Película. “Tomb Raider: Las Aventuras de Lara Croft” (Tomb Raider) – Roar Uthaug, 2018.

El juego de “Tomb Raider” me gusta mucho, sobre todo aquél publicado en 2013 en el que se reinició la historia y se le dio un nuevo origen a Lara Croft. Además, odié las dos primeras adaptaciones con Angelina Jolie. Estas dos razones eran suficientes para ir a ver este reboot… aunque hay que agregarle que Alicia Vikander me parece una gran actriz y soy su fan desde “Ex Machina”. Así que he aquí mi punto de vista sobre “Tomb Raider”.

TR - Poster

Lara Croft es heredera de un emporio millonario al que ha dado la espalda, pues para herdar tiene que declarar que su padre ha muerto y ella tiene fe de que sigue con vida. Aunque es millonaria, vive repartiendo comida a domicilio y ganando dinero en actividades que encuentra aquí y allá. Un buen día, cuando está a punto de declarar muerto a su padre para recibir el liderazgo de su empresa y su fortuna, encuentra evidencia de que puede no estar muerto, sino perdido en la Isla de Yamatai.

En dos segundos, Lara se va a Hong Kong, donde conoce a Lu Ren, un marinero que, al igual que ella, perdió rastro de su padre cuando partió a una misión a Yamatai. Juntos, intentan navegar hacia la isla, pero las fuertes mareas que la rodean y los peligrosos arrecifes destruyen su barco. Terminan capturados por un montón de hombres armados que están  buscando la tumba de la Reina Himiko… exactamente la misma tumba que el padre de Lara se esforzó por ocultar antes de desaparecer sin dejar rastro.

Ahora, Lara se tendrá que enfrentar a los hombres armados, representantes de la misteriosa agrupación “Trinity”, para evitar que lleguen a la tumba de la antigua reina japonesa. Al decir de las leyendas, Hamiko sembraba la muerte por donde pasaba y era capaz de terminar con la vida con apenas tocar a un ser humano. Al parecer “Trinity” quiere utilizar el poder de la antigua emperatriz para controlar el mundo y sólo Lara se puede interponer en su camino.

TB - Buenos

He oído comentarios muy negativos de la película, sobre todo de aquellos fans del juego de video que consideran que, más que una adaptación, es una película de aventuras que toma prestado el nombre de la protagonista. La cosa es que, ciertamente, es una película de aventuras, ¡pero el juego también! Obviamente es necesario adaptar un lenguaje a otro y, en ese sentido, no quedé nada descontento.

Lara Croft salta y salta y se suelta al vacío y luego salta de nuevo igual que en el juego, saca su arco, igual que en el juego, y al final hay un guiño a los juegos que nos prometen secuelas de una Lara más confiada, más conocedora, una Lara que no es ésta, en su primera aventura, apenas en construcción.

La película está basada en la nueva línea temporal iniciada por “Tomb Raider”, el juego publicado en 2013 y comparte algunos de sus detalles, como la relación olvidada con su padre, la isla de Yamatai de la que no hay escape y los poderes sobrenaturales de la Reina Himiko. Sin embargo, la película le da un enfoque menos metafísico y más materialista, dándole un tratamiento más realista a la historia.

TB - Lara

A diferencia del juego, aquí Lara no es una arqueóloga graduada ni llega a la Isla en una expedición accidentada, sino por su propio pie para buscar a su padre extraviado. Creo que es una adaptación decente de la historia original que le da a Lara mayor humanidad al vincularla con su padre y una misión heredada de él, además, pone las bases del conflicto con Trinity que se desarrollará en una o dos secuelas. A mí la verdad el asunto de Trinity me parece innecesario, pero vamos a ver qué hacen con ello en entregas futuras.

No puedo dejar de mencionar que esta Lara Croft es mucho más real que la de Angelina Jolie. Y para quienes me digan que las historias de la arquéologa son metafísicas y llenas de elementos irreales, les respondo que no me refiero a eso. Me refiero a que los personajes en general y Croft en particular, se toman más en serio la historia y su desarrollo, se sienten más reales, mucho menos sintéticos. Claro, Lara Croft debió haber terminado con muchos más huesos rotos, pero la vemos lastimada y con heridas importantes, lejos de aquella secuencia de Jolié patinando en el hielo en donde no había ni un rasguño.

Aunque con un cuerpo diferente (senos mucho más pequeños, para ser preciso), me recuerda más a la que vi en los juegos de lo que logró Angelina Jolié y creo que Alicia Vikander es mucho más fiel al espíritu del personaje de videojuego. Pero, además, es mucho más fiel a lo que es una joven enfrentada a un mundo al que desconoce pero que, al mismo tiempo, le apasiona profundamente. Esta Lara Croft es una heroína real, una heroína que funciona. Sí, tiene toda la invulnerabilidad de Bruce Willis en “Duro de Matar”, pero dentro de los límites del cine de aventuras, sufre, llora, grita, siente dolor y siente miedo.

TR - Roar Uthaug el director

Roar Uthaug, el director

Bien por Alicia Vikander, le echó todas las ganas del mundo y nos entregó una gran Lara, desde mi punto de vista. No es la que estamos acostumbrados a ver, pero es un muy buen primer paso y una película muy eficiente para contarnos los orígenes del personaje. Más adelante veremos a una Lara mucho más valiente, más madura y más en control. Pero espero que no mucho, porque si algo me gustó de ésta es la vulnerabilidad del personaje femenino. Y me gustó porque ya estuvo bueno de las películas que, en pro del “Girl Power”, destruyen los guiones y los vacían de lógica interna.

“Tomb Raider” no es el caso, Lara rescata a otros y también es rescatada. No es un personaje perfecto, pierde, la vencen, se ve limitada, suelta gritos agudos cuando está asustada, no tiene que ser ni portarse como hombre para ser heroina. Éstas son las historias de mujeres que necesitamos, no las mujeres perfectas e inmaculadas de “Los Últimos Jedi”.

Entre mis quejas, puedo decir que la historia tiene momentos de “Indiana Jones”, pero todo sucede demasiado rápido como para que podamos disfrutarlos. Y lo que pasa lento no podemos entenderlo porque no nos lo cuentan. Vemos que Lara es inteligente y sabe cosas, pero no sabemos qué cosas son las que sabe porque no explican cómo llega a las conclusiones que llega (como cuando abre el portal de la tumba); y cuando nos lo explican, es muy rápido para entenderlo (como la secuencia de piedra de la vida). Se siente en ocasiones como un Indiana Jones con prisa.

TB - Villano

Lo malo es que la aventura, que pudo tener mucha más carnita, se basa en huir de malvados con metralleta. El reto no está en la aventura, sino en los villanos que disparan. Cuando finalmente entran a la tumba, entonces ya estamos hablando de verdadero contenido de Tomb Rider, pero es poco si lo comparamos con el resto de la película.

Es una película muy entretenida y con actuaciones entregadas y honestas. Insisto, Vikander es de los grandes nuevos nombres en la cinematografía comercial. Muy bien por ella. Si eres fan del juego en sus primeras versiones quizá no la disfrutes tanto, pero si te gustó el reboot de 2013, entonces encontrarás razones de gusto. Hay que verla pues, en el peor de los casos, es un buen momento garantizado.

¡Buena Suerte!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s