Teatro. “Los Miserables” (Les Misérables) – Laurence Connor y James Powell, 2018.

Soy absolutamente fanático del musical “Los Miserables” desde finales de los años noventa. La novela es mi favorita y he visto todas las versiones cinematográficas y televisivas a las que les he podido poner la mano encima. Este año llegó a México la segunda puesta en escena de esta historia, luego de aquella de mediados de 2003 que me dejó bastante insatisfecho. ¿Qué tal la experiencia en esta ocasión?

Miserables - Póster

Al menos que hayan tenido la cabeza metida debajo de una piedra por los últimos treinta y ocho años, saben que “Los Miserables” es un musical que adapta la historia narrada por Víctor Hugo en su novela del mismo nombre, publicada hace más o menos ciento cincuenta años. Jean Valjean es un ex-convicto que, después de veinte años de encarcelamiento y trabajos forzados, viola su libertad condicional para cambiar su vida y volverse un hombre de bien.

Años después se convierte en el alcalde de la ciudad de Montreuil bajo una falsa identidad. Pensaba que toda su vida correría en paz, pero el Inspector Javert, que lo conoció cuando estaba prisionero, llega a la jefatura de policía de la ciudad y sospecha de Valjean luego de ver que es tan fuerte como aquel prisionero al que conoció tan bien años atrás.

Tras la muerte Fantine, una de sus empleadas, Valjean se hace cargo de la niña huérfana. Sabe que él es todo lo que tiene en el mundo, así que llevará su palabra de cuidarla hasta las últimas consecuencias, a pesar de que el Inspector Javert no deja de perseguirlo y será capaz de todo para finalmente atraparlo y regresarlo a los trabajos forzados en donde está seguro que pertenece.

Miserables - Valjean

Sí, ya sé que mi resumen está muy soso y no cubre ni el veinte por ciento de lo que sucede en la obra musical y mucho menos es capaz de resumir una mínima parte de la novela, pero es que es una historia tan amplia, tan llena de detalles y capas de contenido, que intentar ponerla en pocas palabras es un esfuerzo que resultará poco eficiente por más fuerza que se le ponga.

En 2003 salí bastante enojado del teatro luego de ver la primera versión mexicana de “Los Miserables”. Las canciones, desde mi punto de vista, estaban mal traducidas, muchas de ellas no rimaban. La escenografía era pobre, si no casi inexistente (las barricadas y, entre ellas, una especie de puente era todo lo que aparecía sobre el escenario). Las voces no eran las mejores del mundo considerando la cantidad de talento en México… Vaya, la obra me dejó bastante decepcionado.

Entré a esta versión con las expectativas bastante altas, pues me enteré que se habían esforzado mucho más en esta ocasión… en todos los ámbitos, desde las voces y la traducción hasta la musicalización y la escenografía. Ya nada más de entrada, ver el escenario completamente vestido me puso la piel de gallina. Me sentí abrazado por el mundo de Víctor Hugo. Pero de todos modos me mantuve escéptico.

Miserables - Thenardier

La obra me calló la boca. Fue una experiencia completamente inmersiva. La escenografía está maravillosa. Todo se mueve durante la duración completa de la obra. Entran y salen muebles, muros, casas, viviendas completas. En el fondo, las proyecciones cambian según lo que sucede en el escenario y las imágenes logran un fabuloso efecto de movimiento que sería relativamente imposible de lograr en teatro. Bravo por la escenografía, maravillosa en todos los sentidos. Para cuando llegamos a toda la secuencia de las barricadas, bueno… los efectos son espectaculares.

La obra re-adapta los movimientos y la aparición y muerte de los personajes. Respetando la puesta de escena original, todos los elementos que esperamos ver se mantienen, aunque los muevan de lugar o los muestren de otras formas. Sin embargo, quiero hacer un comentario especial sobre la muerte de Javert (no es spoiler, por Dios, la cosa lleva presentándose casi cuarenta años). Esta escena es la mejor que he visto en mi vida. Mucho mejor que la de la película, mejor que la versión original de Broadway o Londres y bueno, a millones de años de diferencia de la versión mexicana de mediados de los dos mil. El efecto que se logra en la muerte de Javert, la combinación de escenografía, música, actuación y el efecto impactante de las proyecciones de fondo… Me quedé con el ojo cuadrado. ¡Bravo, coño!

Me quejo un poco de la musicalización (subrayo un poco) porque se abusa del teclado para reemplazar otros instrumentos. Una orquestación compleja me habría venido muy bien. Lo mismo digo de algunas canciones. Aunque la traducción está bien en la mayoría de las piezas, hay algunas que no riman ni aunque les den vitaminas. Creo que “Who Am I?” y “Stars” son las que más sufren de esto. Por alguna razón, no he escuchado hasta la fecha una versión en español (ni España, ni México, ni Argentina) que haya dado en el clavo pasando a nuestro idioma la canción básica de Javert. En otras, aunque la traducción no rompe por completo la experiencia, sí se siente forzado el asunto. Otras tantas, aunque suenan bonito y riman adecuadamente, no comunican con la misma fuerza el mensaje de la canción y la pasión de las palabras originales (sí, hablo de “On My Own”, “El Suicidio de Javert” y “Bring Him Home”, por mencionar algunas).

Miserables - Un día más

Sobre las voces, no tengo problema. Luego de la adaptación cinematográfica, no existe director en el mundo que seleccione voces malas de forma tan deliberada como lo hizo Hooper al elegir a Rusell Crowe para interpretar a Javert. Luego de esas voces, no creo que otras lastimen al contenido musical de nueva cuenta. Sin embargo, sigo quejándome con esta necesidad del teatro musical en México de eliminar de los jóvenes-protagonistas-enamorados las voces fuertes. Lo hicieron en 2003 con Ernesto D’Alesio y ahora con Agustín Argüello… ¿Por qué demonios el personaje Marius no puede tener voz de tenor en las adaptaciones mexicanas, caramba? ¡Es tenor en todas las demás!

Pero bueno, para terminar no me queda sino decir: corran a verla. Actualmente los precios están mucho más decentes que cuando estaba recién estrenada y todo el tiempo se encuentran en línea montones y montones de ofertas y promociones. Es una experiencia mágica. Si han visto “Los Miserables” en otras versiones, véanla para comparar. Si les gusta la novela, la película o la música, pues con mayor razón deben verla. Sí, las canciones originales son mucho mejores y me hubiera encantado verla en inglés, pero la puesta en escena es algo que no podemos dejar pasar. Vayan, vayan pronto.

¡Buena Suerte!

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s