Película. “La Viuda” (Greta) – Simon Kinberg, 2019.

Estaba a punto de ver “MIB Internacional” cuando recordé que, quitando la primera, no soy nada fan de esa saga. No voy a dejar de verla, sólo que ayer no tenía ganas. Así que mejor me metí a ver “La Viuda”, cuyo trailer me había parecido muy interesante. Así que, sin más introducción, aquí les voy a dejar lo que fue esa experiencia.

Greta - Poster

Frances es una joven de Boston que vive con su mejor amiga y roomie Erica en Nueva York. Es mesera en un restaurante elegante y va de un lado al otro de la ciudad en el metro. Un buen día, antes de bajarse del vagón, se da cuenta que alguien dejó olvidada un bolso, así que lo abre para investigar quién es la dueña. A los pocos días, sigue la dirección de la identificación que encontró en el bolso y lo devuelve a Greta, una mujer de sesenta años que vive sola en una casa oscura y deprimente.

Frances perdió recientemente a su madre y Greta es una viuda que extraña a su hija, que vive en Francia mientras estudia en el conservatorio de música de París. Quizá es por ello que las dos logran tener una conexión casi al instante y empiezan a frecuentarse cada vez más y más. Erica está preocupada por su amiga y así se lo hace saber, pues no es posible que incluso deje de ir a reuniones y fiestas de jóvenes por pasársela cocinando o yendo a pasear con Greta. Sin embargo, Frances no sabe, ni puede, ni quiere decir que no.

Un buen día, mientras está buscando unas velas en los gabinetes de casa de Greta, Frances se da cuenta que la viuda tiene un montón de bolsos iguales, todos con los mismos documentos, medicamentos e identificaciones y, además, todos ellos con nombres de diferentes chicas pegados con post-its. Frances se da el susto de la vida y huye de la casa. Durante varios días Greta no deja de buscarla por Whatsapp y facebook, incluso le atasca de mensajes de voz la contestadora de su casa. Frances prefiere no responder, pero Greta, completamente obsesionada, no está dispuesta a abandonar a su nueva amiga. Sin que la policía la tome en serio, Frances se ve obligada a enfrentarse a la locura de la viuda e intentar detenerla de alguna forma antes de que sea demasiado tarde.

Greta - Ellas dos

Creo que lo más notable de esta película es, sin duda, el nivel de actrices que pone sobre la mesa. Chloë Grace Moretz es buenísima, aunque su carrera no le ha dado tantas oportunidades para demostrarlo e Isabelle Huppert es una de las actrices más prolíficas de Francia, premiada hasta las orejas en un montón de festivales internacionales. Y, a pesar de que esta película tiene una inclinación muy comercial, de todos modos ambas tienen la oportunidad de demostrar su calidad como actrices.

¿A qué me refiero con que tiene una inclinación comercial? La película está construida a partir de una estructura comercial muy específica y, por lo mismo, sabemos exactamente qué va a ir sucediendo y cuándo. Esto no me parece un problema en el segundo y tercer acto de la película, pero los primeros minutos son horribles. No por malos, sino porque se nota que el director y el guionista se forzaron a decir todo lo posible sobre el personaje de Frances en los primeros diez minutos, por más forzado o amontonado que se sintiera. Pero, una vez que pasamos de los primeros quince o veinte minutos, la película se pone mucho mejor.

En momentos, sin embargo… y no sé… sólo en momentos, se siente que se sale del carril. La película es sobre una mujer completamente enloquecida que, luego de enviudar, se quedó tan sola que empezó a buscar compañía de las maneras más inusitadas. Pero no para tener amigas, sino para tener hijas, para recuperar la relación que alguna vez tuvo con su hija hoy ausente. Eso está buenísimo, me parece muy interesante contar una historia sobre la soledad en los inicios de la tercera edad. Como es un thriller, ello está aderezado con la psicosis del personaje, la falta de escrúpulos y los límites completamente borrados.

Greta - Amigas

Sin embargo, hay momentos en donde ella pasa de ser una mujer enloquecida por la soledad a ser casi literalmente una asesina profesional y, en una escena especifica, hasta una especie de villano de “Sin City”. Su umbral del dolor es tan alto como el de un malvado de cómic, su capacidad para vencer a quien se le ponga enfrente y su fuerza para levantarse de golpes mortales en la cabeza como si se la hubieran acariciado con un peine están completamente fuera de lugar para la historia humana que nos están contando.

Pero fuera de estos momentos es una buena aproximación a la soledad. Ojo, no es “Requiem por un Sueño”, eso me queda claro. Al final del día es un thriller, pero dentro de su género, prefiero una historia de una mujer que es capaz de hacer lo que sea por dejar la soledad que una historia con monstruos o asesinos seriales comunes y corrientes. Además, Huppert comunica millones de cosas con la mirada. Sabemos, desde el inicio, que las cosas no están bien, que hay algo en ella que no es normal. Y cuando finalmente se deja ir, cuando ya está definitivamente descarada en sus intenciones de acoso, hijo… que cara, que gesto, que mirada. La mujer asusta y asusta mucho. Si a eso le sumamos las reacciones tan reales y bien representadas de Moretz… la película funciona.

No asusta, no. Porque no es cine de horror, pero sí pone me puso ansioso, intranquilo, sobre todo porque sé que hay gente así allá afuera. Y es más feo todavía cuando vemos lo complicado que es dejar de estar en contacto con personas en los tiempos del mundo digital y las redes sociales. Y es aún peor cómo la película demuestra que una persona obsesionada con alguien puede acosarla sin que haya verdaderas consecuencias legales. Los policías no pueden proteger a Frances porque no existe una causa válida, las instituciones psiquiátricas no pueden mantener guardada a Greta por burocracia clínica y una orden de restricción, si se persigue, tarda meses en salir a la luz (además de que es bien sabido que no sirve para nada). El sistema no protege a los inocentes y ayuda a que den rienda suelta aquellos que saben cómo darle la vuelta.

Greta - Neil Jordan, el director

Neil Jordan, el director

Finalmente… no puedo dejar de decir esto, aunque sé que no tiene nada que ver con la película. Dos filmes que están ahorita en el cine tienen problemas con su título (”X-Men” debería ser “X-People” según algunas actrices y grupos feministas… “Men in Black” debería ser “People in Black” según otros… Y en ambas películas se toca directamente el tema). Mientras tanto, “La Viuda” tiene mujeres en pantalla 95% del tiempo. Los tres personajes principales son mujeres, los hombres son secundarios, de soporte incluso. ¿Y alguien dice algo? No. ¿Por qué? Por lo que he dicho en este blog durante tanto tiempo: escriban buenos personajes. No fuercen a las mujeres en el cine sólo por ser mujeres, sino por ser los mejores personajes para la historia que se está contando. Construyan buenos personajes femeninos, construyan profundos y bien construidos personajes femeninos. Construyan personajes femeninos que vengan al caso en la historia y a quienes no haya que crecer o aplaudir de forma sintética. Lo demás se hace solo.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s