Película. “Paddington 2” – Paul King, 2017

Hace unos días, buscando la lista de las cien mejores películas de la historia, me encontré con que “Paddington 2”, a pesar de haberse estrenado hace tan poco, ya está en la lista de las diez mejores películas animadas de todos los tiempos. Y aunque no es propiamente cine animado, sino una combinación de animación con actores y escenarios reales, de todos modos, no pude esperar a lanzarme al cine para verla.

Paddington - Portada

Paddington, uno de los personajes de literatura infantil más importantes del viejo continente, es un pequeño oso que vive con los Brown, su familia adoptiva. Es tratado como un miembro más de la comunidad de una calle tranquila de Londres. Como viene el cumpleaños de su tía Lucy, la mujer a la que le debe la vida, quiere hacerle un regalo muy especial: un viejo libro con páginas en tercera dimensión que muestra los lugares más famosos de la ciudad, un lugar que su tía ha querido visitar durante toda su vida.

El problema es que el libro es muy caro, así que debe ponerse a trabajar para juntar dinero. Lo que no sabe, es que ese libro incluye las pistas para poder encontrar el tesoro de su autora. Quien sí lo sabe es Phoenix Buchanan, un actor que ya dejó atrás sus años de éxito y se ha convertido en un fracasado que graba comerciales de comida para perros. Con la intención de salir de su mala racha, Buchanan roba el libro y culpa de ello a Paddington.

Ahora, el pequeño oso enfrenta diez años de prisión. Su familia cree que las acusaciones son falsas, así que se embarca en una gesta para encontrar al verdadero ladrón del libro. Mientras tanto, Buchanan comienza a buscar una a una las pistas que lo llevarán al tesoro y, con ello, eliminar las posibilidades de sacar a Paddington de prisión. Impotente y sin poder salir de prisión, Paddington tendrá que hacer todo lo necesario para limpiar su nombre.

Paddington - Familia

Primero que nada, tengo que aplaudir la maravillosa animación de esta película. Es muy complicado ver a simple vista qué elementos son reales y cuáles están creados por computadora. Paddington se ve tan real como un oso que habla puede verse en pantalla, así como otros elementos que nos engañan hasta el punto de tener que aceptar que son parte de la realidad de la historia que se desarrolla frente a nuestros ojos. Pero eso no es todo, pues no es sólo que la animación sea perfecta, sino que además los actores interactúan maravillosamente con ella. Desde los movimientos en escena hasta los gestos que le hacen a uno oso que no está ahí, todos los actores merecen un aplauso.

Y ya que estamos tocando el tema de las actuaciones, quiero aplaudir la cantidad de maravillosos nombres que dan vida a esta película. La historia está llena de actores ingleses de altísima calidad que desarrollan a personajes llamativos y bien construidos. Cada uno tiene su momento para brillar en una película de menos de dos horas. Hugh Grant, Sally Hawkins, Brendan Gleeson, Hugh Boneville, Julie Walters, Jim Broadbent, Peter Capaldi… algunos de ellos representando roles pequeñísimos, pero llenos de pasión y corazón. Sí, son convencionalismos todos ellos, pero bien decía Umberto Eco: “Dos clichés nos hacen reír, cien clichés nos conmueven”.

Pero no sólo están estos personajes con sus peculiaridades llamativas y escritas con tal claridad, sino que la mismísima Londres es un personaje en sí misma. La ciudad es parte importante de la película y el director se encarga de hacer de “Paddington 2” un homenaje a la ciudad en donde se desarrolla. Bravo al director de fotografía Erik Wilson por regalarnos una Londres hermosa, brillante, cálida, llena de colores saturados y una paleta de colores tan agradable, pero sobre todo unos encuadres tan bien diseñados y construidos.

Paddington - El oso

Da gusto, caramba, ver una película animada tan bien hecha, a la que se le puso tanta atención en todos los departamentos, una película que cada uno de sus creadores se tomó muy en serio. Se ve que la amaron todos, se ve que se divirtieron mucho haciéndola, se ve que estaban comprometidos con ella en todos los sentidos. Esto no es sólo una película animada, ni una película para niños nada más, es una película familiar que también contiene un poco de acción, de amor, de misterio, de aventura, bastante comedia y momentos que resultan incluso poéticos. Fuera de un par de errores de contenido, amé el guion y no dejé de reírme durante la hora y cuarenta y tres minutos que se desarrolla la historia.

¿Dije comedia? Sí. Comedia inglesa fina, inteligente, blanca y llena de confusiones y situaciones chuscas construidas a partir de un guion bien escrito. Algunos de ellos revientan al cine entero en carcajadas con dos notas musicales o un gesto en silencio, todo en el contexto adecuado para lograr el efecto preciso. Ni se asoman los chistes escatológicos a los que nos tiene acostumbrados el cine de animación norteamericano. Aquí no hay un solo intento de sacarle una sonrisa al espectador con las flatulencias, cerilla y mocos tan comunes ya en las animaciones de Estados Unidos, “Paddington 2” está muy por arriba de eso.

La película no me soltó un segundo. Fue tierna, apasionada, humana, llena de aventuras, momentos que me llevaron a la orilla del asiento, misterio… Bravo por la cantidad de géneros que este director pudo meter en una historia tan corta, pero que nunca se detiene. Y hablando del director… ¡Eso es saber usar la animación! Paul King sabe cuándo debe verse realista, cuándo animar dibujos a lápiz, cuándo animar un libro tridimensional visto de muy cerca. La película nos comparte diferentes acercamientos a la animación, pero siempre al servicio del argumento y desarrollo de personajes.

Paddington - Director Paul King

Paul King, el director

¿Y por ser animada y dirigida hacia niños deja de tocar temas importantes? Obviamente es una película que está hecha para todos los públicos, así que tanto niños como adultos encontrarán en ella algo que los mueva. Con esto incluyo los temas. La historia habla de la crisis de la edad media, la pérdida de la fama, el sentimiento de soledad y abandono, nos da una embarrada de feminismo, el desarrollo de la personalidad y el qué dirán. Pero, sobre todo, nos entregan a un personaje tierno y honesto que no deja de repetir que la amabilidad cambiará al mundo y que al que trata bien le va bien. El gran valor de este oso está en ser amable con quien no lo es y tratar bien a cambio de ser maltratado… un mensaje positivo para niños y adultos por igual. No debemos claudicar en el intento diario por hacer del mundo un lugar mejor.

Sé que la película popular de este fin de semana es “Black Panther”, pero por favor, vayan a ver “Paddington 2”. Pueden ir con niños o sin ellos, la película es igual de buena. Vayan antes de que la quiten del cine.

Si te gustó este texto, por favor dale Like e inscríbete al Blog para no perderte mis textos sobre libros, películas y más.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s