Teatro. “Teatro en Corto” – Varias obras, varios escritores, varios directores, 2018.

Este domingo estaba caminando por el sur de la Ciudad de México, cuando me encontré con “Teatro en Corto”, una pequeña casa en pleno centro de Coyoacán que anunciaba en sus muros un montón de obras de teatro cortas. Un buen amigo mío trabaja en una de ellas, así que sin dudarlo me metí y he aquí mi punto de vista.

TEC - Portada

“Teatro en Corto” tiene una cartelera de un montón de obras, la verdad es que no puedo decir cuántas porque sencillamente no me acuerdo. Lo que sí puedo decir es que hay dos tipos de obras: las que son en horarios tempraneros u “Hora Central” (de siete de la noche en adelante) y las que son únicamente para adultos u “Hora Loca” (de las once de la noche en adelante). Si me equivoco en los detalles, los invito a visitar su sitio aquí.

Hay tres tipos de boletos: se pueden ver tres obras por $225, seis obras por $420 y ocho obras por $520. Cada una de las obras tiene una duración de entre veinte y veinticinco minutos, por lo que se puede salir de una y entrar a otra con facilidad. La verdad es que el tiempo se pasa muy rápido porque la selección de historias es muy amplia. Hay historias serias, historias cómicas y hasta de terror.

Cada una de las obras se desarrolla en un espacio muy pequeño en el que caben apenas entre ocho y diez personas (en algunas más, en otras menos). Esto podría parecer incómodo, pero no, yo lo veo como teatro de inmersión. Algunas de las historias rompen la cuarta pared y hacen partícipe al público… otras no, pero todas ellas tienen a los actores tan cerca de los espectadores que la relación entre unos y otros se torna más personal y el vínculo es mucho mayor. Los actores al final rompen personaje y abrazan a los visitantes, se sacan fotos, reciben felicitaciones, abrazos y palabras de aliento de una forma que el teatro tradicional no permite.

TEC - El lugar

Me parece que el formato le da a los actores una libertad que no encontramos de forma tan cínica, divertida y honesta en el teatro tradicional. Los vemos divertirse sin que eso afecte la historia que nos están contando. En algunas de las puestas en escena se nota cuando improvisan y sus pobres pero divertidos intentos de ocultar la gracia que les hace el asunto. Los espectadores se divierten junto a los actores, al menos, claro, que los espectadores sean unos amargados de lo peor. Pero si no, entonces te hace reír la historia y te hacen reír los actores que se notan apasionados por contarla.

Porque eso es otra cosa. Algunas de estas obras tienen actores que hemos visto en otros medios. Pero la mayoría son un escaparate para la presentación de grandes talentos, de esos que México necesita tanto pero que, por razones misteriosas, no han llegado a las pantallas o los grandes escenarios, porque Dios sabe que si nuestro país tiene algo son grandiosos actores… tristemente desperdiciados muchos de ellos. Aquí no sólo vemos buenas actuaciones, también vemos profesionales convencidos, entregados, apasionados y casados con el proyecto. Aquí no están ganando millones de dólares, aquí hay amor por las historias y la representación.

Ah, y sería injusto no mencionar a otros miembros del equipo. En todas las obras hay un productor, un asistente que maneja las luces, la música y el sonido. Sí, a pesar de los espacios tan reducidos, hay producción de este estilo y funciona, lo cual demuestra lo que siempre he dicho (y no porque sea yo un sabio, medio mundo lo dice): Una buena historia depende de su guion. Aquí, un montón de escritores nos comparten historias que se desarrollan en veinte minutos y que guardan, todas, un desarrollo interesante y que atrapa a los espectadores.

TEC - El lugar por fuera

En mi paso por el “Teatro en Corto” vi tres obras, pues el tiempo no me daba para más, aunque gustoso me hubiera echado otras dos o tres o cuatro. Incluso me habría gustado ver una de ellas dos o tres veces para estar en contacto con otras versiones y poder diferenciar qué está escrito y qué se sacaron los actores del cerebro en ese momento.

Primero vi “Dos Shots Después”, la historia de una chica que se niega a tener sexo con su novio si no primero se casan. El problema es que llevan cinco años de relación y el tipo ya no puede con su alma. Ella, sin embargo, se mantiene reacia… hasta que dos amigos hacen una fiesta en su casa con mucho alcohol y desnudista incluido. Antes de que pasen siquiera diez minutos todo está hecho un caos, el desnudista no es lo que parece ser y las verdades comienzan a salir a la luz con toda esa moralidad disuelta en alcohol corriente.

Luego pase a “¿Qué te dijo tu marido?”, la historia de una mujer que acaba de dar a luz a su hijo. Sus dos mejores amigas invaden su casa para conocer al bebé, pero la madre no quiere que lo toquen, que lo vean, vaya, no quiere ni que se le acerquen. El guion logra estirar por veinte minutos el secreto que al final es una divertida vuelta de tuerca que no vi venir. Las actrices hacen bien en rogar, al final de la obra, que la recomendemos, pero sin echar a perder el misterio.

Terminé con la de terror, “Encuentros con el Diablo”. Una chica poseída cuenta las tres ocasiones en las que vio a Satanás y la sangre que ha causado su relación con él. Una especie de detective-exorcista la entrevista frente a nosotros, que somos parte del proceso. La escenografía es sencillísima, pero te mete en el ambiente al instante. No me asustó, pero la historia me atrapó desde que puse un pie en el pequeño foro.

En conclusión, creo que “Teatro en Corto” es una experiencia que vale la pena. Por un módico precio podemos ir al teatro y depende de nosotros si queremos estar ahí desde una hora y media hasta tres. Esto es teatro de verdad, teatro con pasión y que demuestra que, aún sin presupuesto, la creatividad resuelve, además de que, si estamos convencidos de lo que queremos narrar, no sólo saldrá bien, sino que el público nos seguirá con gusto. Así que vayan ahora mismo.

¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s