Película. “Cómo Entrenar a tu Dragón 3” (How to Train your Dragon: The Hidden World) – Dean DeBlois, 2019.

“Cómo Entrenar a tu Dragón” me encantó y la segunda parte, aunque no está tan buena como la primera, no deja de ser una secuela bastante decente.Aún así, no soy mega fan de esta trilogía, así que no corrí emocionado al cine a ver la tercera entrega, pero sí tenía ganas de ver cómo cerraban la historia.

Dragón3 - Poster

Hiccup (Hipo), sigue en lo que se quedó la película pasada: los dragones son sus amigos, así que los rescata y los entrena, acompañado de ese puñado de colegas con los que la saga ha crecido. No son los mejores del mundo rescatando a los dragones y sus misiones resultan desastres que los animales logran salvar apenas. Pero eso sí, hay mucho amor, mucha hermandad… y el desprecio de los cazadores de dragones, que son básicamente el otro 90% de la humanidad.

Hartos de que Hiccup y su gente anden rescatando a los animales, los cazadores buscan a un asesino despiadado para que los ayude. Grimmel, que tiene como objetivo en la vida asesinar a todos los dragones de la especie Furia Nocturna, está encantado de perseguir a Hiccup y a Chimuelo para eliminarlos de la faz de la tierra. La cosa no le será difícil, menos si consideramos que la ciudad de Hiccup está atascada de dragones, muchos más de los que caben.

Ante este nuevo peligro, que nadie de la ciudad había enfrentado antes, será el trabajo de Hiccup y sus amigos buscar una solución… y rápido. Existe un lugar misterioso que se llama “El Mundo Oculto”. Ahí, según las leyendas, viven todos los dragones en paz y tranquilidad. Si lo encuentran, Hiccup podrá darle a Chimuelo un nuevo hogar lejos de las garras de los cazadores. Pero esto no será fácil con Grimmel siguiendo su rastro y mucho menos cuando Chimuelo se enamora de una dragona de su misma especie.

Dragón3 - Bebés

Primero vamos a lo bueno. La animación es una chulada. Sé que esto no es novedad y que todas las películas animadas actuales tienen una enorme calidad en este departamento, pero, de todos modos, es importante mencionarlo. No sé si me gustaron más las secuencias en los bosques y la tierra o aquellas en el mundo de los dragones. Son dos opuestos visuales que definen muy bien la diferencia y nos transportan a dos mundos opuestos.

La historia vuelve a tocar sobre los temas de las anteriores, sobre todo la amistad. No sólo la amistad entre Hiccup y sus compañeros, que lo aman a pesar de que son un dolor en el trasero la mayoría de ellos, sino de Hiccup con Chimuelo. Está increíble ver cómo las amistades entre personajes se extienden en sagas completas y la comunicación que hay entre ellos en esta tercera es muy inspiradora luego de cómo empezaron su camino en la primera, con lo que eso representa en el símbolo de la construcción de un vínculo de amistad profunda y verdadera.

Algo similar sucede con la relación entre Chimuelo y la dragona blanca. Aunque aquí sí tengo que decir que las escenas de cortejo entre los dragones me parecieron demasiado largas. Una de ellas es muy poética y hermosa, pero fue precedida por otra que es el típico cliche del Cyrano de Bergerac si las cosas no están claras. El cliché, además, no queda, porque media película nos presume que Hiccup y Chimuelo tienen una comunicación casi perfecta y luego resulta que no pueden entenderse entre ellos. ¿Es simpática? Sí, un poco… pero al menos yo ya quería que pasaran de las escenas de cortejo a otra cosa.

Dragón 3 - Noviecitos

Porque, además, sentí que las escenas de cortejo llevaron la película a un alto total. Todas las demas líneas narrativas se detienen para que veamos imágenes hermosas de los dragones volando juntos entre las nubes y tal. Y esta es quizá mi segunda mayor queja con esta película: se siente alargada de forma artificial. Hay líneas narrativas que se estiran y estiran, momentos de gags visuales que se alargan y se alargan. Como si a los escritores se les hubiese ocurrido el cortejo entre dos dragones y luego tuvieran que forzar una película alrededor de ello.

¿Cuál es la primera queja? Algo que ya se está haciendo costumbre en el cine actual: la ausencia de consecuencias. Todos los buenos ganan, todos los malos pierden y ninguna decisión tiene verdaderas consecuencias a largo plazo. No me digan que no avisé de spoilers porque, por Dios, todos entramos a la sala de cine sabiendo cómo iba a terminar la historia.

Pero lo verdaderamente molesto y esto sí es un spoiler, es que la película me prometió durante casi dos horas que hombres y dragones no pueden vivir juntos por el bien de ambas especies, sobre todo el bien de los dragones. Por ende, el Mundo Escondido es el último refugio para la paz y conservación de estos animales. Una vez que Chimuelo y su novia, junto con los demás dragones de la ciudad estén ahí, no volverán a verlos nunca más. Wow, que bonito, una película que durante horas nos dice que si amas de verdad a alguien debes darle su libertad termina con…

Dragón 3 - Dean DeBlois

Dan DeBlois, el director.

Todo lo contrario. Hiccup y Astrid regresan a la tierra de los dragones, sus animales los reconocen y vuelven a jugar con ellos. Es decir, que todo aquél mensaje de soltar lo que amas, de darle libertad a quien la necesita, toda esa escena triste de despedida en donde dos amigos inseparables dicen el último adiós… Ah, nada, era broma, en realidad vuelven a verse unos años después y es OBVIO que van a seguirse viendo. El cine comercial está enseñándole a las nuevas audiencias que el duelo no existe y que toda despedida es reversible.

Fuera de eso, el climax es tan emocionante como ya lo esperamos de una película animada, aunque sepamos qué va a suceder a cada paso. Me parece más larga de lo que era necesario y con escenas que se arrastran con mucha dificultad para llegar a su destino. Si son fans del cine animado en general o la saga de Hiccup y Chimuelo en particular, corran a verla ahora mismo. Si les gusta el cine de aventuras también, aunque para el subtítulo que tiene esta cinta, hubiera esperado que encontrar el Mundo Escondido fuera algo mucho más complicado y no sólo un simple inconveninente.

¡Buena Suerte!

 

5 pensamientos en “Película. “Cómo Entrenar a tu Dragón 3” (How to Train your Dragon: The Hidden World) – Dean DeBlois, 2019.

  1. Enrique L. Autor de la entrada

    LINETTE:
    Enrtiendo que el climax pueda llevar a alguien a hacerse bolita llorando (cuando los amigos se dicen adiós). ¿Pero “de principio a fin”? ¿Qué de principio a fin te tuvo llorando? Y mi principal queja es, como ya es costumbre, que esas lágrimas de poco sirven porque, al final, el duelo no es real, el reencuentro se da y vuelven a ser amigos y se ven constantemente para siempre. Me gustaría que el cine volviera a enseñarle a las nuevas (y viejas generaciones) que SÍ existe una cosa como el dolor de la pérdida. Hay gente que ya no regresa, amigos que se van por siempre y familiares que no vuelven de la muerte.

    Pero me da gusto que la hayas disfrutado. ¡Buena Suerte!

    Responder
    1. linettecotto

      Lloré porque sabía que era última, que ya no está Estoico, que Valka es increíble, la relación tan linda de Astrid e Hipo, y la de Chimuelo e Hipo, además de que sí, la animación es preciosa. Tenía los ojos hinchados al terminar hahahaha 🙂

      Responder

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s