Película. “Rocketman” – Dexter Fletcher, 2019.

Luego de ver “Bohemian Rhapsody”, me quedé con más ganas de ver cine biográfico sobre grandes personalidades de la música. Quería ver en pantalla las historias detrás de muchas de las grandes canciones de la historia reciente. Luego de eso, vi el avance cinematográfico de “Rocketman”, con la biografía de Elton John y se me antojó al instante. No sólo por lo que vengo diciendo sino porque, además, se veía interesante visualmente. Aquí les dejo lo que me pareció mucho más allá del trailer.

Rocketman - Poster

Pues es obvio de qué se trata, es la historia de Elton John. La película es, completita, un flashback. Elton John comienza a narrar su historia en una terapia de grupo. El tipo se metió a una clínica contra las adicciones luego de darse cuenta que estaba siendo vencido por su adicción a las drogas, el alcohol y el sexo. Con algunas contradicciones que la película hace obvias entre lo que dice y lo que sucede, empezamos a ver la historia de su vida desde que era un pequeño prodigio del piano hasta que su historia alcanza el presente y deja abandonada una presentación para irse a meter a la clínica.

Aunque Reginal Dwight (su nombre verdadero) estudió en la escuela real de música, y su mayor aprendizaje estaba en los clásicos, la música de Elvis Priestley lo llevó al Rock and Roll. Fue ahí que tomó su piano y comenzó a apoyar a pequeñas bandas de rock en cantinas inglesas durante unos años. Hasta que va a la disquera de un productor que se llama Dick James. Aunque se da cuenta que Elton John tiene talento, ve que es muy malo para escribir letras a las canciones, así que le presenta a Bernie Taupin. Juntos, comienzan a escribir. Elton John canta y pone la música a las letras que Bernie le escribe.

Dick James se muestra muy dudoso ante la capacidad de éxito de la pareja de artistas, hasta que juntos hacen “Your Song”, que resulta un éxito por todos lados. Pronto, Elton John se presenta en “Troubadour” un Club Nocturno en Los Ángeles que lo lanza al estrellato. En menos de lo que canta un gallo, el tipo ha vendido millones de discos y es famoso a lo largo y ancho del mundo. Pero con la fama y el dinero llegan también un montón de conflictos que no está listo para enfrentar, menos cuando que se la ha pasado dejando para después el dolor por el desamor que ha vivido desde su más tierna infancia. Tiene muchos huecos que llenar y el éxito, en este sentido, no le sirve de mucho.

Rocketman - Perico

Una de mis quejas más amargas sobre “Bohemian Rhapsody” fue que me pareció una versión demasiado idealista de la vida de Freddie Mercury. Su problema con el sexo y con las drogas olvidado casi por completo, con un momentito aquí y un encuadre allá mostrándonos esos conflictos para luego no volverlos a mencionar para nada. “Rocketman” no sigue ese camino y, desde el inicio, nos muestra que es una película que se va a encargar de arrojar luz sobre las adicciones del personaje. Y lo hace bastante bien. Vemos en muchas escenas la relación de Elton John con los medicamentos, la cocaína y el alcohol. Llega un punto en que no lo vemos en una sola escena sin una botella o un vaso a su lado. La película no se apena ni es tímida en este sentido, hasta se considera una de las primeras películas de Hollywood en mostrar parte de una relación sexual homosexual en pantalla sin tener que cortar a las cortinas o hacer paneos hacia las ventanas.

¿Es un poco repetitivo si consideramos otras historias de cantantes famosos? Sí, porque en muchas vidas de estos artistas encontramos las drogas, el alcohol, el sexo, los abusos y todo eso que trae consigo el lado oscuro del éxito y la fama. Así que el director hizo algo que me pareció muy atinado: nos narró la película de otra forma. Para no caer en una repetición de lo mismo que hemos visto seiscientas veces, nos cuenta la historia como si fuera un musical. Y entonces, de repente, una escena dramática continúa con música. ¿Una pelea entre Elton John y su padre? Los dos lo cantan. ¿Las insatisfacciones de la madre? Las canta. De esa forma, Dexter Fletcher nos resume en ocasiones semanas, meses o décadas de la vida del cantante. En lugar de usar textos como “cinco años después”, despliega en pantalla canto, baile y coreografías muy bien dirigidas en donde los años pasan con un paneo, o con un match cut muy bien realizado. La película es biográfica… pero también es musical… y además coloca las canciones más populares de Elton John en momentos de su vida y la música es tan poderosa que funciona como banda sonora en un amplio porcentaje de su desarrollo.

Rocketman - Dexter Fletcher

Dexter Fletcher, el director

Además, al igual que pasó con “Bohemian Rhapsody”, la música está seleccionada de entre las más populares y representativas de Elton John, así que no es sorpresa ver al público cantando sus canciones o siguiendo la melodía con sus manos o sus pies. Las canciones no nos pegan sólo a nivel nostálgico, sino que cuadran perfectamente con lo que está sucediendo en pantalla. Además, es el actor quien las canta, no hay ninguna especie de doblaje ni nada por el estilo. Esto hace que las canciones sean en cierto sentido “nuevas”. Sí, son canciones de Elton John que tienen muchos años de haberse publicado, pero con orquestaciones nuevas y con un Taron Egerton que le da vida propia a su propia interpretación.

Y ya que estoy en esto: bravo a Egerton. Cuando vi que él sería Elton John no entendía el porqué de la decisión. Al tipo sólo lo había visto en películas de acción, algunas de ellas destruidas por el público y la crítica (”Robin Hood”, sin duda). Sin emabrgo, en este papel no sólo demuestra que es un maravilloso actor, sino también sabe bailar y cantar. ¡El tipo canta todas las canciones de la película! Muy bien. Y, no sobra decir, sí se parece al joven Elton John. Pero va más allá de parecerse físicamente, seguramente se puso a ver horas y horas de video sobre la juventud del cantante, porque se mueve, habla, se enoja… todo igual, sus manerismos son brutales. Se merece que lo nominen a muchas cosas y seguramente su carrera va a moverse hacia papeles más serios ahora que ha demostrado de lo que es capaz.

Pero es verdad que el departamento de arte y vestuario lo ayudó mucho. La película sabe lo mucho que se apegó a la historia que hasta se atreve, durante los subtítulos, a mostrar cada uno de los vestuarios de la película comparándolos con fotografías de las presentaciones de Elton John. Y las cosas están igualitas. Verdaderamente esta película nos lleva al pasado. Digo, es obvio que debieron cambiar muchas cosas para agregarle más drama o que cambiaron el orden de los hechos para que la narrativa fuera más eficiente, pero eso no quita que es una historia coherente y lo más apegada posible a la realidad de los hechos. Claro, eso no evitará que los fans más obsesivos se pongan a vociferar sobre algunas fechas o detalles específicos, pero nada que nos arranque del desarrollo de la historia.

Rocketman - Compone

Ahora, es importante notar que Elton John estuvo inmiscuido hasta el cuello en esta película. Eso puede ser bueno y malo por partida doble. Bueno, porque en el mejor de los casos le da a la película realismo, dado que los realizadores tienen al verdadero protagonista a la mano para que responda preguntas y/o diga cómo estuvieron las cosas. Pero, en el peor de los casos (y aquí lo malo), no sabemos cuántas cosas se están comiendo porque Elton John no quiso que se pusieran en pantalla. Repito: es mucho más dura que “Bohemian Rhapsody”, mucho menos idealista y se va duro contra todos los tropiezos del cantante… ¿o no? Creo que no podemos saberlo. Pero si se comieron algo, no importa, porque hubo mucho que pusieron en la superficie y le arrojaron luz.

Finalmente quisiera aplaudir los efectos visuales, los efectos especiales y el juego de cámaras. Durante las secuencias musicales y coreográficas, la cámara está por todos lados. Durante las alucinaciones suicidas de Elton John los efectos visuales y especiales están a todo lo que da. Pero no son efectos que distraigan o que sean obvios, sino todo lo contrario: no los vemos. Estamos tan metidos en la película que las imágenes en pantalla son parte de la historia y no nos brincan como fuera de lugar, ni se ven sintéticas.

Mi cosejo es que la vayan a ver ya. Si son fans de la música de Elton John o el personaje mismo, entonces vayan a verla con mucha más prisa. Aunque habla de temas muy comunes y repetitivos en el mundo de las estrellas de la música, es una película más valiente que muchas de sus antecesoras y tiene una narración más creativa y ad hoc con la forma en que funciona la mente del personaje protagónico.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s