Libro. “La Ladrona de Libros” (The Book Thief) – Markus Zusak, 2005.

Hace unos meses me recomendaron este libro, pero apenas ahora pude terminarlo. Sé que es tan popular que ya lo hicieron película. No la he visto, así que este texto se refiere únicamente a la novela. ¿Qué tal está “La Ladrona de Libros”? Aquí mi punto de vista.

Ladrona - Portada Español

Liesel es una niña que acaba de perder a su hermano. Camino hacia su nuevo hogar, el pequeño muere sobre la nieve. La Muerte, quien narra esta historia, nos informa que Liesel le pareció interesante desde entonces y que la encontró cara a cara en dos ocasiones más. La segunda, frente a un piloto muerto. La tercera, despues de un bombardeo.

Durante el entierro de su hermano, Liesel se roba un libro que encuntra tirado, un manual para enterradores, seguramente propiedad de uno de los trabajadores del cementario. Aunque todavía no sabe leer, toma el libro como un preciado tesoro, como si su hermano lo hubiese dejado para ella. Es el primer libro que robará, de muchos.

Pronto llega a la ciudad de XXXX, donde su mamá la deja con un matrimonio dispuesto a cuidarla. Ya no son jóvenes, pero están dispuestos a encargarse de la educación de la niña. Él es pintor y ella lava y plancha ropa de ricos. ¿Qué es lo llamativo de la historia?Que todos ellos son alemanes en tiempos del gobierno nacionalsocialista. Pronto, la persecución de los judios y las consecuencias de la Segunda Guerra Mundial llegarán a Liesel y cambiarán su vida para siempre.

Aunque el autor, en la voz de la Muerte, nos adelanta constantemente parte importante de la historia, nos tiene en la palma de su mano, ahora queremos saber qué sucederá en esos momentos, cómo se llega a ellos y cómo afecta a Liesel. Con esta técnica de hablarnos del futuro sin desvelarlo todo, el libro nos tiene en la orilla del asiento, no podemos dejar de leer para llegar a los momentos que sabemos que sucederán (aunque en ocasiones no queramos que sucedan).

Que la novela esté narrada por la muerte es quizá uno de sus aspectos más llamativos. El autor, al hablar con las palabras de la Muerte, tiene oportunidad de hacer análisis muy interesantes sobre la naturaleza de la vida, del amor, de la existencia, de la valentía, de la amistad. Esta no es la muerte malévola que estamos acostumbrados a ver en otros medios, sino todo lo contrario, nunca deja de decir lo cansado que es su trabajo, lo mucho que en ocasiones le lastima llevarse algunas almas y, al final del libro, incluso asegura que los seres humanos lo asustan.

Este no es un libro para sentirse bien, no es un libro de historias hermosas y finales felices. Es una historia que llena sus páginas con la realidad de la guerra, con el dolor de la pérdida, una novela que no se tienta el corazón en momentos en los que la vida real no se lo tentaría. Y ni la muerte, completamente en desacuerdo con lo que sucede, puede cambiar el rumbo de los actos humanos y sus consecuencias.

Cita uno

Otra cosa que me gustó mucho del libro es que vemos la Alemania nacionalsocialista desde dentro. Comúnmente los protagonistas de las historias de la Segunda Guerra Mundial son ingleses, norteamericanos o franceses que ven el gobierno de Hitler desde afuera. Aquí todos los personajes son alemanes y los vemos sufrir las consecuencias de las políticas del nacionalsocialismo. La novela humaniza a los alemanes que otros medios insisten en pintar de villanía.

Pero no es sólo una novela sobre la Alemania de aquél entonces, sino que toca otro tema de forma muy interesante. Sí, sin duda que habla de los judíos, del miedo al partido, del espionaje de Estado y del dolor de la guerra, pero también desarrolla el mundo de la literatura, el amor por los libros, la necesidad de los escritores de contar historias, una necesidad que va más allá de su debilidad, su miedo o su tristeza.

Liesel roba libros, primero, como amuletos y recordatorios de momentos importantes de su vida. Luego, como un vínculo con su padre adoptivo, quien la enseña a leer y utiliza los libros para ayudarla a lidiar con las pesadillas y otas dificultades de su vida. Luego, roba otro libro, y otro, y otro. Cada libro robado la vincula de manera profunda con un ser humano diferente: Max el judío, el partido nazi, la esposa del alcalde del pueblo, su mejor amigo…

Cita tres

Porque eso es otra cosa que resalto de esta novela: sus personajes son entrañables. Mi favorito fue el papá adoptivo de Liesel, aunque su mejor amigo, un niño rebelde llamado Rudy Steiner, también es una maravilla de personaje. El autor coloca todas las piezas en nuestro corazón para que el climax de la historia sea real, desgarrador y una más de las tantísimas llamadas de atención del arte sobre la guerra y la muerte y el sufrimiento que ésta causa.

Liesel es un personaje que nos conquista por sí misma y por sus relaciones con los demás. La amamos por cómo se relaciona con Rudy, la amamos por cómo se relaciona con su padre adoptivo, o con Max el judío o con su propia madre, que adora a la niña aunque por fuera sea puras majaderías, furia y quejas constantes. Hasta la Muerte en esta novela es un personaje entrañable y bien construido. Buena parte del libro se vendría abajo si no estuviera narrada por este oscuro destino.

Pero Liesel no es sólo sus relaciones con los demás, también es ella misma, con sus miedos, con su amor y, sobre todo, con sus contradicciones. La relación que tiene con la esposa del alcalde es interesantísima. Ama a esa mujer y, al mismo tiempo, le tiene rencor. Ambas sacan lo mejor de la otra, pero a Liesel la consume el cariño bañado por la culpa. El ser humano es contradictorio y voluble, Liesel lo demuestra con gran presteza, cuando tiene que lidiar con sentimientos que se contraponen en una sociedad occidental que detesta la contradicción como si fuera un vicio.

Ladrona - Autor Markus Zusak

Markus Zusak, el autor

Recomiendo que lean esta novela, que no es ni presuntuosa ni se extiende por cientos de miles de páginas. Es una historia concreta, dura y directa, escrita con un lenguaje bastante sencillo que la hace fácil de leer.  Además, incluye ilustraciones no de esas que intentan reemplazar nuestra imaginación, sino de aquellas que nos auxilian en la comprensión de los personajes y sus necesidades afectivas.

“La Ladrona de Libros” está llena de amor, de amistad, de sacrificio, pero no se acobarda cuando es tiempo de asegurar que todo el amor, la amistad y la entrega del mundo no son siempre suficiente y que la destrucción  acaba en dos segundos con lo que el cariño constrye durante meses o años.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Un pensamiento en “Libro. “La Ladrona de Libros” (The Book Thief) – Markus Zusak, 2005.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s