Película. “Llámame por tu nombre” (Call me by your name) – Luca Guadagnino, 2017.

Vi el trailer de esta película en el cine y llamó mi atención al instante por su atmósfera. Luego, comencé a recibir recomendaciones por todos lados y supe que era una coproducción de cuatro países dirigida por un italiano y que estaba nominada a los Óscares de mejor película, mejor actor, mejor guion adaptado y mejor canción. Corrí a verla en cuanto pude.

CMBYN - Poster

Oliver, un candidato a doctorado, llega a Italia para vivir durante todo el verano de 1983 con el Dr. Perlman, un experto en arqueología que necesita ayuda estructurando sus investigaciones. Ahí conoce a Elio, el hijo de Perlman, un chico de diecisiete años que es tímido e introvertido, con una enorme pasión por la lectura y la música. Poco a poco, Oliver se va adaptando a la  vida en Europa y logra construir vínculos de afecto con todos los miembros de la familia.

Al principio, Elio rechaza la llegada de Oliver, pues tiene que dejarle su habitación por todo el verano, además de que es todo lo contrario a él: despreocupado, extrovertido y escandaloso. No tarda en hablar un poco mal de él con sus padres, criticando la forma en que se despide, o el desinterés que muestra respecto a cosas que para él son importantes. Mientras tanto, Oliver está encantado de la vida y hasta inicia un amorío con una de las chicas del pueblo.

Esto es hasta que Elio y Oliver comienzan a pasar más tiempo juntos y a conocerse mejor. A pesar de la diferencia de edades, surge un interés entre ambos que va más allá de la amistad. Elio comienza a tener el despertar del deseo sexual hacia Oliver, pero no le dice nada. Oliver, nada tonto, percibe las inclinaciones de Elio. Ambos están metidos en relaciones heterosexuales y no saben cómo responder ante sus sentimientos, ni tienen certeza de que sean mutuos…

CMBYN - Arqueología

Antes de comenzar con otras cosas, quiero agradecerle al director el tiempo que se tomó en crear la atmósfera. El hombre aprovecha al cien por ciento sus locaciones. La casa de los Perlman es hermosa, rodeada de árboles de durazno y paisajes tremendos. No se molesta en tener prisa. Nos enseña con calma la alberca de piedra, la hierba, el calor del sol, la dulzura de los duraznos, el proceso de cocina, las comidas familiares… no tardamos mucho en sentir que estamos ahí, con los personajes. Además de ser una película es un viaje turístico en aquél pueblo italiano del que pronto formamos parte. Bravo por eso.

Dije arriba “el tiempo que se tomó” y lo digo porque al principio la película puede sentirse muy lenta para algunos espectadores, ya que al menos toda la primera parte tiene un ritmo que va paso a paso, muy despacio, sin que parezca que está pasando nada. Pero la realidad es que están pasando muchas cosas, sólo que se desarrollan como la vida misma: con calma, sin grandes dramas ni mayores aspavientos. El director, parece, direccionó su cámara ante la vida, que va poco a poco, sin que todos los días tenga que suceder algo extraordinario.

El cine comercial de amor nos tiene acostumbrados a que las cosas pasan rápido, a que las relaciones de pareja tienen que ir cubriendo cierta estructura argumental. Se deben enamorar rápido para que luego vengan las situaciones graciosas, luego las situaciones dramáticas, luego el quiebre y el intento por rescatar el amor. Luca Guadagnino dice “al diablo con eso” y hace algo que le quedó muy bien: nos presenta un amor de verano de dos personas que no tienen la certeza de gustarle al otro. Y, como en la vida real, eso toma tiempo. Elio no sabe si decirle o no a Oliver. Oliver no sabe cómo enterar a Elio. Ambos se mandan mensajes poco claros, ambos creen que están sobre-leyendo las intenciones del otro y se quedan igual. Así funciona el amor entre dos personajes de esta naturaleza y el director no lo resume, no pretende simplificarlo. Lo vemos desarrollarse en pantalla como es. Si lo vemos desde este punto de vista, toda esa primera mitad “lenta, en donde no pasa nada” está llena de contenido.

'Call Me By Your Name' film screening, Arrivals, New York, USA - 16 Nov 2017

Luca Guadagnino, el director

Algo que me impacta del arte cinematográfico es cómo una película de dos horas puede decir tanto. “Llámame por tu nombre” nos muestra el despertar sexual de Elio, su pasión por la música, su pasión por la lectura, lo acompañamos durante su actividad sexual con su novia francesa, lo vemos leyendo, nadando, asoléandose, comiendo, enamorándose, ilusionándose… Pero, además, eso no deja abandonados a los otros personajes y todavía el director se toma tiempo de mostrarnos la villa, los jardines, el pueblo, la relación entre los padres de Elio, el trabajo arqueológico del padre, el descubrimiento del arte, las visitas de diferentes amigos del matrimonio y sus excentricidades… Está llena de información en sus 130 minutos de duración y ni se siente… además es información que no sobra, conocemos mejor a los personajes, se desarrolla el argumento, se nos presenta la Italia del día a día, nos pone sobre la mesa el corazón humano en varias facetas. Vaya, qué forma de aprovechar dos horas de una forma en que películas como “El Hobbit” no pueden hacer nada de sus nueve.

La película no se mete en dilemas morales que sólo estorbarían al desarrollo de la historia, tales como la diferencia de edades, el amor homosexual, el amor entre dos hombres que tienen, ademas, relaciones heterosexuales. No es una apología de nada, no busca defender nada ni pretende dar enseñanzas a la audiencia. Quiere simplemente mostrarnos la historia de dos seres humanos que se encontraron casi por accidente y la forma en la que mutuamente hallan el amor que no esperaban pero que cambiará sus vidas para siempre. Sí, su relación sólo dura un verano, pero el director tampoco juzga los sentimientos intensos y verdaderos a partir de su duración. Transmite a la perfección la ilusión del amor verdadero y el hallazgo de esa persona por quien podríamos dar la vida sin cuestionarlo.

Las actuaciones son de aplaudirse. Sí, Timothée Chalamet ganó una nominación al Óscar y el Globo de Oro como mejor actor, pero eso no significa que los demás no estén también extraordinarios. Armie Hammer nos presenta a un Oliver de treinta años con el corazón de un adolescente y ni hablar de Michael Stuhlbarg, el padre de Elio, que con sólo unos minutos en pantalla de vez en vez no deja de ser una fuerza magnética durante toda la película. De hecho, este personaje carga uno de los mejores diálogos que he escuchado en muchos años. Casi al final de la película, el Dr. Perlman tiene con su hijo una conversación que es devastadora y maravillosa al mismo tiempo. Para mí, el mejor momento de toda la película.

CMBYN - Amor

El final de la película, el final exacto, el último plano, es una clase de actuación. Es un momento en que el director se atrevió a hacer algo que es cada vez menos común: confiar en tu actor y darle tiempo de comunicar lo necesario. Sin música exagerada que lo apoye en transmitir sus sentimientos, sin movimientos de cámara que distraigan… sólo el actor frente al fuego y nosotros, los espectadores,  metidos ahí de curiosos sin que él tenga noticia alguna de nuestra presencia.

¡Buena Suerte!

Anuncios

2 pensamientos en “Película. “Llámame por tu nombre” (Call me by your name) – Luca Guadagnino, 2017.

  1. Linette

    Por fin la vi, por fin pude leerte, y sí, como siempre, súper de acuerdo con todo lo que dices, es un filme que se siente real, cercano, súper disfrutable :’)

    Responder
  2. linettecotto

    Por fin la vi, por fin pude leerte, y sí, como siempre, súper de acuerdo con todo lo que dices, es un filme que se siente real, cercano, súper disfrutable :’)

    Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s