Película. “Nace una Estrella” (A Star is Born) – Bradley Cooper, 2018.

En todos lados he escuchado y leído que esta película es una maravilla. Los críticos le aplauden sin cesar a Lady Gaga por su actuación y a Bradley Cooper por su dirección (la primera de su carrera). Además de eso, no hay como que muchísimas opciones en el cine que valgan la pena. Así que, lleno de expectativa, me metí a ver la cuarta versión de “Nace una Estrella”.

ASIB - Portada

Jackson Maine es un cantante de country bastante famoso y amado en todo el país. Sus conciertos se atascan de miles de fanáticos emocionados y es, además, estimado a donde sea que pone un pie… vaya, es una estrella en toda la extensión de la palabra. Además, su fama no le trae problemas, no le molesta que lo reconozcan, es amable con sus seguidores, etcétera. Sin embargo, su doloroso pasado lo tiene metido hasta el cuello en las drogas y el alcohol.

Un día, buscando en dónde seguirse la borrachera, termina en un bar de drag-queens en donde conoce a Ally, una cantautora que tiene que trabajar como mesera para salir adelante. Jackson queda impactado con su talento y comienza a salir con ella. Se entera de que vive con su padre y que sus intentos por comenzar una carrera artística se han visto coartados por su baja autoestima (algunos productores y promotores critican el tamaño de su nariz como un problema a la hora de vender su imagen).

Pero Jackson confía tanto en ella, que la invita a cantar una de sus canciones en el escenario, frente a los millones de fans de la música country. Poco después, Ally se convierte en parte de la banda de su novio. Es tal su talento, que una casa productora la invita a tener su propia carrera como cantante independiente. Mientras ella se llena de éxitos, Jackson tiene que lidiar con los vicios que lo están matando y la pérdida de audición que amenaza con destruir su carrera. ¿Será el amor por Ally capaz de salvarlo?

ASIB - Ellos 3

A ver… esta es la cuarta versión de esta película. La primera fue en 1937, la segunda en 1954 y la tercera en 1976. No he visto las tres versiones anteriores, pero quería saber qué tan buena puede ser esta historia para que la hayan re-creado tantas veces, sobre todo si consideramos que la primera vez fue también una especie de adaptación de otra película de 1932. Dejemos de lado todo el tema de la falta de creatividad de Hollywood y de cómo ahora todo son re-creaciones, precuelas, secuelas, y etcétera… no, sólo veamos si la historia vale tantísimo la pena contarse y re-contarse.

Mi respuesta es: no lo creo. Y no lo creo porque no encuentro en esta historia nada que la haga tan pero tan popular y repetible. Un cantante bien posicionado y exitoso se enamora de una mujer talentosa pero frustrada porque nadie pone en uso sus enormes capacidades. Él, en parte porque cree en su confianza y en parte por amor, le da su primera oportunidad y de allí ella crece y crece hasta volverse tan famosa (o más) que él.

Hemos visto esa historia muchísimas veces y no me refiero sólo a las otras tres versiones de la misma cosa, sino a otras. El conflicto siempre se genera de dos maneras: o bien ella crece mientras que él está en una espiral de autodestrucción; o bien el crecimiento de uno le genera al otro un montón de celos que poco a poco minan la relación. Vaya, hasta “El Extra” de Cantinflas tiene un montón de elementos de esta repetidísima fórmula.

ASIB - ELla

Entonces, el argumento no tiene mucho que ofrecer, desde mi punto de vista. Ya hemos visto, insisto, al alcohólico auto destructivo cientos de veces y también a la humilde y talentosa chica ignorada. A veces cambian los papeles y él es el poco notado y ella es la gran estrella, pero en la base es lo mismo. También hemos visto a la gran estrella que lo tiene todo, pero “algo” (a veces explorado, a veces no) lo tiene metidísimo en la depresión, las drogas y el alcohol.

¿El agente que quiere cambiarle al protagonista la carrera para que llegue más lejos? Visto mil veces. ¿La forma en que la nueva estrella tiene que darle la espalda a todo lo que le importa? Desde “LaLaLand” hasta “Wayne’s World”. ¿El nuevo equipo creativo de la cantante cambiando su imagen y las letras de sus canciones para que le agrade a nuevos públicos? También. Vaya… ¿Por qué Bradley Cooper eligió re-hacer algo tan visto para entregarnos su Ópera Prima como director?

Entonces la respuesta no puede estar en el argumento, sino en los personajes. Tenemos, por un lado, a Jackson, representado por el mismísimo Bradley Cooper, que también produce y dirige. Es muy buen actor, sin duda. La comedia le sale bien y el drama también. Pero este personaje no tiene nada de atractivo desde mi punto de vista… es el mismo sureño de siempre. Mucho alcohol y muchas drogas sin que sepamos, en verdad, qué fue lo que lo llevó ahí. Su padre tomaba alcohol y lo obligaba a tomar cuando era un niño, pero la película no desarrolla mucho al respecto. Siempre tuvo la figura positiva de su hermano, que vive toda la película rescatándolo de problemas en donde el otro se vuelve a meter. ¿Por qué? Incluso Jackson va a una clínica de recuperación en donde deja el alcohol y trabaja algunos de los traumas de su pasado… Pero nada, sale de ahí y su vida sigue siendo un pozo oscuro.

ASIB - Bradley Cooper

Bradley Cooper, el director

Ya sé, me van a decir que es una película sobre amor y tal, que no se trata de los procesos mentales. Ya sé, pero entonces no pongas absolutamente todos los conflictos de una historia de amor en los vicios de un personaje sin que se desarrollen muy bien las razones de sus vicios y, sobre todo, haciendo que el conflicto continúe a pesar de que el alcohol y las drogas hayan sido superadas. Para el tercer acto de la película, Jackson está sobrio, ya no toma drogas, ya habló de su pasado, ya le declaró a sus seres queridos sus verdaderos sentimientos, ya se disculpó a quienes les hizo daño… Sin embargo, los conflictos continúan hasta el punto de cerrar con la historia. ¿Por? No tiene sentido…

Vayamos ahora al personaje de Ally. Creo que este es el más interesante de la historia. Primero, por el personaje como tal y, después, por quién lo representa. Sí, no podemos dejar de considerar la realidad que en ocasiones invade la pantalla. Ally es insegura y humilde, así que la forma en la que reacciona a su nuevo éxito es bastante convincente. Lady Gaga me convenció como alguien muerta de miedo sobre el escenario, pero un alguien que de todos modos lo intenta y lo logra. Creo que su actuación es honesta y bien lograda. Además, muchos espectadores nunca hemos estado frente a ESA Lady Gaga, fuera de los vestuarios exagerados y los espectáculos llenos de brillo y colores saturados. Ver a esta mujer como un ser humano con los pies en la tierra fue una bocanada de aire fresco y, sobre todo, verla de una forma tan opuesta a quien es en los escenarios de la vida real fue sorprendente.

¿Qué pienso de la relación de amor? Creo que Cooper y Lady Gaga tienen buena química. Me creo su relación. Me creo el amor e incluso algunas escenas de la película me apachurraron el corazón. Si vemos esta película por ver en pantalla una relación de amor que se aleje de las comunes comedias románticas que hoy invaden la pantalla, entonces está muy bien. Creo que la parte que más disfruté fue su relación durante el primer acto, cuando se conocen. La primera cita es muy linda. No está llena de los típicos lugares comunes de las películas de amor, sino que está más basada en la realidad sin que eso le reste lo bonito a la ilusión del nuevo amor.

ASIB - Ellos

Pero hay poco de eso. La película llega muy rápido a la parte en la que todos nos preguntamos por qué la chica sigue con ese pedazo de cerdo borracho. Y claro, la respuesta es “porque lo ama”. Sí… Pero entonces nos tenemos que sentar a ver un segundo acto lleno de conciertos-patanería-perdón, conciertos-patanería-perdón, conciertos-patanería-perdón. Desde mi punto de vista la película se cae un buen rato, hasta que después más o menos se levanta para llevarnos a un final que, desde mi punto de vista, fue un poco forzado. En tres de las versiones anteriores las cosas terminan igual, y en todas me parece un final que pudo ser evitado, sobre todo si seguimos el desarrollo de los personajes hasta ese punto.

De leer mi texto parece que la odie, ¿verdad? Pues no, en realidad no. Simplemente me pareció una película bastante normal. No me pareció sobresaliente. Un par de canciones me gustaron mucho, pero nada más. Ella está muy bien, sobre todo porque no es actriz. La dirección de Cooper también está bien. Simplemente… la película me parece demasiado lo de siempre. Ya sé que no hay historias nuevas, lo entiendo. También he sido yo quien insiste todos los días con que no toda historia debe sorprendernos con vueltas de tuerca. Sencillamente he visto esta película muchísimas veces (sin haber visto sus propias versiones anteriores) como para emocionarme. Tampoco me pareció una historia de amor atractiva, no me preocupé por los personajes ni me enamoré de la relación como me ha sucedido con otras historias de amor.

Pero quizá yo sea un verdadero amargado, porque he leído, como dije antes, a muchísimos críticos decir lo maravillosa que es, lo hermoso que es el amor entre los protagonistas, el exquisito remake que es y otras tantas cosas. La verdad es que no veo de dónde. Eso sí, no puedo cerrar sin decir que ya quisieran muchos tener una Ópera Prima como ésta. Se nota que Cooper sabe lo que hace. Pero de eso a pensar que es LA película de amor del siglo… no, no lo creo.

¡Buena Suerte!

Anuncios

2 pensamientos en “Película. “Nace una Estrella” (A Star is Born) – Bradley Cooper, 2018.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s