Película. “El Hombre Hormiga y la Avispa” (Ant-Man and the Wasp) – Payton Reed, 2018.

Luego del gran éxito que tuvo Marvel con “Infinity War”, regresa al cine menos intenso con la segunda parte de “El Hombre Hormiga”. La verdad es que, aunque me gusta el superhéroe y me cae muy bien el protagonista, no considero que la primera haya sido de lo mejor de Marvel, así que entré a ésta más por seguir viendo el Universo Cinematográfico que por estar esperando la película con emoción. Aquí mi punto de vista.

Antman2 - Poster

Luego de los hechos narrados en “Captain América: Civil War”, Scott Lang es juzgado por aliarse con otros héroes en contra de los Acuerdos de Sokovia. Como pena, tiene que cumplir una breve condena y luego un montón de tiempo bajo arresto domiciliario. La película comienza cuando ya le faltan sólo unos días para volver a la libertad. En este tiempo no ha sabido nada de su compañera Hope (la Avispa) ni su padre Hank Pym, que huyen del gobierno pues son considerados compinches de Scott en su violación de los Acuerdos.

Un día, Scott tiene una ensoñación en donde ve a Hope de niña jugando con su mamá a las escondidillas. Busca a Hope y a Hank para informarles y ellos lo sacan a la fuerza de su casa, a pesar de que ello viola su libertad condicional. Pero es poco importante, pues es la clave para hallar a la madre de Hope, que se perdió en el mundo cuántico en 1987, al lograr descomponer un misil nuclear de la Unión Soviética. Hope y su padre llevan todo este tiempo trabajando en un artilugio para poder viajar al mundo cuántico y encontrar a la señora.

Pero la cosa no será fácil, pues Scott, Hope y Hank serán perseguidos por Ava Starr, una peligrosa joven que necesita del trabajo de ellos tres en el reino cuántico para poder sobrevivir; además, una bola de mafiosos que quieren vender esa moderna tecnología también estarán al acecho. Scott, con su traje de Hombre Hormiga y Hope, con su traje de Avispa, tendrán que enfrentar a todos estos enemigos si quieren lograr su rescate en el mundo cuántico.

Antman2 - Ellos

Primero tengo que hablar sobre el elefante gigante en la sala: esta película sale en los cines después de “Infinity War” y eso es un problema. Aquella fue tan grande, tan popular, tan épica y oscura, que cualquier película de Marvel que le siguiera iba a verse pálida en comparación. Justo eso sucede. Al ver “El Hombre Hormiga y la Avispa” sentía como si me hubiera comido la entrada después de la sopa y el platillo principal. No sólo en cuanto a la historia sino hasta los elementos visuales, la película se ve como echa con menos ganas que “Black Panther” y hasta “Thor: Ragnarok”, las dos anteriores de este año que no fueron “Infinity War”.

Esto no ayuda a este superhéroe si consideramos, como dice una amiga, que es el que está “hasta abajo de la cadena alimenticia” de Marvel, sólo quizá por encima de “Hawkeye”, que no tiene ni su propia película. Vaya, sentí todo el tiempo que esta película existe porque tiene que estar, pero nada más. Vaya, ni siquiera son super héroes intentando salvar al mundo o detener una enorme conspiración invencible, pues el objetivo de los protagonistas es uno: salvar del mundo cuántico a la madre de Hope. Todo lo demás está por añadidura. Y mientras Black Panther lucha por llevar las virtudes de Wakanda al mundo y Thor busca salvar a su pueblo de la muerte, aquí todo lo que sucede gira alrededor del interés de dos personajes y sólo dos personajes.

Por favor, no crean que con ello digo que “Ragnarok” es mejor, en lo absoluto, recuerden que soy un amargado que se frustró profundamente de que dos películas de drama shakespereano hayan sido concluidas con una comedia burda atascada de bathos hasta el extremo del vómito. Pero “El Hombre Hormiga y la Avispa” sí busca ser mucho más ligera que “Black Panther” e “Infity War” y creo que pierde un poco de fuerza debido a ellos y hasta se llega a sentir más como un capítulo de serie de Marvel en Netflix que un largometraje de super héroes, sobre todo si la comparamos con la primera parte del “Hombre Hormiga”, que me parece mejor escrita, más épica y mucho más entretenida.

Antman2 - Gigante

Pero a ver, vayamos a lo que hace que ésta sea menos buena que la primera, desde mi punto de vista. Lo primero es el funcionamiento interno del mundo de este héroe. La película exige muchísimas veces que apaguemos el cerebro y no hagamos preguntas incómodas. ¿Recuerdan cómo nos dijeron en la primera parte que funcionaba el asunto de hacerse chico y hacerse grande a nivel molecular? Pues esta historia lo contradice a veces, lo respeta a veces y no tiene el menor de los sentidos en muchas ocasiones. Hay que apagar el cerebro. La mamá de Hope lleva décadas en el mundo cuántico… ¿Qué come? ¿Cómo ha sobrevivido? No nos preguntemos cosas complicadas, hay que apagar el cerebro. ¿Por qué “Ghost”, la antagonista, no ha aprecido con anterioridad si es una asesina eficiente de Shield? No nos preguntemos esas cosas, obvio no estaba planeada, hay que apagar el cerebro.

También los personajes sufren en el proceso, específicamente Scott, que es otro ser humano que no vimos en la primera parte. ¿Se acuerdan de este ladrón hábil que se notaba claramente experto en sus asuntos? Pues ahora es un chiste caminando. Más que el protagonista pasa a ser el comedy relief de “La Avispa”. Entiendo que el primero nos prometió el protagonismo de Hope en esta segunda parte, pero eso no requería hacer de Scott un chiste con patas. Cada que el tipo está en pantalla es para hacer bromas o equivocarse, meter la pata en esto o aquello. Sí, siempre corrige el camino y hace lo correcto, pero después de echar un chiste por acá y otro por alla.

Porque eso sí, la película está llena de chistes. Bendito sea Dios, no exagera del humor como lo hace “Ragnarok”, pero sí elimina algunas de las cosas logradas en películas anteriores. Por ejemplo, “Civil War” fue una historia seria y oscura, los Acuerdos de Sokovia un asunto álgido. Sin embargo, aquí el oficial del FBI que tiene a Scott bajo arresto domiciliario por haber ayudado al Capitán América es otro chiste con patas. Cada vez que está en escena es para hacernos reír. ¿Dónde queda entonces la seriedad del asunto? Ya sé, soy un amargado, pero no puedes darle a una línea seria una continuación graciosa. El FBI pierde poder y entonces, ¿por qué diablos debo preocuparme por las consecuencias que “Civil War” tuvo en personajes como éstos? Porque ojo, Hope y su papá están muy enojados, estresados y angustiados porque el FBI los persigue… corte a: el FBI es un chiste. ¿Entonces?

Antman2 - Ghost

Mi problema, obvio, es con el guion, no con los actores, que se lo creen completito y tienen actuaciones buenísimas. Hasta Paul Rudd, que pasó del héroe de la anterior a bufón en ésta resulta bastante convincente (los momentos con su hija son de lo mejor de la película). Hasta personajes tan desarpvechados como “Ghost” están bien representados y el dolor de la chica detrás del traje es palpable. Pero no puedo dejar de decir que por más convincentes que sean las actuaciones, el guion no les ayuda, menos a los villanos sobrados.

¿Villanos sobrados? Sí. El tipejo que se quiere robar la tecnología cuántica para venderla en el mercado negro estorba y lo único para lo que sirve es para poder tener escenas de acción, disparos y persecusiones. Obviamente Scott no podía patear carros de la FBI en su versión gigante, ni aventarles saleros enormes a los oficiales dado que eso echaría por tierra el argumento de que está respetando su arresto domiciliario. El personaje de Ghost no tiene por dónde generar estas escenas de acción típicas y esperables. ¿Entonces a quién hay que partirle el trasero? A un tercero en discordia que poco hace en la historia más que estar ahí para ser vapuleado por los héroes. El problema es que esto le quita tiempo a líneas más interesantes, como la relación de los tres científicos viejos y sus repercusiones en el presente… o escenas heróicas (más que bobas) con el protagonista… o incluso un mucho mejor desarrollo de la relación entre Scott y Hope que NUNCA vemos. Ah, pero las escenitas de acción… ¡pura cosa bonita!

Pura cosa bonita porque los efectos están increíbles. Sólo de vez en cuando las hormigas y las moscas se ven robotizadas y exageradas (sigue sacándome de quicio la forma tan fácil en que se sacan de la manga que el Hombre Hormiga siempre tiene una mosca cerca a la cual subirse cuando necesita llegar, chiquitín, del punto A al punto B). Fuera de eso, lo demás se ve bastante bien y las secuencias de los protagonistas tamaño minúsculo son bastante divertidas y se ven muy muy bien.

Antman2 - Payton Reed, el director

Payton Reed, el director

CUIDADO, SPOILERS: La escena post-créditos es definitivamente lo mejor de toda la película y conecta perfecto con “Infinity War”. No sé si el Hombre Hormiga se salvó de la limpieza de Thanos por estar en el mundo cuántico o simplemente no le tocaba, pero bien puesto y deja un muy buen cliffhanger para la siguiente, además de que hace la conexión tan necesaria luego que durante dos horas no supimos nada de qué pasaba con todos los otros Avengers.

Vayan a verla para estar al día con el universo cinematográfico de Marvel. También si se quieren pasar un buen rato, a pesar de que necesiten apagar el cerebro para lograrlo de la forma más efectiva posible. Pero no esperen la mejor de la tercera etapa de Marvel ni pretendan que en pantalla se desarrolle una historia compleja, bien construida y tan buena como las dos últimas de la franquicia. Es más, ni siquiera esperen que ésta esté tan buena como la primera parte.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s