Libro. “Pétalos al Viento” (Petals in the Wind) – V.C. Andrews, 1980.

Luego de terminar “Flores en el Ático” y enterarme de que los tres hermanos, Cathy, Chris y Carrie lograron escapar de la terrible mansión de los Foxworth, no pude detenerme y me hice de la segunda parte de esta historia para ver qué era de ellos fuera de ese ático de pesadilla.

PAV - Portada gringa

Si no has leído mi punto de vista sobre la primera parte, puedes encontrarla aquí.

Luego de que los hermanos dejan la terrible casa, caen de forma azarosa en casa del doctor Paul Sheffield, un médico viudo que los recibe con felicidad, los cuida y termina adoptándolos. Pronto, Cathy y sus hermanos tienen lo que siempre desearon: libertad, cariño y, sobre todo, una familia. La cosa empieza muy bien para ellos pues Paul los adora y su cocinera muda, Hanny, es un bombón también.

Chris comienza a estudiar medicina y Cathy entra a una escuela de ballet. Los dos están logrando sus sueños. Pero las cosas poco a poco se comienzan a poner feas para Cathy, que parece haber nacido con una nube negra sobre la cabeza. Si en algo le puede ir mal, le va mal. Su belleza no le ayuda, pues muchos hombres la desean, algunos de ellos la aman y otros están confundidos entre una cosa y la otra. Mientras tanto, en la cabeza de Cathy sólo hay un deseo: vengarse de su madre, a la que culpa de absolutamente todos sus males, hasta aquellos que son únicamente su responsabilidad.

La novela nos cuenta muchísimas cosas, pues abarca un montón de años. Cathy tiene parejas, sufre decepciones, tiene que luchar entre varios amores, vive en medio de hombres que luchan por ella, debe llevar adelante su carrera de bailarina profesional y, sobre todo, superar la muerte de seres queridos que caen como moscas a su alrededor. Ella misma dice que en su camino va dejando cadáveres. Pero su objetivo es uno: enfrentarse a su madre y hacerla pagar por todo lo que ella y sus hermanos han sufrido.

PAV - Portada Española

En mi texto sobre “Flores en el Ático” mencioné que en el libro parece que no pasa nada. Páginas y páginas de momentos en los que no hay hechos importantes desarrollándose en el papel, cosa que yo interpreté como la vida aburrida de los hermanos, que encerrados en el ático pasaban los días como yo, lector, pasaba las páginas: nada de nada, nunca. Sin embargo, “Pétalos al Viento” es todo lo contrario, pasan cosas todo el tiempo. La novela salta de un hecho a otro y a otro y a otro y, en ocasiones, se puede volver estresante.

No sentí en la novela (o en la vida de Cathy, para eso) un descanso. Todo pasa rápido, de un momento a otro. Algunas cosas sí se van construyendo poco a poco y la autora, V.C. Andrews, nos lo entrega de forma escueta y bien construida. Pero hay cosas que suceden, de la nada, de un párrafo a otro, sin que quede del todo claro porque sucedió lo que sucedió o qué llevó a Cathy a tomar tal o cual decisión. Eso me desesperó un poco, porque hay momentos que se sienten forzados, como si la escritora tuviera necesidad de meter un momento dramatiquísimo en donde no necesariamente cabía.

A diferencia de la primera parte, que tiene afectos muy sutiles, la continuación se desarrolló más como una telenovela. El dramatismo está a todo lo que da y en ocasiones de manera muy forzada. Cathy es dramática en extremos. En ocasiones, una buena mujer con un corazón de oro que extiende su mano para tocar al necesitado e incluso ser amable con quien no lo merece; luego, de un salto, se convierte en una bruja manipuladora y malvada, que está a dos de reír con malevolencia mientras se restriega las manos.PAV - Texto 1

En ocasiones, el comportamiento de Cathy se me escapaba. Por la construcción del personaje, pensé que haría una cosa y ¡bum! Hacía otra. Entonces me di cuenta que no siempre actuaba según la lógica del personaje, sino las intenciones de Andrews por mantener la historia caminando. Porque la misma autora mata algunas líneas narrativas demasiado temprano y, entonces, se ve obligada a crear otras. En muchas ocasiones lo hace muy bien, retomando algunos hilos perdidos de aquí y de allá. En otras ocasiones, se siente forzado y sacado de la nada. ¿Por qué el personaje tal haría eso? La única respuesta es: porque es lo más sobre-dramático que puede pasar en el estado en que en este momento están las cosas.

Sí, en muchos momentos es sobre-dramático, pero nunca dejamos la mano de Cathy en su deseo de venganza. Y esa es justamente la cosa, estos saltos en su personalidad y sus acciones me llevaban a preguntarme cuál era realmente su objetivo. Si buena parte de lo que hace en la historia tiene la intención de vengarse de su madre, ¿entonces por qué en ocasiones se desvía de forma tan fuerte? Sí, podemos decir que es inestable, que es insegura y que es impulsiva, que hace las cosas sin saber del todo lo que quiere… pero ese argumento sólo responde a algunos de sus movimientos, no a todos.

Pero ojo, no quiero que se entienda que no disfruté el libro. Si bien no me gustó tanto como el primero, éste es mucho más colorido, es incluso una antítesis del primero. Allá todo se desarrollaba en un solo lugar, aquí la historia va de un pueblo a otro, de una ciudad a otra, de un país a otro. En el primero, los personajes eran limitados, aquí hay muchísimos y no dejan de agregarse más y más a cada rato (aunque luego salgan con la misma facilidad), allá no pasaba nada, aquí no dejan de pasar cosas todo el tiempo.PAV - Texto 2

No puedo negar que los últimos capítulos son una chulada y, en mi mente, lo que realmente queremos leer desde la página uno. Todo lo demás son los andamios alrededor de ese momento en donde, tantos años después, Cathy regresa a la casa, al cuarto donde estuvo encerrada tanto tiempo y al temido ático. Verla, ya adulta, recorrer esos muros entre los que creció y tuvo sus primeras experiencias de vida es gratificante. El reencuentro con los fantasmas de su pasado es un caramelo literario y un maravilloso momento en la narrativa de venganza.

Como si dicho momento no fuera lo suficientemente dramático, Andrews lo atasca de más drama y eso, aunque no me rompió la experiencia, estuvo a punto. Mientras leía el clímax de la historia, que debió mantenerse puro, tuve que soplarme la interrupción del momento con más drama del necesario. Afortunadamente la autora se interrumpe también a sí misma en ese sentido y deja que la historia realmente interesante siga luego del estorboso paréntesis. Las últimas páginas abren algunas interrogantes que la autora no responde en su desenlace y que no sé si responderá en la tercera parte.

“Pétalos al Viento” es el volumen más extenso de la saga de Dollanganger y es seguido por tres libros más. A decir verdad, no sé de qué van las siguientes tres novelas, pues las dos primeras no son la historia de Cathy, son la historia de su sufrimiento en el ático y su búsqueda de venganza, con todo aquello que sucede en medio, mucho de lo cual es instrumental en su desquite. Cathy sufrió, Cathy planeó su venganza y Cathy la puso en práctica. Las líneas narrativas de las dos primeras novelas ya están agotadas… No sé de qué se pueden tratar las dos siguientes a menos que abran nuevas historias, nuevos conflictos y nuevos dramas en la vida de un personaje que ya tuvo demasiados y que ya cerró un ciclo.

FEEA - V.C. Andrews, la autora

V.C. Andrews, la autora

“Pétalos al Viento”, creo, cierra muy bien la historia y creo que seguirla es equivocado. Pero como soy chismoso y suelo cuestionar mis prejuicios, quiero saber de qué va la siguiente novela, así que la leeré también. No en este momento, pues tengo otros textos que buscan mis ojos y este último libro me dejó cansado en el sentido de que no puedo soportar más lágrimas en las páginas de la vida de Cathy. Descansaré de esta saga un rato y luego retomaré mi camino.

¡Buena suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s