Película. “Amor a Segunda Vista” (Mon Inconnue) – Hugo Gélin, 2019.

Ahorita anda por Cinépolis el Tour de Cine Francés y, después de una confiable recomendación, vi dos películas. La más sonada fue “Amor a Segunda Vista”. No sabía absolutamente nada de ella, porque ni siquiera vi el trailer, así que fue una experiencia fresca y poco común. Les dejo aquí mi opinión al respecto.

Mon Inconnue - Poster

Raphael y Olivia son dos jóvenes que estudian en el mismo instituto. Un día, casi por casualidad, se conocen y se enamoran de inmediato. Él tiene el sueño de ser un escritor famoso y ella quiere ser pianista. Raphael vive en carne propia las historias que escribe, comúnmente imaginando que él es Zoltan, un súper héroe de acción que es heroico y mujeriego. Sin embargo, Raphael no se lleva a terminar su historia porque algo le falta. Luego de enamorarse de Olivia, la mete a sus novelas como la pareja y compañera de aventuras de Zoltan.

Empieza a escribir como loco y termina publicado por una casa editorial. Escribe secuelas y secuelas. Se vuelve rico. Él y Olivia se casan y son muy felices. Ella es maestra de piano, mientras él no deja de escribir. La fama se le sube un poco a la cabeza y en su última novela toma una decisión durísima: mata al personaje de Olivia. Pero esa decisión no llegó de la nada, pues Raphael ya no le hace caso, el matrimonio se ha enfriado y ella ya no se siente amada por él. Una noche, hablan de frente y se dan cuenta que su matrimonio está roto.

Al día siguiente, Raphael despierta en un departamento de poca monta y se da cuenta que nunca publicó sus novelas, jamás se hizo famoso y no está casado con Olivia. Ella, de hecho, es una pianista famosa y no tiene la menor idea de quién es él. Raphael le confía lo sucedido a su mejor amigo, Felix, que algo sucedió en su vida, que no es su vida. Para poder recuperar su vida normal y dejar esa realidad alternativa, tendrá que buscar la forma de enamorar a Olivia de nuevo… cosa complicada si consideramos que ella es una gran estrella inaccesible y que, además, está a punto de casarse.

Mon Inconnue - Tren

Esta película sigue la misma tradición de “It’s a Wonderful Life” de Capra y “Family Man” de Brett Ratner, a saber, el enfrentamiento de una persona con una realidad alterna. En la película de Capra, el protagonista odiaba su vida y le fue mostrado (por un ángel), cómo sería todo si él nunca hubiese nacido. En “Family Man”, el protagonista pensaba amar su vida, hasta que un ángel (de nuevo) le muestra cómo hubiera sido su vida de haber preferido el amor y la familia por sobre el dinero y la promiscuidad. Aquí, Raphael tiene la vida perfecta, pero no la valora, deja que su trabajo esté por encima del amor de su vida hasta el punto de dejar de verlo. Su realidad alternativa le demuestra lo importante que Olivia es para él. Nadie sabe lo que tiene hasta que lo ve perdido, al parecer.

A ver, más de uno ya me habrá soltado jitomatazos por poner esta película (o “Family Man”, para eso) al mismo nivel de la grandiosísima “It’s a Wonderful Life”, pero pues de que tienen la misma fórmula, tienen la misma fórmula. ¿Entonces qué ofrece de novedoso “Amor a Segunda Vista”? Pues bueno, de entrada, creo que los protagonistas tienen una química increíble y su historia de amor (contada en un montaje de apenas unos minutos) hace que nos enamoremos de los dos de golpe. Nos gusta su relación, nos gustan juntos.

Pero, además de eso, hay varias cosas que me gustaron. Primero, el proceso de cómo Raphael lleva su vida diaria a sus historias y la forma en que su amor por ella se ve expresado en el papel durante el desarrollo de sus novelas. Pero también, la película nos habla del talento desperdiciado. En la primera historia, ella es una pianista talentosa que está dando clases. En la segunda, él es un escritor talentoso que está dando clases. La película nunca nos dice que dar clases sea no sea una profesión valiosa, pero pone sobre la mesa, de forma indirecta, que es lamentable que dentro de los salones de clases o los cursos particulares se desarrollen verdaderas eminencias sin que el mundo, la vida o la realidad tengan mucho que decir al respecto.

Mon Inconnue - Hugo Gélin, director

Hugo Gélin, el director

Segundo, el uso de la música. Que Olivia sea pianista le da al director la oportunidad de comunicar los sentimientos de los personajes a través de música brutal. El clímax (que no voy a echar a perder aquí) tiene a Raphael conociendo y re-conociendo a Olivia a través del piano. Con una fotografía tremenda, la película usa las luces del auditorio para acentuar algunos elementos en el rostro de Olivia y de Raphael. Bravo por eso. Y bravo también por su secuencia de los dos amantes nadando en el mar. Las imágenes son poéticas dentro de una película de la que no deberíamos esperar más que un drama romántico con algunos momentos graciosos.

Tercero, las actuaciones. No veo mucho cine francés contemporáneo, por eso no puedo vincular a Francoise Civil ni a Josephine Japy con otras películas, otras historias u otros personajes. Pero ellos dos cargan la película completita, Civil sobre todo, que media historia nos la cuenta con la mirada. Eso me gustó mucho. Los actores aman la historia que nos están contando y nos atrapan muy rápido.

Para cerrar, creo que lo único que no me terminó de gustar de todo fue el final. Ojo: no el final per se, sino el cierre como tal. Creo que los guionistas no quisieron caer en el final típico, pero tampoco en el que los espectadores estábamos esperando. Así que se decantaron por una cosa media que no es ni lo uno ni lo otro. En estas últimas líneas hay SPOILERS, por si quieres dejar de leer aquí. El final de esta película emula el final de “Family Man”, en donde la historia no le da al personaje lo que merece. A ver, quiero ser más claro al respecto:

En la película de Capra, luego de que el protagonista ve cómo estarían las cosas si él no hubiese nacido, se da cuenta que su vida, aunque dolorosa y difícil, está llena de cosas que valen la pena. Su vida no cambia, se mantiene tan terrible como era, sólo que el personaje aprende a valorarla. En la película de Ratner, en cambio, el personaje no tiene consecuencias, pues el personaje, luego de volver a su vida de promiscuidad y riquezas, corre a reconquistar a su esposa de la realidad alterna y la película termina con una imagen que nos da a entender que el tipo va a tener lo mejor de dos mundos. Patrañas, debería terminar con su vida de millonario sabiendo lo que ha perdido para siempre. Pero no, ahora resulta que va a ser millonario, exitoso y con la familia de su vida alterna.

Mon Inconnue - ellos

Algo similar sucede en “Amor a Segunda Vista”, en donde Raphael se queda en su vida “alternativa” pero con el amor de Olivia. A diferencia de “Family Man”, Raphael se queda en una vida desorganizada y sin fama, aunque recupera al amor de su vida. ¿No debió perderla para siempre? Estas películas deberían enseñarnos que, aunque no nos guste y nos duela, la existencia no siempre nos da segundas oportunidades. Raphael conoció y tuvo entre sus brazos al amor de su vida y la dejó escapar a cambio de verse al espejo con insistencia. Ella no estaba en contra de sus libros, ella no se la pasaba fastidiándolo, ni siquiera se quejaba de no ser famosa. Ella sólo quería estar con él… él dejó de verla, él no la valoró… él la perdió. Que al final de la película la recupere es un final más feliz de lo que está historia merecía, sobre todo si consideramos la nota que él le deja a ella al final del clímax.

Durante el concierto, él acepta que la ha perdido y la deja ir. La nota nos muestra con claridad que él entiende que el amor con ella fue y no volverá… hasta que vuelve, dos segundos antes de los créditos finales. La mitad de mi corazón se sintió feliz de que terminaran juntos. La otra mitad, quizá la mitad más amargada, piensa que la película, a pesar de su fantasiosa premisa, debió haberse apegado al dolor del amor perdido y las consecuencias en una vida lejos de la miel y las hojuelas.

Vayan a verla rápido antes de que las películas francesas dejen las salas y sean reemplazadas con puro cine de los Estados Unidos. Es una película entrañable, con personajes bonitos. Es un drama romántico bastante entretenido y lleno de pasión de parte de sus creadores. ¿Es la mejor película francesa de la historia? No, sin duda, pero sí es de las mejores películas románticas que he visto en el año.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s