrenarlos por la traición de su sobrino y, luego, de forma cobarde y pusilánime irse a esconder a una isla. ¿Vemos a un Luke poderoso? No. Vemos a un Luke chistoso por momentos y amargado por momentos. Tiene un par de diálogos interesantes y otro que es el ya obligado parche que une esta trilogía con la primera (Luke diciéndole “Darth Sidious” a Palpatine no tiene ningún sentido, nunca lo conoció como tal y ni Kenobi ni Yoda jamás lo mencionaron).

Esperaba que esta película hiciera con el regreso de Luke lo que “Rogue One” hizo con el regreso de Vader. Pero no tenemos una sola escena en donde podamos ver el poder de Luke. Nunca es lo sabio que merecía ni lo poderoso que merecía. No hay una sola escena en donde sobresalga ni en donde Mark Hamill pueda lucirse con este guion de tres pesos. La forma en que esta película destruye al gran protagonista de la primera saga es apabullante. Y, como Padme en el episodio III, se muere porque el guion así dice, sin razón alguna y, peor, intentando hacer una reminiscencia con uno de los mejores momentos en el cine de ciencia ficción con la doble puesta de soles. Lamentable.

Last Jedi - Leia

El enfrentamiento de Luke con Kylo Ren es un mal chiste. No sólo no es ni dramático ni emocionante, sino que sabemos desde el momento uno que el verdadero Luke no está ahí… el director por un lado lo hace obvio y, por el otro, espera que nos sorprendamos durísimo cuando por fin saca al conejo del sombrero. Luke debió brillar en su última aparición en la pantalla grande y hace todo lo contrario. Me enfurece lo que le hicieron al verdadero protagonista de la saga, con razón Mark Hamill detestó el guion desde el momento uno.

Luego del final de “El Regreso del Jedi” supondríamos que Yoda, Anakin y Kenobi visitan a Luke constantemente. Pues no, al parecer ninguno de ellos tres le ha dado un maldito segundo de apoyo respecto de lo sucedido, hasta que a Yoda le da por aparecer en una escena lamentable. El director decidió usar al Yoda chistoso. No… no… Yoda nunca fue chistoso. El “Yoda chistoso” de “El Imperio Contrataca” era una máscara del maestro Jedi para probar la paciencia de Luke, pero en cuanto se sabe que él es el gran guerrero vuelve a su actitud seria, serena y sabia. Yoda no es chistocito, que a Luke se le aparezca el Yoda chistocito no tiene el menor de los sentidos. ¿Y por qué no se apareció Kenobi? ¿Por qué no Anakin? Y no me digan que por los actores porque Christensen ahí está y si en Rogue One hicieron a Tarkin aquí podían hacer a Alec Guiness.

Ahora vayamos con Leia. Sabemos que Carrie Fisher murió, así que supose que moriría en esta película. Pues no, no muere. Ojo, no tengo problema con que no muriera, pero sí tengo problema con la secuencia del espacio. Si Leia hubiese muerto cuando el puente de mando vuela en pedazos habría sido increíble. Fue una escena que muestra el conflicto con Kylo Ren y que habría dado a Leia un final heróico. En lugar de eso, nos brindan un momento “Mary Poppins” que visualmente es una pena y temáticamente no viene al caso en una Leia que nunca ha usado la Fuerza.

¿Pero por qué salvar a Leia de forma tan forzada? Ah, pues porque el guion está atascado de Deus Ex Machinas hasta el cansancio. Finn se salva de forma forzada muchísimas veces, en ocasiones sin que exista el menor de los sentidos con la forma en que sobrevive y, más de una vez, dejándonos claro que esta película no tiene ni sacrificios ni mucho menos peligro para los protagonistas. En la escena de la nave partida en dos, se mueren tooooodos los Stormtroopers, pero Finn y Rose quedan ilesos. Son inmortales. Incluso cuando Phasma muere, todo el piso se viene abajo excepto el lugar en donde Finn está parado… ¡ah, que pereza de escritor!

Last Jedi - Héroes

Ya que mencioné a Phasma… ¿se acuerdan de cómo luego de que ella ni sobresalió en el Episodio VII nos dijeron durante dos años que en realidad era un gran personaje, pero aún no brillaba? Pues aquí brilla menos. La capitana de un stormtrooper traidor no puede con él y Finn la despacha en dos segundos con un Deus Ex Machina que tiene sentido en “Volver al Futuro 2”, no aquí. Esta Phasma es aún más lamentable que la del episodio anterior. Eso sin contar a Snoke. “El Despertar de la Fuerza” lo presentó como alguien muy poderoso, esta película nos muestra durante unos minutos que domina la Fuerza, que es una verdadera amenaza… caramba, incluso hay novelas del nuevo canon que dan a entender que Palpatine puede sentir el poder de Snoke y ello lo asusta.

Un villano tan bien presentado y que nos deja claro su poder hubiera sido un gran antagonista, pero no, se muere como un cretino. Un tipo que es capaz de torturar y comunicarse con la mente a través de años luz de distancia, un tipo que tiene controladas las mentes de otros personajes, un ser que puede leer fácilmente a Rey y Kylo ni sintió, ni percibió, ni oyó, ni vio la forma estúpida y facilista en que lo parten a la mitad. Y yo que pensaba que no había muerte más ridícula y forzada en Star Wars que la de Darth Maul. El director acaba de subir la barra. El guion escupe para arriba presentando a un villano interesantísimo para luego deshacerse de él de una forma burda, anticlimática y que va contra todo lo previamente construido.

Pero algo que me molestó mucho de esta película es que, por un lado, es la más larga de toda la saga y, por el otro, es la que tiene menos que contar. Toda la historia de Finn y Rose es inútil y sobrada. Todo el conflicto entre Poe Dameron y Holdo es una idiotez que se pudo resolver con un diálogo. ¿Por qué Holdo le esconde el plan a Poe Dameron? No tiene el menor de los sentidos, pero el guion necesita un conflicto idiota e innecesario para rellenar tiempo y para “atrapar” a la audiencia con un “misterio” de una posible traición. Todo el asunto del motín se pudo evitar con un maldito diálogo, insisto. ¿Y por qué Holdo? ¿Por qué un nuevo personaje? ¿Por qué no Ackbar? Ah, pues porque el director decidió que uno de los personajes más amados de la saga, en vez de irse como un héroe, sólo sea mencionado en un diálogo: “Ackbar y todos los demás están muertos”. No, pues muy bien.

¿Por qué Leia le dispara a Poe? Poe admira, adora y obedece a Leia… ah, no, en esta película no, porque este Poe no es el de la anterior. Aquél piloto inteligente, capaz, serio, ese militar envidiable aquí es como un adolescente desobediente. Qué capacidad del guionista para lograr que la mitad de sus protagonistas se porten diferente a como los habían establecido en las películas anteriores, incluyendo a los de la primera trilogía.

Last Jedi - Kylo

Dije que la historia de Finn y Rose es un inútil y sobrada. Pero también es contradictoria. A ver… Hux le dice a Snoke que las naves de la resistencia están siendo rastreadas. El malvado más desgraciado de la galaxia se sorprende y le dice a Hux que es un genio por ello. El rastreador está adentro de la nave de Snoke, ocupa el espacio de un cuarto de hotel, pero el usuario de la Fuerza más poderoso de la galaxia no sabe lo que carga en su propia nave… vaya cosa. Pero bueno, Finn y Rose quieren destruir el rastreador para que la nave principal de la resistencia pueda huir sin ser perseguida, a pesar de que eso es innecesario ya que el plan de Holdo (y Leia) era otro desde un principio. Pero dejemos eso de lado.

Como nadie en la Resistencia sabe abrir la puerta que guarda el rastreador (a pesar de que todas las puertas en Star Wars se abren de un disparo), le preguntan a Maz Kanata quién puede ayudarlos. Finn vio a Maz apenas unos minutos en la película anterior y Poe en teoría ni la conoce, pero vemos que sí… supongo que había que meter al personaje con calzador de alguna forma. Les dice que vayan a un planeta que es una copia de las Vegas a buscar al ÚNICO tipo de la galaxia que puede abrir la puerta. Así que, así sin más, los dos van a buscar al tipo.

En una secuencia que da pena, el director nos lleva a un planeta que no parece de Star Wars, se siente como película de James Bond. En muchos minutos sobrados, el Johnson interrumpe el argumento principal para meter a fuerza un tema sobre el respeto a los animales. De repente, la misión de encontrar al tipo que abre la puerta es menos importante que salvar caballos maltratados. Pero con salvar a sólo uno de ellos la misión ya valió la pena. ¡¿Qué cuernos le están haciendo a Star Wars?!

Eso sin contar que el “único” tipo que puede abrir la puerta no es único, pues un ladrón de poca monta también puede. El personaje de Benicio del Toro está ahí para meter un punto interesante sobre la guerra y el comercio, pero el tema ni siquiera se explora lo suficiente, como tampoco lo importante que es el equilibrio entre la luz y la oscuridad. Sí, Luke toca el tema, pero lo que debió ser la columna vertebral de la película y por qué los Jedi deben desaparecer, también quedó inexplorado en pro de escenas chistosas con Chewacca, que es un punchline caminando; las bromas de Rey haciendo enojar a quienes limpian el planeta de Luke (critaturas tan reales que merecían salir en la primera “Jumanji”); y la necesidad de vender muñecos de peluche de porgs, forzados e insoportables más que tiernos.

Last Jedi - Rian Johnson

Rian Johnson, el director

¿Y por qué tenían que destruir el rastreador? Para que la nave de Leia pudiera huir sin ser seguida. ¿Y por qué la Primera Orden no sólo la destruye? Ah, pues porque la gigantesca nave de Snoke no la alcanza. La nave de Leia es más rápida, de modo que la Primera Orden sólo puede dispararle desde la distancia sin destruirla. Entonces, los villanos necesitan que la nave de Leia se quede sin gasolina para poder hacerla pedazos. ¿Suena idiota? Sí. Mucho. Lo es. Sobre todo cuando sabemos que la nave de Snoke, gigante como es, debe cargar millones de tie fighters. ¿No? ¿Se le acabaron? Bueno, en el texto de inicio nos dicen que la Primera Orden ya tiene la galaxia dominada con su flota. ¡Llama otras naves más rápidas de otros rincones de la galaxia para que destruyan la de Leia! ¡Manda traer más naves con más tie fighters! En Star Wars los cruceros llegan de un punto de la galaxia a otro en dos segundos… ¿Por qué tienen que esperar a que se les acabe la gasolina? Todo el conflicto básico del filme se sostiene de una estupidez sin sentido. ¿Quién le dio luz verde a este guion de mierda?

Pasemos a otra cosa. Primera trilogía: para ser Jedi necesitas años. Segunda trilogía: para ser Jedi basta estudiar un año (o unos meses) con Yoda. Tercera trilogía: estudiar tú sola la espada contra una piedra y recibir de Luke tres inspiradoras sesiones sobre la Fuerza es suficiente para ser Jedi. Pero se pone peor. Luke no quiere entrenar a Rey. Luego que sí. Luego que no. Luego le da miedo que Rey sea poderosa por naturaleza… pero la entrena de todos modos. Luego la regaña por dejarse ir a la oscuridad sin problema… pero la entrena de todos modos. ¡Ponte de acuerdo, hombre!

Tengo mucho más que decir, pero este texto ya está siendo demasiado largo. La forma en que Rey pone su esperanza en Kylo Ren es forzada. La forma en que Kylo Ren pasa de ser aliado de Rey a ser su contrario es burda y facilista, un arco sin sentido, ni pies ni cabeza. Que la película termine con una Resistencia sin apoyo de absolutamente nadie pero que haya una esperanza de recibir apoyo sólo porque quince rebeldes se escapan no ayuda a la siguiente película. Que ahora el amor de Finn sea Rose y Rey le eche ojitos a Poe Dameron… Caramba, es que mientras más pienso en esta película más huecos le encuentro.

Pero va más allá de los huecos. Lo que Rian Johnson hizo con Star Wars no sólo fue contar una historia con huecos, eso lo han hecho todos los directores en todos los episodios. No nos contó una historia con cosas ilógicas y hechos que no tienen todo el sentido del mundo, eso lo han hecho todas. No. Mi problema es cómo destruyó personajes icónicos. Cómo deshizo arcos narrativos que tienen cuarenta años desarrollándose. Cómo fue en contra de la película anterior y de todas las demás de la saga. ¿Las precuelas están mal escritas? Ésta les dice “sostenme mi cerveza”. Lo que más me movió el tapete es que hasta la peor de las precuelas tiene momentos emocionantes, momentos épicos, secuencias o escenas que uno ve una y otra vez en el Blu-Ray. “Los Últimos Jedi” no tienen una sola. Es la primera película de “Star Wars” que no quiero volver a ver.

Last Jedi - Williams

Ya para cerrar, ni hablar de la música. Sí, John Williams dejó de ser EL John Williams desde hace mucho. Su banda sonora para Episodio VII tuvo sólo un par de temas interesantes (el tema de Rey o la marcha de la resistencia, por ejemplo). Este soundtrack no ofrece nada más que música reciclada de todas las demás películas. No los leitmotiv que son esperables, sino literalmente reciclaje. Muy triste.

No sé si la Primera Orden terminó con la esperanza en la Resistencia, pero Rian Johnson acabó con mi esperanza en Star Wars. No espero el episodio IX de Abrams ni me emociona… menos cuando leo a fans de la saga celebrando a “Los Últimos Jedi” como una de las mejores desde “El Imperio Contraataca”. Si a tanta gente le gustó, Disney va a seguir por el mismo camino, sobre todo porque 93% de críticas fueron positivas según Rotten Tomatoes. Así es como se termina la esperanza, citando a Padme Amidala, “con un aplauso ensordecedor”.

¡Buena Suerte!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s