Opinión. Las Mujeres Forzadas en el Cine.

“Los Cazafantasmas 3”, “Ocean’s 8”, “Los Últimos Jedi”, entre otras, son películas que, aunque no han sufrido en taquilla, han generado en los espectadores un sentimiento de rechazo en el peor de los casos o de simple desinterés en el mejor de los mismos. ¿Por qué? Porque la historia se ha dejado atrás en favor de lo que se mal entiende que son las necesidades sociales y laborales de las mujeres. Esto me irrita profundamente y voy a explicar por qué.

Mujeres - Cazafantasmas

A ver, entendamos algo: la misión primordial del cine es contar una historia. Los efectos especiales, los efectos visuales, la fotografía… todo ello debe girar alrededor de la historia. Abundan ejemplos de cine visualmente hermoso por el que nadie da un peso porque tiene una historia del diablo, a la vez que cine con menos efectos especiales (o incluso efectos desastrosos) se vuelve de culto por la maravillosa que es su historia.

No me vayan ahora a decir que el tema es más importante que la historia, porque una película con tema (y sin historia) bien podría ser un ensayo visual o un documental. Sí, el tema es MUY importante, pero el vehículo del tema sigue siendo la historia. Se pueden comunicar mensajes sociales, políticos o económicos, pero si no se hace como parte de la historia, el tropiezo va a ser desastroso. Por ejemplo, comparemos la forma en que comunica los problemas del capitalismo “Wall Street” de Oliver Stone con la forma en que los comunica “Los Últimos Jedi” de Rian Johnson. En la primera, la queja, la advertencia, el señalamiento son parte de la historia, fluyen con los personajes y el desarrollo del argumento. En la segunda, la queja está forzada en un argumento que no la necesita, de una secuencia inútil, ineficiente y aburrida y que, en vez de ser una advertencia o funcionar como señalamiento, suena a sermoneo. Nadie va al cine a que lo sermoneen.

Volviendo al tema. Así como las películas se preocupan más por sus efectos especiales que por su historia; o se preocupan más por verse bonitas en tercera dimensión y estar llenas de cosas que salten de la pantalla… lo mismo pasa con las mujeres en algunas películas. Cuando el guionista se preocupa más por tener mujeres que sean poderosas, capaces, fuertes, inteligentes e independientes en lugar de tener al personaje que la historia requiere, se cae en un pozo del que es complicado salir.

Mujeres - Oceanicas

Antes de que me empiecen a aventar jitomates y me pongan etiquetas tan facilistas como “misógino” y chorradas de ese estilo, quiero aclarar que no estoy en contra de que haya personajes femeninos en el cine. Estoy en contra de que haya personajes unidimensionales baratos perfectos en el cine, que es lo que los guiones pseudo-feministas nos están entregando en películas como las mencionadas al principio de este texto.

El cine está lleno, a lo largo de su historia, de personajes femeninos interesantísimos. Desde el papel que Bergman le daba a las mujeres en películas como “Persona” o “Sonata de Otoño”, hasta llegar a Ripley de “Alien”, Leia de “Una Nueva Esperanza” o incluso Trinity de “La Matrix”… mujeres que son fuertes, que son capaces, que son valientes, que son independientes PERO QUE ADEMÁS son humanas, llenas de defectos humanos, de conflictos humanos, de cicatrices y debilidades. En los últimos premios Óscar Frances McDormand ganó a mejor actriz por el papel de Mildred, una mujer fuerte, independiente, pero también llena de ira, frustración e impotencia. ¡Un personajazo! ¿Por qué? Porque es real, porque es humana, porque es el personaje que hacía mucho más interesante la historia.

¿Y saben qué tiene Mildred? ¡Que está rodeada de otros grandes personajes! Esa historia tiene mujeres y hombres. Todos con cicatrices, todos con sus logros y sus vicios, con su amor y con su odio. ¿Dividimos la historia en hombres y en mujeres? No. Todos son personajes. ¿Hay hombres más poderosos que Mildred? No importa. ¿Se demuestra que los hombres se cuadran ante ella? No. Un hombre le echa a la cara todos sus fallos sin problema y no lo juzgamos de misoginia porque tiene razón. Su esposo la cambió por una chica más joven. ¿Estuvo mal? No importa, porque la película no quiere ser moralista, sencillamente la cambió. ¿Lo entendemos? Desde luego, pues ser marido de Mildred debió ser un infierno.

Mujeres - Mildred

¿Todo lo que he dicho de Mildred ha sido por ser mujer? No. Ha sido por ser un personaje construido con esas características. También podría llenar párrafos con la valentía de Trinity, la pasión por el deber de Leia, la entrega de Lara Croft o la pasión de Hermionie Granger. Todas ellas ayudan a sus co-protagonistas no como mejor que ellos, sino como iguales. Harry Potter se hubiera muerto mil veces sin Hermione, pero ella, a su vez, no hubiera llegado ni a la esquina sin Harry. Los ejemplos son miles, y podemos sacar todavía más del cine de autor, por ejemplo, la brillante Mabel de Casavettes en “Una Mujer Bajo la Influencia”.

El problema llega cuando el mensaje pseudo-feminista se coloca por encima del argumento. Es tal la necesidad del guionista y el resto de los creativos de dejar clarísimo que la mujer es fuerte, valiente e independiente, que se ven obligados a exagerar sus cualidades a la vez que debilitan a todos los hombres que están a su alrededor. Por eso en la nueva de “Los Cazafantasmas” el buen Thor convertido en recepcionista es un imbécil; por eso Poe, Finn, Luke y cualquier otro hombre de “Los Últimos Jedi” es un estúpido impulsivo o un gordo deprimido junto a mujeres valientes e independientes que saben lo que hacen y tienen todo bajo control. Por eso en “Ocean’s 11” la víctima del robo NUNCA se da cuenta de que le están robando mientras que en “Ocean’s 8” la víctima del robo, una mujer, se percata al instante… a pesar de que el agente de seguros, hombre, es incapaz de resolver el caso.

Digo “pseudo-feminista” porque el feminismo nos habla de equidad, nos habla de igualdad, no nos dice que para que la mujer sobresalga los hombres tienen que agacharse. Un guion bien escrito pone a mujeres brillantes junto a hombres brillantes. Que los guionistas tengan que hacerlos estúpidos a ellos y exageradamente capaces a ellas nos habla de un núcleo machista fortísimo, porque creen que sólo así la mujer podrá sobresalir cuando que, en realidad, debe sobresalir tanto como los demás personajes a través de sus inclinaciones, sus deseos, sus fallas, su personalidad, su carácter, y todas esas cosas.

Mujeres - Idiota

Recientemente un amigo guionista comentó en su cuenta de Facebook que, a punto de iniciar una historia, decidió que su protagonista fuera mujer en lugar de hombre. Eso lo cambió todo e hizo el guion mucho más interesante. Pero no hizo mujer a su protagonista sólo por ser mujer o por llenar alguna especie de cuota de género, sino porque enriquecía la historia. Él estaba enfocado en su historia antes que en el género de su protagonista. ¡Ah, que diferencia a forzar mujeres nada más por ser mujeres! O peor, forzar a la mujer perfecta. Y sí, el caso más lamentable es el de Rey, de la tercera trilogía de “La Guerra de las Galaxias”.

Rey creció en un planeta desértico, pero sabe nadar, sabe pelear con espadas sin haber agarrado una en toda su vida; sabe pilotear y arreglar una nave en la que nunca se había subido; tiene una puntería extraordinaria con armas cortas y cañones de larga distancia; puede vencer sin esfuerzo a soldados profesionales; puede usar un poder mágico en cuya existencia no creía. No critiqué a Rey en “El Despertar de la Fuerza” porque pensé que el Episodio VIII nos iba a dar una razón de porque ella es tan hábil y esperaba una GRAN razón. Pero no la hubo. Nada. Resulta que Rey es genial, maravillosa y extraordinaria por ser mujer. Punto. Y así se va a quedar si no parchan la metida de pata en el Episodio XIX.

Entonces, esta necesidad de mostrar a las mujeres como perfectas junto a hombres idiotas o torpes se siente tan forzado y es tan sintético que está logrando todo lo contrario. En lugar de decirnos: “las mujeres y los hombres son iguales y tienen los mismos derechos” nos está llevando a decir: “¿por qué para sobresalir necesitan achicar a los hombres? ¿Acaso no pueden, así como están las cosas?” ¡Hay que dejar de hacer cine pseudo-feminista! Hay que dejar de hacer cine con cuotas de género.

Mujeres - Poe y chicas

No es casualidad que Poe esté rodeado de mujeres cuando es ignorado y se le niega una petición lógica.

Las mujeres deben ser el resultado inevitable de la historia, no al revés. Las mujeres deben ser una representación narrativa de sus contrapartes en la realidad, no una idealización apócrifa. No es necesario crear mujeres como Rey cuando que una mujer como Mildred es mucho más interesante porque es más real y más fuerte, porque dicha fortaleza surge de su lucha interior y exterior, lucha que en Rey es inexistente porque todo lo sabe, nada la reta, no hay hacia donde crecer. ¿De verdad eso es lo que las mujeres quieren? ¿Que las veamos como seres perfectos sin tacha, sin tropiezo, sin capacidad de aprender, de crecer? Lo dudo mucho.

¡Buena suerte!

Anuncios

5 pensamientos en “Opinión. Las Mujeres Forzadas en el Cine.

  1. Andoni Abenójar

    Interesante digresión. Aunque en mi opinión confundes dos cosas. Entiendo tu argumento al hablar de buen cine y de mal cine. O más global aun: buenas historias y malas historias. Sin embargo no entiendo qué tiene que ver el conjunto de lo que dices con el feminismo o el seudo feminismo. La última de Star Wars es una película malísima a nivel narrativo y obviamente no tiene sentido que Rey sea tan buena en todo. Pero ese personaje en su versión masculina ha existido desde siempre: el tipo carismático, listo, fuerte, rápido, guapo, creativo, agil, seductor y capaz de cargarse a 20 enemigos de una tacada. Y esto raramente es creible (a no ser que el guión lo justifique de algún modo, cosa que rara vez se consigue en el cine palomitero). El tema no va de feminismo, sino de negocio, como todo en Hollywood (y en casi todo el cine). Han descubierto un nuevo filón con un tipo de pelis que hasta ahora habían sido masculinas para abrir nuevo mercado y nuevos espectadores y seguir haciendo dinero, como han hecho con mayor o menor acierto con las adaptaciones de comics y con precuelas, secuelas, spin-offs, remakes, etc.
    Estamos hablando de un tipo de cine (el mainstream americano) que muestra calidad con cuentagotas entre mucha bazofia. Las pelis de las que hablas son parte de esa enorme porción de cine malo. El problema no es que haya películas protagonizadas por chicas en roles tipicamente masculinos (cosa que incluso puede llegar a funcionar, como en Kill Bill). El problema es si la historia es buena o no. Y en el cine hollywoodiense un porcentaje muy alto de películas, ya sean protagonizadas por mujeres fuertes, mujeres débiles, hombres fuertes u hombres débiles, son muy malas como historia, como narrativa.
    El tema del feminismo o ese tipo de conciencia a la hora de producir, dirigir, interpretar películas estaría, creo yo, más relacionado con evitar los tipicos papeles femeninos malos, planos e hipersexualizados sin ningun motivo argumental y solo como reclamo para atraer a publico (al que no le interesa una buena historia.
    Me ha dado que pensar tu artículo.
    Un saludo.

    Responder
  2. Enrique L. Autor de la entrada

    ANDONI:

    No creo estar confundiendo dos cosas, simplemente creo haber iniciado de lo general para ir avanzando hacia lo particular. Lo general es que hay historias que no funcionan porque ponen el acento en donde no va, a saber, en los efectos especiales, en las necesidades tridimensionales, el las cuotas raciales o, en este caso, lo particular, en la necesidad de forzar un mensaje pro-feminista.

    El Episodio 8 de Star Wars es malísima a muchos niveles, pero hay líneas completas forzadas por razones feministas. El poder antes inexistente de Leia, la importancia de Holdo en el puente (con toda la secuencia de Canto Bight que esto trae consigo), la fuerza de Rey (que es la base de todo el argumento Luke-Kylo-Snoke), la sabuiduría social y valentía de Rose (de donde surgen la crítica al capitalismo, la crítica al maltrato animal y el climax forzado). Entonces, la necesidad de demostrar, de forma forzada, el poder de la mujer por sobre el hombre lleva a la creación de líneas argumentales que se cuentan entre lo peor que esta película ofreció.

    Sí, el Rey en versión masculina existió durante mucho tiempo, pero de esto puedo hacer dos comentarios. El primero: que se le consideró siempre un personaje mal escrito. Se prefiere a un Martin Riggs que a un Jack Cole, o un Ian Malcolm que un Owen Grady sin duda alguna. A ese personaje perfecto se le ha juzgado duramente y hoy hasta se le rechaza.

    El segundo: que esa imagen surgía del funcionamiento social. Son historias creadas en un tiempo en que el hombre hacía (salía a trabajar, conducía el carro, cuidaba a la familia) y la mujer esperaba (cuidaba a los hijos y era madre de familia). Por ende, que el cine emulara a la realidad del hombre que hace y la mujer que espera era muy diferente a esto que comento en el texto, que no se puede hallar en la realidad bajo ninguna interpretación.

    Dices que el tema no va de feminismo, sino de negocio. Estoy de acuerdo y no. Por un lado estoy de acuerdo porque obvio todo es negocio, eso se da por entendido, pero yo tenía ganas de escribir las herramientas del negocio a través de las cuales están lastimando las historias. Los efectos especiales también son por negocio, las películas tridimensionales también, poner actores famosos en voces animadas también. Todo es negocio, pero yo quería ser más específico en el sentido en cómo esta herramienta específica del negocio está afectando.

    Además de que es una herramienta que no está dando los dividendos esperados porque tanto mujeres como hombres rechazan las historias mal contadas, por más que fuercen elementos con quien, se supone, las mujeres se pueden conectar. Eso sin contar que tanto mujeres como hombres pueden identificarse con mujeres y hombres. Yo no estoy negado en ningún sentido a vincularme con Katniss Everdeen al igual que una mujer no está negada a vincularse con Aragorn.

    Mi queja noe s que haya chicas puestas en personajes femeninos, en el mismo texto hablo de protagonistas femeninas que no me generan problema. Lo que me genera problema es que la razón de esas mujeres para estar ahí sea la intención de meter con calzador el mensaje feminista y no la intención de contar una buena historia o, incluso, de meter un mensaje feminista de forma más escueta y mucho mejor lograda.

    Eso sin contar que ahora creen que por hacer “versiones femeninas” de películas protagonizadas por hombres (Oceans Eleven o Cazafantasmas) están atacando un mercado no atendido, pero ese mercado tampoco está siendo atendido porque se siente que lo están sobreprotegiendo y viéndole la cara. No dicen “por fin, la película que quería ver”. Dicen: “¿creen que soy tan idiota como para verla sólo porque tiene mujeres?”

    Ahí mi queja más clara: *en el intento de darle valor a la mujer, se lo arrebatan*. Sea por necesidad de atraer nuevos públicos y ganar dinero o por poner allá afuera el mensaje, están haciendo lo contrario.

    De lo demás, estoy de acuerdo. Se debe evitar el otro extremo, en donde se cree que una mujer en pantalla no sirve más que para atraer miradas y que los planos de traseros, caderas y escotes son lo único que los personajes femeninos pueden ofrecer.

    Gracias por leerme y comentar el texto. Te mando un fuerte abrazo.

    Enrique.

    Responder
    1. Andoni Abenójar

      Estoy de acuerdo con prácticamente todo tu argumentario. Lo único que veo de manera diferente es la respuesta a esta pregunta: ¿qué es lo que lleva a las productoras a hacer ese tipo de películas (Los Cazafantasmas 3, Ocean’s 8,…)?
      Por tus palabras se deduce que situas el motivo de que se hayan producido esas películas en la presión del feminismo o eso que algunos llaman el “lobby feminista”. Yo no lo veo así. Más bien creo que, como te decía antes, los productores ven un nicho de mercado pensando que las personas feministas van a ir a millones a ver esas películas. Obviamente no les ha salido como esperaban (excepto en el caso de la última de Star Wars donde entran otros motivos sentimentales masivos con los que ya contaban). En todo caso habrán ido a ver esas películas (por motivos de ideología) las personas que se consideran feministas de una manera muy superficial.
      Eso creo. Que el problema está en el mal gusto y la falta de sensibilidad artística de los que ponen la pasta.
      Pero bueno, son dos visiones distintas y en gran parte complementarias.
      Me ha gustado leer tu artículo.
      Un abrazo.

      Responder
  3. Enrique L. Autor de la entrada

    ANDONI:

    No sé en qué parte de mi texto leíste algo que pudiera dar a entender que estoy hablando de lobbys feministas ni nada por el estilo. No. Mi punto de vista es que hay de dos sopas: o la intención de captar una mayor audiencia o las ideas personales detrás de los productores.

    Por ejemplo, creo que en el caso de “Ocean’s 8” puede ser aptar una mayor audiencia femenina y ganar más dinero, pero eso no funciona porque, en primera, la película dice a gritos que esta pelí no es una historia original sino un “ahora vamos a hacerle a las mujeres su versión”; en segunda, muchas mujeres que conozco prefieren las versiones originales por el atractivo visual que esta versión femenina.

    En el caso de “Los Últimos Jedi” sí creo que Kathleen Kennedy trae una necesidad personal de meter ideas pseudo-feministas en el cine. No sólo lo vemos en el cine de Star Wars que se ha desarrollado bajo su cargo, también en los juegos de video, la serie animada de Rebels y en algunas otras actividades como mandar a hacer playeras de “The Force is Female”.

    En el caso de Star Wars creo que va más allá de captar una audiencia femenina por razones económicas y sí creo que es una necesidad personal de la jefa Kennedy, porque cada mensaje de justicia social, feminismo e inclusión en las nuevas películas le ha estallado en la cara como plan de ventas y de todos modos lo sigue haciendo. Y no sólo lo sigue haciendo, sino que no ve que es un mal plan de ventas. Cuando los espectadores y fans se quejan del camino pseudo-feminista por el que ha llevado a Star Wars, no dice: “Me equivoqué, esta no es una buena idea de negocios”. No. Dice que los fans son blancos misóginos que los fans se sienten amenazados por el poder de la mujer, etcétera.

    Entonces, insisto, me sorprendió que de mis palabras dedujeras algún mensaje sobre el lobby feminista porque por más que leo y releo mi texto y mi respuesta, no encuentro de dónde pudiste sacar tal idea. Pero espero que con esto haya podido aclarar mejor mi posición.

    Te mando un abrazo.
    Enrique.

    Responder
    1. Andoni Abenójar

      Queda claro el asunto del lobby, Enrique. gracias por la aclaración.
      Había deducido que, al hablar no solo de Star Wars, sino también de Ocean´s 8 y de Cazafantasmas 3, que te referías a algo más que a un caso particular, como el de Kathleen Kennedy.
      Me cuesta creer (no digo que no sea posible), que alguien como ella , capaz de manejar todos los hilos que hacen falta para llegar a ser presidenta de Lucasfilms tenga una gran conciencia social y esté realmente concienciada con ciertas luchas, perteneciendo al mundo cinematográfico mainstream hollywoodiense… No me encaja, aunque repito, no digo que sea imposible al 100%. Por eso creo que las decisiones de esa productora y el nuevo estilo que trata de explotar no tienen nada que ver con feminismo, sino con intentar vender la moto a un posible público feminista. y, claro, hecho sin ningún buen gusto artístico y sin una narrativa competente, no cuela.

      A lo que me refiero es a que, en mi opinión, Kathleen Kennedy utiliza el feminismo como reclamo para encontrar nuevo público y unos cuantos millones más de beneficio. Igual que Inditex hace con las camisetas con esloganes feministas. No veo feminismo detrás esas decisiones, sino tratar de aprovecharse del feminismo. Puro negocio, sin ideología.

      Por lo demás me queda claro tu punto de vista, con el que coincido, excepto, como te decía desde el principio, en la raíz del problema, en la intencionalidad o la causa que motiva que se hagan estas películas.

      Un fuerte abrazo.

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s