Película – “El Legado del Diablo” (Hereditary) – Ari Aster, 2018

Cuando vi el trailer de esta película me atrapó al instante, se me antojó como una verdadera cinta de terror. Yo, que soy un constante rastreador de cine de horror de verdad y no las necedades que suelen hacerse, me emocioné y pensé que finalmente me asustaría mucho con la historia, así que en cuanto pude me lancé a verla y he aquí mi punto de vista al respecto.

Hereditary - Poster

La película inicia en el funeral de Ellen, la abuela de la familia protagónica. Su hiija, Annie, habla frente a su ataúd con palabras que nos dejan ver, al instante, que no tenía con ella la mejor de las relaciones y que, además, la mitad de su vida era un secreto para todos. Cuando Annie regresa a casa con su familia (su hijo Peter, su esposo Steve y su hija Charlie) cosas extrañas empiezan a suceder, sobre todo con la niña de trece años, que empieza a hacer cosas terribles.

Poco a poco las cosas se van poniendo peor. A partir de este punto ya no puedo resumir la historia, porque cualquier cosa que yo pueda decir luego de que la familia regresa del funeral de la abuela sería un spoiler. Pero la historia no se detiene, constantemente nos bombardea con contenidos intensos que no cesan. Lo mejor es que no es una película que busque explicarse todo el tiempo, al contrario, no recurre a las exposiciones obvias y las explicaciones cortaditas y a la boca…

Sino hasta el final. Bueno, no. Es que el final no es de esos que explican todo hasta dejarlo claro y atan cada cabo con cuidado y obviedad. No. El final resuelve mucho de lo que sucedió en la película de manera más o menos clara, pero también un poco ambigua. Lo importante, de todos modos, no es tanto el final sino el viaje, pues en la película todo el tiempo están pasando cosas y, como lo dije, resumirlas es echar a perder la experiencia.

Hereditary - Familia

Y bueno, vaya que cuando digo “experiencia” no uso la palabra a la ligera. Qué bárbaro, que forma de meterme en esta película y de interesarme por todo lo que sucedía en pantalla. Aunque el director hace uso de sustitos baratos (o jumpscares, como se les llama en inglés), a mí ninguno de esos me espantó. Vi saltar a la audiencia, pero a mí no me funcionaron. ¡Y no hizo falta! La película me perturbó bastante. Todo el tiempo tuve un hueco en el estómago y una sensación de ansiedad y desasosiego que es lo que espero de una película que asusta más allá de la oscuridad y las imágenes terroríficas.

Sí, la película está llena de imágenes perturbadoras y son bastante eficientes para asustar, generar asco y ansiedad. Pero a mí lo que más me gustó fueron los temas. La muerte de un familiar, la dificultad del duelo, la aceptación de las cosas raras que hacen nuestros familiares, el retraso mental, la sociopatía… vaya, la película me pareció maravillosa como una ventana hacia la forma en que la mente humana puede enfermarse y lo terrible que es cuando esas enfermedades la dominan por completo.

Hereditary - Charlie

La película me mantuvo, repito, ansioso, atento, con pensamientos funestos en la mente todo el tiempo. Además hizo cosas que no me esperaba, pues es eficiente diciendo que va a suceder algo y luego volteando la tortilla. Estaba disfrutándola muchísimo y, no lo puedo negar, esperando un desenlace específico que… nunca llegó. ¿Por qué? Porque la película, como tantas otras, no quiere aceptar (y comunicar) que los padecimientos mentales son verdaderamente terroríficos. Son pocas las películas que se atreven a mostrarnos lo mal que funciona la cabeza cuando se descompone y las cosas terribles que acarrea con ello.

Mientras más se acercaba al clímax (que es extraordinario en muchos sentidos) comencé a darme cuenta que la película no nos iba a hablar de padecimientos mentales. Aunque me decepcionó que se quisieran ir por el camino de los espíritus chocarreros, mi película de terror favorita, “El Exorcista” tiene esa misma base, así que me pedí a mí mismo no amargarme con el asunto y disfrutar el final. Sin embargo, tampoco fueron por ese camino y por ello el cierre verdaderamente me sacó de quicio. Esta pudo ser una de mis películas de terror favoritas, pero creo que el final cambia todo y de formas que no me parecen atractivas, pues se encarga de hacerlo menos apasionante (para mí) y atascar el guion de problemas temporales e incoherencias internas.

Pero fuera de esto, tengo que aplaudirle al director, Ari Aster. ¡Esta es su primer película! Ya quisieran muchos directores tener Óperas Primas como ésta. Digo, no es “Whiplash”, pero caramba, sigue siendo una de las películas de terror más eficientes que he visto en mucho tiempo, el tipo sabe lo que está haciendo. Y no estoy solo, pues la sala estaba llena y los gritos y risitas nerviosas no desaparecieron durante todo el desarrollo de la historia. Aunque no la considero TAN terrible, cuatro personas se salieron en escenas complicadas en dos diferentes momentos del desarrollo.

Hereditary - Ari Aster

Ari Aster, el director

¿Y cómo logran esto? De dos formas. La primera y muy eficiente es por medio de las actuaciones, buenísimas todas. Toni Collete está extraordinaria, se entregó al papel durísimo. Gabriel Byrne, como siempre, es capaz de transmitir un millón de emociones sin mover la boca. Alex Wolff nos brinda algunos de los mejores momentos de toda la película y Milly Shapiro me tuvo intranquilo con su simple presencia en pantalla. Ver a la verdadera actiz detrás de cámaras demuestra lo enorme que es su papel en esta cinta.

La segunda es por medio de efectos especiales prácticos. La casa fue construida toda en un set, lo que le da a la cámara libertad de movimiento por todos lados. Además, la casa tiene copias de sus habitaciones en pequeñas casas a escala que se ven aquí y allá por todos los pasillos gracias al trabajo de Annie. La familia siempre está separada y los espacios son amplios, fríos, lúgbres. Sabemos que hay algo mal con estas cuatro personas nada más de ver la casa y la distribucion de sus espacios. Además de la casa, un montón de escenas temibles son realizadas con maquillaje, maquetas y rostros creados sin necesidad de efectos visuales. Cortes rápidos en ocasiones y tomas laaaaargas que siguen a los personajes con lentitud y suspenso. Muy buen trabajo de fotografía, caramba.

Con esto termino. La película me tuvo muy tenso todo el tiempo y me asustó a niveles profundos como hace mucho no me asustaba en el cine. Salí de la sala intranquilo, a pesar del final que odié y la forma en que éste cambia todo el desarrollo. Yo le habría puesto otro final, pero eso no me quitó las dos horas de sensaciones intensas. Así que si les gusta el cine de terror, corran, vayan. Está buena.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s