Película. “Amor de Medianoche” (Midnight Sun) – Scott Speer, 2018

Desde que vi el trailer de esta película se me antojó, porque se me figuró que seguiría el mismo estilo de “Un Amor Para Recordar”. Además, estaba como con ganas de ver cine romántico de ese que es bueno para el corazoncito. Así que, Bella Thorne y el hijo de Arnold Swatzenegger… ¿vale la pena irla a ver?

MS - Poster

Kathy Price es una chica de dieciocho años que sufre de un mal llamado Xeroderma Pigmentosum, un problema que la hace letalmente sensible a la luz del sol. Por ello, su padre la mantiene dentro de casa a todas horas. Las ventanas de la casa se oscurecen por completo y Kathy sólo puede salir de noche. Toda su educación ha sido a través de la computadora y cursos en línea. Gracias a Internet puede tener contacto con el mundo. Obviamente no conoce a mucha gente y sus relaciones sociales se limitan a su padre y su mejor amiga, Morgan.

Sin embargo, está enamorada de un chico llamado Charlie, a quien ha seguido durante años a través de su ventana. Un buen día, luego de graduarse de la preparatoria, le pide a su papá permiso para salir a cantar a la estación de trenes. Charlie casualmente pasa por ahí y se la encuentra. Kathy lo atrapa al instante con su talento y su belleza, pero ella, ignorante de cómo funcionan las relaciones de pareja, no sabe que hacer y se comporta de forma extraña. El muchacho no está dispuesto a ceder y hace todo lo posible por saber quién es y dónde puede encontrarla.

Finalmente comienzan una relación y comienzan a salir sólo en citas nocturnas. Ella le oculta su enfermedad y sólo pretexta que “está muy ocupada durante el día”. A pesar de que su amiga Morgan le insiste que debe informar a Charlie del asunto, ella quiere ser para él más que una simple enfermedad… desde el punto de vista de Kathy, en el momento en que él se entere, la va a tratar diferente y lo último que quiere es que las cosas cambien… pero una enfermedad como esa no puede ocultarse mucho tiempo.

03/21/2018-Bella Thorne in MIDNIGHT SUN.

A ver… antes que nada, esta película es OBVIA hasta el tuétano. Desde que vemos los avances de cine sabemos qué va a pasar, podemos ver venir cada vuelta media hora antes y el final desde el inicio. Pero no es por eso por lo que vemos esta película, sino porque queremos encontrarnos con dos cosas que creo que le salen muy bien: primero, lo de siempre, lo que nos lleva al cine a ver el cine de amor, a saber, el amor per se, la forma en que el cine nos comunica las relaciones de pareja, la ilusión, la pasión, la entrega y la felicidad que el amor, cuando funciona, puede brindar a un ser humano.

Segundo, ver el amor desde el punto de vista de un personaje que, literalmente, no ha salido de su casa en dieciocho años. Misma razón que atrapó a tantas personas la película de “Todo Todo”, con un argumento muy pero muy similar. Kathy Price no sólo vive el amor por primera vez, lo vive todo por primera vez. Su primer concierto, su primer viaje en tren, su primer fiesta casera, su primer baile. Para ella todo es literalmente nuevo y, a través de sus ojos, encontramos valor en lo que, para nosotros, es el día a día. Este personaje nos pide que valoremos cada nube y cada ventisca.

Además, Bella Thorne me sorprendió. No, no es una actriz ganadora de premios internacionales, pero en esta historia es mucho más que una niña bonita. Logra imprimir en su personaje esa sorpresa y la pasión de las experiencias nuevas. Además, como buena chica tímida, hace cosas muy graciosas y el humor le sale bastante bien. La verdad es que me reí muchas veces con sus ocurrencias. No estuve solo en ello, el cine entero se doblaba de carcajadas con sus reacciones.

MS - Amor

No se puede decir lo mismo del hijo de Schwazenegger, que esta ahí para lograr lo que cualquier otro niño bonito hubiera alcanzado. Es una herramienta de la narrativa y, la verdad, es que no nos importa tanto ni nos vinculamos con él como nos vinculamos con ella. Cualquier otro actor guapo y de mirada cautivadora hubiese logrado lo mismo, como sucede mucho en el cine de amor que se enfoca en el punto de vista de la chica y deja al chico un poco de lado.

Fuera de la línea básica de la película, hay otra historia (la historia B) que también es linda: el romance entre Morgan y el tipo más geek y bobo del planeta. La película nos muestra una relación de pareja inesperada y, aunque hace lo que muchas otras han hecho, resulta reconfortante y se siente bonito. Vaya, el cine entero reaccionaba con “awwww” a la relación de Morgan con su novio y lo honesto que es el amor cuando se siente de verdad aunque intente ocultarse.

Porque ese es el objetivo de la película, que se sienta bonito. No pretende ser nada. El mismo filme sabe qué es y a qué va y no pretende nada más. Es una película para reír, llorar e identificarnos con un personaje que se entrega de lleno a un amor intenso, honesto, inocente… a un amor que todos deseamos conocer y que, si tenemos suerte, vivimos una sola vez en la vida. Aunque idealista y fantasiosa, Kathy Price está ahí para recordarnos el lado bueno del ser humano. De forma forzada, sin duda, pero no por eso menos capaz de invadir el corazón del espectador.

MS - Scott Speer, el director

Scott Speer, el director

El soundtrack, como es de esperarse, está lleno de canciones de amor bastante buenas y una original que, se supone, canta y escribe la misma Kathy. Si pueden echarle un ojo al montón de canciones de esta película, se los recomiendo mucho.

Ya para terminar, nada más aplaudir un par de cosas más, como la fotografía, que es linda, la actuación de Rob Riggle, otro standupero que nos demuestra que también los comediantes son grandes actores, aunque no lo parezcan. Y pues ya, no tengo nada más que decir de esta película. No es profunda, no es analítica y no sorprende. Es extremadamente predecible, pero miente quien diga que no queremos ver desarrollarse en pantalla todas y cada una de las cosas que pudimos predecir desde los créditos de inicio.

Una película obligada para los románticos de corazón y para quienes creemos en el amor a pesar de los golpes y las dificultades de la vida. Si te sientas a disfrutar y ya, encontrarás una historia extremadamente sencilla, sin pretenciones y, para lo que es, muy bien contada y actuada con honestidad y entrega de parte de sus protagonistas.

¡Un abrazo!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s