Película. “Escalofríos 2: Una Noche Embrujada” (Goosebumps 2: Haunted Halloween) – Ari Sandel, 2018.

Actualmente hay dos películas para niños en el cine. Una es “Cenicienta”, una nueva versión de una historia que nos sabemos de memoria gracias a la versión de Disney de hace mil años. La otra es la secuela a “Escalofríos” de 2015. La primera es una historia sencilla, pero divertida, así que la segunda seguro sería un poco más de lo mismo, pero más divertido y más emocionante.

Escalofríos - Poster

Sonny y Sam son dos amigos que tienen una “compañía” que recoge chatarra y basura a domicilio. Reciben una llamada y se lanzan a una casa abandonada, en donde encuentran un libro cerrado con llave. Lo abren y, sorpresivamente, aparece Slappy, un viejo y maltratado muñeco de ventrílocuo. Deciden llevarlo a casa sin saber que es, en realidad, un muñeco maligno y malvado con el poder de mover cosas con su mente, desaparecer y teletransportarse.

Juntos van con Sarah, la hermana de Sonny. Al principio ella no les cree, pero no tarda en ver con sus propios ojos el poder destructivo de Slappy. Juntos intentan deshacerse de él tirándolo al río, pero lo único que logran es hacerlo enfurecer. Traicionado por quienes él pensaba que eran su nueva familia, el muñeco planea conseguirse otra. Así que, usando la poderosa torre eléctrica de Tesla, transmite su poder al pueblo entero. Todos los juguetes, adornos y disfraces de Halloween cobran vida.

Ahora, Sarah, Sonny y Sam tendrán que buscar a R.L. Stine, el creador de Slappy, para que los ayude a deshacerse de la amenaza. Pero el autor está renuente a ayudar y el muñeco no se detendrá ante nada para lograr tener una familia de nuevo. La madre de Sarah será su última víctima. ¿Podrán los tres llegar a tiempo para detener la amenaza?

Escalofríos - Todos

Hay que dejar algo bien claro: nunca he leído ninguno de los libros del verdadero Stine. Sé que es considerado como el gran maestro del terror para niños y que sus historias se han adaptado al cine en varias ocasiones, pero nada más. No sé qué tanto “Escalofríos” o “Escalofríos 2” respeten sus textos o si son algún tipo de adaptación libre. Lo que sé es que aplaudo la capacidad del escritor, los adaptadores y los cineastas para hacer cine de terror para niños.

Lo aplaudo porque la película asusta, pero no mucho. Vaya, es literalmente una película que asusta poquito a los niños. Nunca es muy intensa, los monstruos no son verdaderamente espeluznantes. Los niños se divierten sin que ello les genere pesadillas ni nada por el estilo. No es sangrienta, sabemos que los personajes no peligran, la diferencia entre el bien y el mal está bien marcada… Vaya, es una película que puede ser disfrutable para todos los públicos. Aunque la primera tiene momentos que pueden asustar un poco a los niños, no encontré en la segunda nada que genere que se cubran los ojos.

Aquí está mi primera queja… Dije que la primera tiene momentos que pueden asustar. Y es que la primera es una película mucho mejor lograda, se nota que fue un proyecto mucho más detallado. Desde la presencia de Jack Black en toda la película (y no sólo unos minutitos en el clímax) hasta los protagonistas (nadie conoce a los niños de la dos mientras que la primera tiene de protagonista a Dylan Minnette, de moda por su Clay Jensen de “Por Trece Razones” de Netflix.

Escalofríos - Ari Sandel el director

Ari Sandel, el director

Si comparamos ésta con la original, “Escalofríos 2” parece como de esas secuelas que se producen para salir directo a vídeo. Su calidad está muy por debajo de la primera, al igual que su guion, sus efectos especiales, sus locaciones, la cantidad de personajes (incluyendo extras) y hasta su duración. Se supone que una secuela debe superar a su antecesora en todos los sentidos, pero el cine de Estados Unidos se especializa en meterle mejores efectos especiales, relaciones más complejas, etcétera. Se dice que la segunda debe ser siempre “más grande y más ruidosa”. En la mayoría de las ocasiones esto aplica, pero no aquí. “Escalofríos 2” se siente como una versión diluida de la primera parte.

Eso no le quita que no esté entretenida. La aventura es linda, los niños se divierten y los adultos ven las posibilidades de terror en todo lo que sucede en pantalla. Además, igual que en la primera parte, hay un par de bromas en las que Stein (en el personaje de Jack Black) se compara con Stephen King. Para quienes hemos leído a King, las bromas son bastante buenas.

No es necesario ver la primera para disfrutar la segunda. Incluso diría que verlas al revés es la mejor experiencia, pues entonces sí se logra que la “secuela” sea mucho mejor que la primera parte en todos los sentidos. Ambas terminan con un cliffhanger similar que en ninguna llega a nada más que a cerrar la historia con un sustito. Jack Black está muy bien en las dos y los niños de la secuela, aunque no son los grandes actores infantiles de su generación, logran lo necesario para vincularse con el público infantil.

Escalofríos - Muñeco

La película habla un poco sobre el acoso escolar, pero no lo suficiente como para que sea un hilo conductor de la historia y mucho menos para que el público infantil aprenda nada de ello. A la protagonista se le da el deseo de ir a la universidad y para ello debe escribir sus mayores miedos… Es una necesidad chafa del argumento que tampoco llega a nada. Vaya, no crean que los niños van a aprender ninguna lección de vida con esta película, pues todo lo que podría ser un mensaje más importante que los monstruos persiguiendo gente se queda perdido en un par de diálogos sin trascendencia.

Vayan a verla si tienen hijos chicos, si les gusta el cine de terror (aunque éste es para niños) o si les gustan los monstruos clásicos, aunque el monstruo de Frankenstein y Drácula no están por ningún lado. La película es muy corta, se va como agua, así que los más pequeños no se aburren ni se impacientan. Insisto, es divertida, pero dudo mucho que la recuerden media hora después de salir del cine.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s