Libro. “El Don del Miedo” (The Gift of Fear) – Gavin De Becker, 1998

Compré este libro pensando que hablaría del miedo desde el punto de vista psicológico. Encontré, en cambio, que hablaba más sobre el miedo a la agresión, a la violencia, a la violación, al asesinato… Vaya, miedos más objetivos y directos, miedos vinculados con el comportamiento de otros y cómo nos afectan. Aunque no trataba del miedo interno, me lo eché de todos modos y aquí va mi punto de vista.

GOF - Portada

El autor de este texto, Gavin De Becker, es fundador y director de una empresa que se encarga de proteger personas contra riesgos y ataques a su propia vida, así como evaluar la probabilidad de que una persona cometa uno o más actos violentos. Entre los clientes del autor están grandes empresarios, organizaciones con trabajadores complicados, deportistas famosos y estrellas de Hollywood. A lo largo del texto, agradece el apoyo de grandes nombres dentro de la psicología, la policía, las instituciones de investigación, expertos forenses y criminalistas.

En pocas palabras, el tipo sabe lo que hace. Y no es nada tímido al hablar de su propio pasado violento, los problemas dentro de su familia y la forma en que su padre llegó a dispararle a su madre con un arma de fuego. Nunca deja de decir que todos, absolutamente todos, tenemos la capacidad de ser violentos y lastimar a otros de manera profunda, pudiendo llegar incluso al asesinato. Sin embargo, asegura, hay forma de evaluar si una persona va a cometer o no un acto violento además de que todos tenemos las herramientas (educadas o no) de preveer la violencia y hacer todo lo posible por evitarla.

A lo largo del libro habla de la violencia en las calles, la violencia dentro del trabajo, la violencia intrafamiliar, la violencia en niños y adolescentes, la violencia basada en el acoso de personas famosas, entre otros. En la mayoría de los capítulos comunica estrategias específicas y simplificadas para preveer la violencia o medir el nivel de agresión que puede alcanzar una persona. Sin embargo, el libro no es completamente técnico y el autor narra los casos reales con una narrativa digna de un novelista.  Al final, su objetivo es que entendamos que podemos evitar la gran mayoría de la violencia de la que podemos ser víctimas y que, si terminamos siendo violentados es, en buena parte, porque no respondimos a las señales, porque ignoramos los focos rojos.

GOF - Violencia familiar

El libro es un documento de gran valor, desde mi punto de vista. Sus consejos sobre cómo evitar la violencia y la agresión, incluso cuando ésta ya ha iniciado, son muy enriquecedores. De Becker nos dice con insistencia que para evitar la violencia más común no hay que ser grandes expertos como él, sino simplemente escuchar el cuerpo, hacerle caso a la INTUICIÓN. Si algo se siente incómodo, si algo nos tiene intranquilos, no hay que ignorar esos sentimientos, no hay que ponerlos por debajo de las “buenas maneras”, hay que reaccionar a ello al instante. Asegura que nacemos con un sistema de auto-protección pre-instalado, simplemente lo decidimos ignorar por razones de cultura, educación, prejuicios o elementos complejos de nuestra propia psique.

Hablando de psique, el libro ciertamente no lidia con miedos de origen más psicológico, como las fobias, la angustia o la ansiedad. Toca esos temas sólo para diferenciarlos del miedo real, pero de forma muy breve y superficial. No es, ni quiere ser, un libro que nos ayude a superar o entender miedos de origen psicológico, insisto. Pero sí tiene un par de capítulos en donde nos ruega encarecidamente que aprendamos (con una honesta intracomunicación) a diferenciar miedos neuróticos de miedos reales. Un extraño que se nos acerca en la calle y es demasiado amable de la nada nos genera ansiedad, eso es intuición y nos está diciendo que salgamos corriendo. Un payaso que está trabajando dentro de un café nos genera ansiedad… eso es fobia y no hay un riesgo de violencia real, ese no es su trabajo.

Por eso De Gavin nos pide que distingamos entre los miedos reales, causados por una fuente externa que representa un riesgo para nuestro bienestar, y los miedos que son, en realidad, paranoia. No nos dice cómo resolver la paranoía, eso se logra en el consultorio de un psicoterapeuta y debemos tenerlo muy claro si no queremos vivir sintiendo que cada persona que se cruza frente a nosotros en la calle es un posible riesgo a nuestra integridad física.

GOF - Gavin de Becker

Gavin De Becker, el autor

No puedo dejar de comentar que hay capítulos completitos que no le sirven a las personas comunes y corrientes, como todos aquellos en los que se pasa páginas y páginas narrando casos reales de cómo protegió a estrellas de cine, o la forma en la que se pudo evitar la muerte de un afamado conductor de televisión a partir de todas las luces rojas que había mostrado el agresor en su comportamiento. Estos capítulos son muy entretenidos porque están escritos de forma muy atractiva y llena de suspenso, pero más que ayudar al lector, son para que el autor se aplauda a sí mismo y demuestre su capacidad y su talento. Y es que, en cierta forma, este texto es también un comercial para la empresa de seguridad de De Becker, en los anexos se pueden encontrar sus datos y los servicios de su empresa, así que demostrar lo bueno que es y llenarnos de datos sobre sus éxitos es parte importante de la venta.

Pero no todo es auto-promoción. El libro incluye listas de palomeo sobre comportamientos que deben alistarnos tanto de forma personal como en nuestro trabajo con un compañero laboral complicado. Estás listas forman palabras con las primeras letrtas de cada elemento, de modo que la mnemotecnia nos ayude a tenerlas presentes. También incluye consejos muy claros y sencillos como no responder las llamadas de un acosador (ya que el simple hecho de responder, aunque sea para intentar cerrar la comunicación, continua la comunicación); evitar el levantamiento de una orden de restricción (que en la mayoría de los casos hace más mal que bien); en qué casos no se debe llamar a la policía; despedir a los empleados violentos en su oficina y no en aquella de quien realiza el despido; entre otros.

Finalmente, creo que es un libro mucho más largo de lo que es necesario, pues las enseñanzas que requiere el lector promedio, aún con ejemplos, técnicas y excepciones, podrían caber en dos cuartos de la extensión total del texto. Al final del día, todo el contenido se resume en “hazle caso a tu intuición aun si no estás seguro, porque es mejor equivocarte y pasar por desatento y maleducado que no seguir tu intuición y sufrir una violación, un secuestrto, una golpiza o terminar muerto en la banqueta”.

¡Buena suerte!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s