Película. “El Regreso de Mary Poppins” (Mary Poppins Returns), Rob Marshall, 2018.

Nunca he sido fanático de la primera película de “Mary Poppins”, pero sé que es todo un clásico y la única película de Disney nominada a mejor película cuando el señor estaba vivo. Una segunda parte me parecía innecesaria y un ejemplo más de esta falta de creatividad que ha llevado al cine comercial a rehacer y reahcer y rehacer las mismas historias una y otra vez. Me senté en el cine listo para odiarla. ¿Qué pasó después?

mpr - poster

La película se desarrolla como treinta años después de la primera parte. El niño de la primera parte, Michael, es ahora un hombre viudo que no logra superar la muerte de su esposa. Aunque es pintor, no le queda más que trabajar en el banco que trabajaba su padre y ni aún así logra tener el dinero suficiente para mantener a sus tres hijos. Un buen día lo visitan del banco, pues como no ha pagado una deuda que contrajo meses atrás, su casa será embargada.

No hay forma de que consiga dinero para pagar el total de la deuda, que es lo que el banco exige. Su patrón, el director del banco, le dice que puede pagar con sus acciones del banco, pero los comprobantes de dichas acciones no aparecen por ningún lado y la cosa se pone cada vez peor. Hasta que un día aparece de entre las nubes Mary Poppins para ofrecerse a cuidar a los tres hijos de Michael.

Al principio él la rechaza, pues no tiene dinero para pagar una niñera. Pero Poppins le dice que eso no es problema, ya después se arreglarán. Lo que sigue es una película que nos narra las aventuras de la niñera mágica junto a los tres hijos de Michael y los intentos de éste por sacar adelante la deuda y no perder la casa que ha sido parte de su familia durante generaciones.

mpr - poppins

Vale, creo que primero tengo que decir que la original de Mary Poppins no me gusta del todo. Y digo “del todo” porque muchas canciones me gustan y en los musicales esto hace las cosas complicadas. Una historia puede ser buenísima, pero si no nos gusta la música, es difícil que nos guste la película. Del mismo modo, una historia que apesta pero está acompañada de buenas canciones puede llevarnos a adorar la película. Eso hace la música, nos pega directo en el corazoncito.

Entonces, decía… me gustan las canciones de la original y entiendo que para su tiempo fue un despliegue de efectos especiales impactante. Pero no tiene historia. ¿De qué se trata la película? Los primeros quince minutos intentan convencernos de que los dos niños son unos traviesos insoportables cuando que lo que vemos en pantalla son dos niños tranquilos e incluso obedientes. Entonces baja del cielo la nana que ellos siempre han querido. Tienen aventuras, aventuras, aventuras y, ya más allá de la mitad, llega el primer y único conflicto: el despido del padre…. que se arregla solito dos minutos después para que el final sea cien por ciento feliz. Punto. De eso se trata “Mary Poppins”, no más.

¿Nominada al Óscar a la mejor película? ¿Por qué? Es un misterio. Sobre todo después de todos los problemas que hubo entre Disney y la escritora, que detestó la película y la forma en que los guionistas hicieron a Mary Poppins mucho más cariñosa y dulce de lo que es en la versión original. Ella se negó a que se hicieran secuelas de su historia, así que Disney (la compañía) tuvo que esperar a que ella se muriera para poder hacer la segunda parte.

mpr - lin-manuel miranda

Y esta segunda parte no es la adaptación de ninguno de los otros libros, si bien toma elementos de aquellos (quizá el más notable es la llegada de Mary Poppins de la mano de un papalote perdido entre las nubes). Aquí nos cuentan una historia nueva, al menos en la base. Me parece que los guionistas resolvieron muy bien el salto adelante en el tiempo. La niña ya es una mujer independiente que tiene su departamento en el otro extremo de Londres, y Michael es un padre viudo que cree que sus aventuras con Mary Poppins fueron una ilusa fantasía de su infancia. Al personaje de Bert (el limpiador de chimeneas) lo mandan a viajar por el mundo y lo reemplazan por Jack, un farolero que es mayormente el mismo personaje.

Aquí es donde la cosa se pone curiosa. Antes de ver la película leí que era un “remake” obvio y asqueroso de la primera película. Que, al igual que “The Force Awakens” era la repetición de exactamente la misma historia de la primera parte. En esto estoy de acuerdo y en desacuerdo. De acuerdo porque cada canción de ésta tiene su canción análoga de la original (“Can You Imagine That?” en lugar de “A Spoonful of Sugar” / “Turning Turtle” en lugar de “I Love to Laugh” / “Trip a Little Light Fantastic” en lugar de “Step in Time”, y etcétera). Pero también es una historia más compleja que la original.

Ojo, con compleja no digo que sea profunda o analítica, sino que se trata de ALGO, a diferencia de la anterior. Ésta tiene un claro antagonista con esbirros que hacen complicadas las cosas, los personajes sufren y hay una lucha contra reloj que tiene una verdadera consecuencia (la pérdida de la casa). Aquí las acciones de Mary Poppins se notan dirigidas a lograr un objetivo, no nada más a estar y ser mágica. Aquí, la nana logra que los niños “investiguen” el problema, en la original el único logro de Poppins con relación al “conflicto” es que el padre lleve a sus hijos al banco. Entonces esta historia tiene mucho más carnita que la original y, en ese sentido, me parece mejor construida, los episodios animados ya tienen conflicto y no están nada más porque tienen qué y hasta se le da más protagonismo a personajes que la primera apenas toca, como el ama de llaves o el Admirante Boom.

mpr - rob marshall director

Rob Marshall, el director

Es más, no sé por qué necesitaba ser secuela. Pudo llamarse “Mary Poppins” y ya, ser una nueva versión. Pero necesitaba ser una secuela porque ya Hollywood no entiende las cosas de otra manera. Que sea secuela, a decir verdad, no le agrega mucho a la película. Lo único que logra es que digamos “oh, son los niños pero ya grandes”. No logra más e incluso es “eficiente” creando contradicciones visuales y temáticas. Que el conflicto de la película se resuelva con un elemento que tira al piso el mensaje principal de la primera parte no sé si es un asunto de reír o llorar: la primera le enseña a los niños que X cosa no está bien y la segunda se resuelve porque X cosa sucedió. ¡Madre mía!

Ahora… si se les compara, aquí también encontramos varias cosas. Hay quienes dicen que las canciones de la primera parte son mejores. No sé. La música es un arte muy subjetivo. Quienes dicen “se te pegan más las canciones originales” no considera el hecho de que nacimos con ellas y las llevamos cantando demasiado tiempo. Vi a niños salir del cine tarareando las canciones de la nueva y a mí tres de ellas se me quedaron pegadas todo el fin de semana sin podérmelas sacar de la cabeza. Así que no sé si sea cosa realmente de “las canciones de la original son mejores” o si simplemente necesitan cuarenta años para pegarse al mismo nivel de aquellas. Lo que sí sé es que a mí me gustan las canciones de las dos y tendré las canciones de ambas en mi colección. Algunas me gustan más de la primera, otras de la segunda y listo.

¿Qué otra comparación puede hacerse? Pues las dos protagonistas. No he leído las novelas, pero las dos me gustan mucho. Emily Blunt es mucho más sonriente que Julie Andrews (y eso es mucho decir), pero ambas hacen un gran trabajo, la representación de ambas actrices me gusta mucho y amé ver el rango actoral de Blunt en sus películas que salieron el año pasado. Lin-Manuel Miranda está de aplausos, amo al tipo en todo lo que haga, es talentoso hasta el muro de enfrente. Nada que decir de Colin Firth, uno de los mejores actores de su generación que demuestra lo bueno que es hasta en papeles chiquitos como éste. Ver de nuevo a Dick Van Dyke y Angela Lansburry casi me pone a llorar de gusto.

mpr - animación

Los efectos especiales están muy bonitos, pero a diferencia de la primera parte, aquí ya no son impactantes, son lo esperable. No sorprenden sencillamente porque ya estamos acostumbrados a verlos. Pero sí logran que la película sea más dinámica y que juegue más con las posibilidades visuales con relación a la historia que se narra. Los números coreográficos también están muy bien hechos. La canción de los faroleros tiene una coreografía tan linda como la de los limpiadores de chimeneas de la primera parte (aunque a mí me gustó más ésta que aquella).

Ya no sé qué más decir. La verdad es que me calló la boca. Entré al cine pensando que la iba a odiar y me gustó mucho. Me divertí y la disfruté como niño. Al salir de la sala sentí está ilusión original que Disney ha estado perdiendo con el tiempo. “El Regreso de Mary Poppins” retrata lo que era ese cine musical que buscaba primero qué contar y luego se peleaba por cómo contarlo, a diferencia del cine de hoy. Sí, no puedo cerrar los ojos a que está hecha sólo para ganar dinero, pero está hecha con más corazón que la gran mayoría de remakes, precuelas, secuelas y reboots que nos estamos soplando últimamente.

¡Buena Suerte!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s