Libro. “El Tercer Viaje a Barcelona” – Félix Cortés Schöler, 2019.

25 Mar

Siempre he sido fanático de leer a las personas que conozco y que han logrado, de una u otra forma, publicar sus trabajos. Un amigo mío publicó digitalmente una novela cuyo nombre está en el título de este texto, así que corrí a comprarla y la leí inmediatamente después de terminar lo que estaba leyendo en su momento. Aunque terminé la novela hace ya dos meses, apenas tuve tiempo de sentarme a escribir mi punto de vista, que aquí les dejo.

Barcelona - Portada

Julio Quintero es un tipo cínico y muy crítico de las relaciones de pareja. Como no le ha ido bien en el amor, es juicioso y duro con los enamorados y con la idea del romance en general. Al inicio del libro no parece tener muchas pasiones, pues los antros a los que va no terminan de satisfacerlo y su trabajo en la empresa de su mamá es sólo un pretexto para estar cubierto económicamente y no estar en su departamento picándose los ojos, aunque llega tarde y no siempre cumple con sus obligaciones.

¿Con qué llena su vida? Con fines de semana en los que se la vive de antro, con amantes pasajeros, relaciones sexuales intensas pero que nunca llegan a nada. Toño, uno de sus mejores amigos, es un chismoso de lo peor que se la pasa haciendo arder el mundo contándole a unos la vida privada de otros, siempre hambriento por nuevos chismes que escuchar y que contar. Julio lo odia en ocasiones y lo quiere en ocasiones, pero definitivamente se lo quiere quitar de encima cuando conoce a Isaac.

Ese Julio que juró nunca más enamorarse, ese Julio que critica el amor romántico con cinismo y dureza, termina enamorado hasta el tuétano de Isaac, un joven empresario restaurantero que es todo lo que siempre quiso en una pareja. Su relación es un sueño, es una verdadera probada de felicidad. Hasta que, un día, unos secuestradores llaman a Julio y le informan que van a matar a Isaac si no les consigue un millón de pesos. Julio no tiene esa cantidad, pero hará hasta lo indecible para conseguirlo y tener a Isaac de vuelta.

Barcelona - Autor

Félix Cortés Schöler, el autor

Primero que nada, quiero decir que me sorprendió que el autor utilizara la forma narrativa de la segunda persona, porque es muy poco común encontrársela en una novela. Todo el libro es, en realidad, una carta que Julio está leyendo mientras espera, en el aeropuerto, que salga su avión a Barcelona. Entonces el escritor de la carta (que no sabemos quién es hasta el mero final), le va diciendo todo lo que hizo, todo lo que pensó y todo lo que sintió: “tú fuiste con tu madre, tú sentiste lo que nunca, tú estabas harto de esas cosas”. Tengo que decir que, aunque al principio (y con principio digo las primeras dos páginas) es un poco confuso, la historia te atrapa en dos segundos y en la página tres ya se te olvidó el asunto.

Porque eso es lo primero que me atrapó de la novela. El autor tiene una narrativa muy eficiente, sencilla, no busca señalarle al lector más que lo que es necesario. Es una historia contemporánea (la descripción de la Ciudad de México con sus calles, sus negocios y sus excentricidades es maravillosa). Además, el autor logra de forma muy eficiente comunicarnos cómo la ciudad no es lo que es, sino lo que Julio ve: un hermoso dragón cuando el protagonista está enamorado y lleno de esperanza, pero también un monstruo espeluznante y violento cuando pasa por sus peores momentos de miedo, frustración e impotencia.

La novela nos tiene saltando entre dos Méxicos. Por un lado, el de los ricos, los restaurantes elegantes, los antros llenos de vicio y superficialidad, las empresas gigantes, las casas con pisos de mármol y adornos carísimos, las obras de arte que cuestan una fortuna, los políticos millonarios y perversos, que se regodean ante placeres crueles… Por el otro lado, el México criminal, aquél de la basura, de las amenazas, del miedo. El México que muchos vivimos día con día, el de los policías desinteresados, los juzgados asquerosos, las interacciones depresivas que nos demuestran que vivimos en un país que nos tiene atados de manos, no somos víctimas porque tenemos suerte, no por otra cosa.

Barcelona - Cita 01

Durante la historia del presente, en donde seguimos a Julio en su desenfrenado intento por arrancar a Isaac de manos de los secuestradores, el autor nos lleva de viaje, de vez en cuando, al pasado. Entonces aprendemos por qué Julio es tan seco, tan cínico, tan duro. Pero también nos enteramos por qué Isaac es el que vino a curar todas sus heridas y por qué su existencia es tan importante. Pero más allá de todo eso, aprendemos que Julio, el protagonista, el “bueno” de la historia, es también un tipo lleno de rencor, que es fanático de la venganza cruel, que tiene un lado oscuro demasiado oscuro.

Eso se agradece. En un mundo en donde los escritores tenemos casi casi que disculparnos por cada acto “malo” del protagonista; en donde los héroes de las comedias románticas no pueden moverse contra nadie sin que primero tengamos que dejar claro que se lo merece a punta de obviedades; en un siglo XXI en donde el cine parece haberse despedido de la complejidad de sus protagonistas… Julio es un grandioso “héroe” de esta historia, que nos deja ver con claridad que la complejidad no es un vicio y que el lector puede vincularse con cualquier personaje bien escrito, comparta o no sus ideas, sus sentimientos, su posición social o su inclinación sexual.

No tenemos que estar de acuerdo con el personaje, caramba, tenemos que entenderlo y, ya si nos vamos a vincular con un trabajo literario como éste lo merece, vamos a ver en las partes oscuras de Julio nuestras propias partes oscuras, así como también en su esperanza veremos la nuestra. Tristemente, también vemos en la impotencia de Julio ante la violencia del país nuestra propia impotencia. Esto es un trabajo de ficción, pero no de fantasía. Lo que Julio está viviendo hoy en las páginas de esta novela lo podemos vivir todos nosotros mañana o quizá ya lo vivimos ayer.

Barcelona - Cita 02

NO LEAS ESTO SI NO QUIERES SPOILERS: La novela tiene, muy cerca del final, dos sorpresas, dos de las llamadas “vueltas de tuerca”. Una, la primera, me gustó mucho, me pareció que el autor estuvo jugando conmigo durante todo el desarrollo de la historia. Me dijo cosas que ahí estaban, en mi cara, todo el tiempo, y que no había visto… Hasta que Julio las ve… entonces también las vi con él. Pero luego hay una segunda vuelta de tuerca que me dice que si las vi es porque Julio quería que las viera… ¿pero realmente las vi? ¿Realmente estaban ahí? Porque a Julio le encanta engañarse (engañarnos). Para alimentar su propio cruel e incansable deseo de justicia y venganza es capaz de ver lo que no está ahí y vendérnoslo. Nosotros nos lo tragamos completito.

Pero es mejor que eso. El final final, los últimos dos párrafos de la novela, esa segunda vuelta de tuerca, es tan simbólica, tan… tan… lo que realmente es el alma de esta historia. Representa el sentir de Julio, muy seguramente representa el sentir de Felix y, sin duda, representa mi propio sentir. ¿Cuántas mentiras no nos contamos todos los días para estar tranquilos, para justificar nuestros afectos, nuestras acciones, nuestros pensamientos? Esa es una de las bases del psicoanálisis, no por nada decía Freud que ser honestos con nosotros mismos es un buen ejercicio… pero lo que no dijo (al menos en ese momento) el padre del psicoanálisis es que muchas veces somos deshonestos con nosotros mismos sin intención, sin tener noticias de ello (las memorias falsas son un gran ejemplo de ello y vaya que Julio tiene la narrativa atascada de memorias falsas).

En conclusión: léanlo ya. Ahora que estamos encerrados en casa tenemos tiempo para leer de todo. Léanlo. Apoyen a Félix Cortés Schöler comprando su libro en Amazon. Apoyen a los escritores mexicanos en general, porque publicar en este país es bien complicado. Además, el libro se lee muy fácil, su narrativa es sencilla, no es pretenciosa ni barroca. Es un libro tan entretenido que se va como agua. No dejen de leerlo.

¡Buena suerte!

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: