Película. “¡Shazam!” – David F. Sandberg, 2019.

Desde que vi el trailer de esta película me llamó muchísimo la atención un superhéroe que saliera de la oscuridad y depresión a la que nos tienen acostumbrados los personajes de DC Comics, al menos en su vertiente cinematográfica. Aunque no sabía nada de él, me dieron al instante ganas de conocerlo. Tardé en ver la película porque los boletos estaban agotados por todos lados, pero finalmente he aquí mi punto de vista.

Shazam - Poster

Billy Batson es un niño de catorce años que lleva mucho tiempo viviendo en hogares de acogida, de los que se escapa al poco tiempo para buscar a su verdadera madre, a la que perdió un día que estaban juntos en una feria. Una trabajadora social le consigue una familia nueva: dos esposos que tienen a otros cinco hijos que no son suyos y que están dispuestos a agregar a uno más. Billy no está encantado con la idea, pero ni modo.

Un día, después de defender a su hermano adoptivo de un par de acosadores adolescentes, es transportado a la guarida secreta del viejo mago Shazam. Ahí, el anciano le transfiere todos sus poderes y le pide que capture a los siete pecados capitales, que han sido liberados por el malvado Dr. Sivana. Si no lo logra, su maldad se esparcirá por el mundo y terminará destruyendo la vida como la conocemos.

Al principio, Billy ve sus nuevos poderes (fuerza, vuelo, velocidad, disparo de electricidad e invulnerabilidad) como un juego, una manera de sacar dinero y ser popular en redes sociales. Pero no pasa mucho antes de que el Dr. Sivana lo encuentre para destruirlo, pues Shazam es lo único que se interpone entre los pecados capitales y la conquista del mundo. Aunque no quiere pelear, Billy tendrá que enfrentarse a un villano que tiene a su familia adoptiva como primer objetivo.

Shazam - Los dos juntos

Ver esta película me hizo sentir muy mal por el universo cinematográfico de DC. Lo que pudo haber sido una saga de películas tan interesantes y bien armada como las de Marvel terminó convirtiéndose en un caos en donde los actores ya abandonaron sus roles y el plan original ya se fue por el caño. Lo digo porque esta película se desarrolla en el mismo universo que “Man of Steel” y “Justice League”, pero esos personajes ya no existen, al menos no como los conocemos. Cualquier intento de parche va a estar horrendo.

“Shazam” me gustó mucho, es una película divertida, emocionante y, aunque es igualita en estructura y contenido a todas las películas de superhéroes, tiene un corazón que no se ve en otras de esta colección, incluyendo “Aquaman” (aunque muchos la hayan considerado lo mejor de DC). Esta película es honesta, no se toma en serio a sí misma y deja claro que los que la hicieron se divirtieron en el proceso. Tiene mensajes positivos para los niños, los personajes tienen arcos de crecimiento lindos… Vaya, es una película de verano en el más amplio sentido de la palabra.

¿Qué es lo que más me gustó? Los chistes, sin duda. La película es graciosa y Zachary Levi hace un gran trabajo como el adulto que es en realidad un niño. No sólo esto, sino los superpoderes, son el asidero de situaciones que tenían a las cien personas de la sala muriéndose de risa sin parar. Y para los que dicen que el cine de superhéroes es muy oscuro, esta película nos habla de la importancia de la familia, la responsabilidad, la hermandad, el amor y un montón de cosas bonitas. La familia no es necesariamente a la que estás unido por la sangre, porque esos vínculos, sin afecto, no sirven de nada.

Shazam - Malvado y buenazo

Ahora, también tiene unas metidas de pata horrendas. Hay momentos en los que los efectos especiales parecen de los años ochenta. En una escena, Shazam vuela entre las personas y las columnas de un centro comercial… se ve más encimado que video de un adolescente que apenas empieza a jugar con After Effects. Y los siete pecados capitales, esas criaturas monstruosas y malvadas, se ven falsas como muñecos de plastilina. A estas alturas y con esos niveles de presupuesto, creo que pudieron trabajar mucho mejor este tipo de cosas.

La película también es más larga de lo que necesitaba. Antes de los créditos de inicio nos soplamos como quince minutos de una analepsis que nos presenta las motivaciones del villano, el Dr. Sivana. Pero me parece que es, primero, demasiado larga y, después, totalmente innecesaria. Con lo que sucede después teníamos para comprender al villano sin problema alguno.

También encontré algunos errores de desarrollo que, aunque no lastiman la experiencia en general, sí me parecen un descuido por parte de los creadores. Primero que nada, la personalidad de Billy y de Shazam. Aunque se supone que son la misma persona, tienen personalidades completamente diferentes. Billy es maduro para su edad, oscuro y reflexivo, mientras que Shazam es torpe, emotivo y bastante tontuelo, hasta el punto en que si ponemos al Billy niño a hacer lo que hace Shazam y viceversa estarían fuera de personaje ambos, ¡pero son el mismo!

Shazam - David F. Sandberg

La película tiene momentos que son ilógicos. Por ejemplo (y no sigas leyendo este párrafo si no la has visto) el hermano de Billy queda mal porque le presume a sus amigos de secundaria que conoce a Shazam y que irá a verlo, pero Shazam nunca llega. ¿Por qué eso es necesario? El chico tiene cien videos de Shazam grabados y subidos por él a su canal de YouTube, en todos ellos aparece su voz y es obvio que es amiguísimo del superhéroe… Sin embargo, se queda con las manos vacías cuando Shazam no llega a la secundaria, como si no tuviera otras formas de probar que es su amigo.

Y bueno, finalmente, también peca de lo que pecan muchísimas películas de superhéroes, hasta “Iron Man 2” cae en esto: héroes que dominan su poder en dos segundos. Las películas se toman minutos y minutos enseñándonos cómo los personajes logran dominar sus poderes para, después, durante el clímax, ponernos a personajes nuevos que dominan exactamente los mismos poderes en veinte segundos. Eso me desquicia. Porque si te vas a tomar todo el primer acto de la película para decirnos “dominar poderes cuesta trabajo”, no me enseñas después a cualquier pelado dominándolos rapidísimo nada más porque así lo exije el guion.

Pero bueno, fuera de esto, “Shazam” es una película muy divertida. No, ciertamente no es profunda ni analítica y dudo que este superhéroe se convierta en el ejemplo a seguir de nadie. No es tan interesante o profundo como Batman, ni tiene el encanto de Superman. Pero la película es ligera y agradable. Si te gusta el cine de superhéroes que, además, mete mucha comedia en su historia, entonces te va a gustar mucho. Es la primera película de DC que no se toma a sí misma nada en serio. Lástima que llegó tan, pero tan tarde.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s