Película. “Pantera Negra” (Black Panther) – Ryan Coogler, 2018.

Finalmente pude ver “Black Panther” después de tantos intentos por encontrarla y sin éxito. Mi tardanza en verla me llevó a escuchar varios comentarios que me llenaron de esperanza, pues más de una persona de confianza aseguró que es de lo mejor de Marvel en los últimos años. Sigue leyendo para saber si estuve de acuerdo con ellos.

BP - Poster

Luego del asesinato del rey T’Chaka durante los eventos de “Civil War”, su hijo T’Challa regresa a Wakanda a asumir el trono. A diferencia de lo que el mundo entero cree, esta nación africana no es una tierra de agricultores, sino una nación construida a partir de la tecnología más avanzada del planeta. Para evitar incursiones del exterior, se esconden de la mirada del mundo bajo un escudo que los mantiene aislados.

Ulysses Klaue, el único extranjero que ha salido vivo de Wakanda, busca traficar con vibranium (el metal que le da al país su poder tecnológico) en el mercado negro. La CIA y el gobierno de T’Challa van tras él. En el enfrentamiento, se dan cuenta que Klaue no es el mayor enemigo, pues Wakanda se tendrá que enfrentar a N’Jadaka, un hombre con sed de venganza que no se detendrá ante nada hasta conseguir el trono.

N’Jadaka vivió toda su vida en guerra, ha sido soldado norteamericano en todas las invasiones a Medio Oriente y se ha encargado de trabajar en operaciones para destruir gobiernos democráticos. Sabe luchar, domina las armas y es una máquina de matar. T’Challa, en su rol de rey de Wakanda y “Pantera Negra”, lo arriesgará todo para enfrentar al hombre que amenaza con armar al mundo entero con la tecnología de Wakanda.

BP - Pantera Negra

Primero que nada tengo que aplaudirle al director por dejar atrás todos los truquitos de las otras películas de Marvel que ya se estaban haciendo costumbre, sobre todo el odioso Bathos que ya hasta “Star Wars” adoptó (lamentablemente). Bathos es una figura literaria en la que un momento serio es interrumpido por un elemento cómico, trivial o ridículo. Lo hemos visto desde “Doctor Strange” hasta “Thor: Ragnarok”… en esta última en demasía. Pues “Black Panther” lo hace, si no me equivoco, una sola vez.

Quienes se quejaron de mi crítica de “Thor: Ragnarok” deben estar negando con la cabeza al leer esto, así que lo quiero dejar claro de una vez: a mí no me gusta que las películas de súper héroes sean comedia. No tengo problema en que tengan momentos comedia, pero que absolutamente todo sea un chiste, que la película de “Thor” con el contenido más dramático sea la que más hace reír al público… eso sí no. Y no quiero ni recordar lo que el Bathos le hizo a “Los Últimos Jedi”.

Pues Ryan Coogler se deshace de eso y nos trae una historia de superhéroes tratada con respeto, como solía hacerse en filmes previos, cuando Hulk no era un chiste verde y Loki era una verdadera amenaza. Pero va más allá de eso, no sólo se deshace de las bromas, sino de otras tantas cosas. ¿Cuáles? Pues de entrada, nos brinda al antagonista mejor escrito de Marvel desde 2009. Sí, Loki es un gran villano y por eso lo han usado en todo hasta el cansancio… ¿pero quién más? Quizá Stane de “Iron Man” en 2008 o Buitre de “Spider Man: de regreso a casa”. Pero quitando algunas excepciones, tenemos a villanos superficiales (Red Skull), villanos mal usados (Dormamu), villanos que casi no salen (Whiplash), villanos genéricos (¿alguien distingue entre Malekith, Korath, Kaecilius o Ronan?) o incluso villanos que son un insulto (¡el maldito Mandarín!).

BP - Lucha tradicional

Aquí, N’Jadaka es un villano con un pasado, con un objetivo, con una intención y con una razón para hacer lo que hace. Es un personaje con el que podemos vincularnos y que, además, hasta nos convence cuando explica sus planes y por qué ponerlos en práctica es necesario. Además su arco está tan bien construido que tiene el mejor final de cualquier villano de Marvel que yo recuerde. Este hombre se retira de forma poética y con un mensaje claro sin la necesidad de ser metido con calzador para el público más… distraído.

Y hablando del público distraido, aquí no es necesario intentar adivinar quién está luchando con quién y hacia dónde se está inclinando la balanza en una pantalla atascada de cosas que se mueven por todos lados. No. Aquí el director tiene a los bandos vestidos de difernetes colores para dejar bien claro lo que está pasando y siempre hay un elemento que llama nuestra atención, un contraste dominante hacia donde nuestros ojos saben que deben mirar. Los demás elementos no están ahí para verse bonitos o impactantes, sino porque tienen que estar.

Pero no se le acabó todo el tiempo dibujándonos al villano y al protagonista. Tiene tiempo de mostrarnos Wakanda en todo su esplendor, explicándonos cómo funciona y hasta nos presenta a varios personajes que serán importantes en varios puntos de la historia. Cada actor tiene oportunidad de brillar porque el guion así lo permite. En sus dos horas de duración, la película nos presenta personajes interesantes y logra mantenernos atentos con los vínculos afectivos entre ellos. Lo que le sucede a los personajes nos importa. Y no sólo a los héroes, sino también a los villanos, algunos de los cuales son héroes que cambiaron de bando por razones bien construidas y puestas en funcionamiento.

BP - Director

Ryan Coogler, el director

Dije que se deshacía de otras tantas cosas… Otra de ellas es la superficialidad. Sí, entiendo, es una película de Marvel y no John Cassavettes, pero deja atrás el facilismo y la necesidad de las otras películas de no pronunciarse ante las causas sociales y toma una postura muy clara respecto a diversos temas. Hay una crítica al muro de Trump en uno de los discursos; el villano se impulsa con la fuerza de la injusticia sufrida por África de manos de los colonizadores a lo largo de la historia; el señalamiento a Estados Unidos como una nación violenta e hipócrita está presente a lo largo de la película; la responsabilidad que tienen los oprimidos cuando finalmente logran hacerse del poder; la influencia de la esclavitud y el colonialismo en el mundo moderno… estos y otros temas no se mencionan solamente, sino que son una fuerza que guía el argumento.

Además, el director y guionista también celebra África por medio de su película. La gente de Wakanda es una interesante combinación visual de una nación construida sobre la tecnología sin abandonar sus raíces africanas. A pesar de sus naves ultrasónicas y sus lanzas que disparan cargas láser, Wakanda sigue siendo una nación africana, sigue abrazando esa cultura, esas costumbres… la película no pretende alejarse o “superar” las viejas formas. Hasta la música, atascada de ritmos africanos, nos acompaña durante toda la historia.

Todo esto sin contar que los efectos especiales son de la mejor calidad y están ahí para servir a la historia y no al revés, como nos estamos tristemente acostumbrando. También quiero subrayar que la presencia de las mujeres en esta película está justificada y que son personas lejos de la perfección, que requieren del apoyo de los hombres y que son interesantes y bien construidos. Esta película nos cuenta una historia sin preocuparse en ser políticamente correcta con asuntos de género, raza o posturas políticas.

BP - Lies, decepcion

Vayan a verla, es una de las mejores películas de Marvel desde que empezaron con su universo cinematográfico en 2008. Que esté mejor hecha arroja luz sobre lo poco que se están esforzando con las otras. La vi tarde y ya lleva al menos dos semanas en el cine, por favor córranla a ver, si es que no la han visto todavía.

¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s