Libro. “Into the Woods: A Five-Act Journey into Story” – John Yorke, 2015.

19 Jun

Soy fanático de estudiar las estructuras narrativas. Ya sea para cuentos, guiones, novelas o lo que ustedes gusten y manden, esta división que se hace de las historias es un tema que siempre me ha apasionado. Lo curioso es que la mayoría de los escritores que conozco y/o he leído están en uno de dos extremos: o aman escribir con estructura o bien creen que la estructura es la asesina de la creatividad, el instinto y el talento. John Yorke se encargó de hablar de la lucha de contrarios en este libro, así que me lo eché con muchas expectativas.

“El catalizador de la historia debe estar en la página 12 necesariamente. No cuestiones, no te preguntes el porqué, sólo ponlo en la doce”, dice Blake Snyder en su hoy famosísimo libro “Salvar el Gato”, el libro que pone sobre la mesa la estructura narrativa que muchas compañías productoras exigen antes de siquiera echarle un ojo al guion. En su estructura, Snyder nos va diciendo qué tiene que ir pasando en cada página del guion para que la historia tenga mayor posibilidad de éxito en los cines.

Un montón de guionistas tienen “Salvar al Gato” como la Biblia al momento de escribir un guion. Sin embargo, otros autores, como John Truby detestan el asunto, dicen que la historia debería surgir de las entrañas del escritor, que es el autor quien debe calcula (más bien sentir) cuándo es que tienen que suceder las cosas. Un guionista amigo mío no deja de decir algo similar, pero él lo pone más bonito: asegura que esa estructura tan cuadrada de Snyder, Field y otros tantos lo único que hace es desnudar al autor de su instinto. Pendiente siempre de la página en la que DEBEN suceder las cosas, pierde el flujo de la historia y deja de sentirla.

John Yorke, en este libro, intenta lograr una síntesis entre ambas posturas. Asegura (y demuestra con muy buenos argumentos) que las historias ciertamente tienen una estructura. “Dijiste que una síntesis de ambas posturas”, podrían reclamarme, “y ahora parece que le da la razón a los de la estructura”. Esperen, déjenme explicarme. Yorke asegura que la estructura existe y que incluso los autores que sienten sus historias y usan el instinto terminan escribiendo con estructura. El instinto ES la estructura. Pero rechaza y critica a escritores como Snyder, Field e incluso Vogler, diciendo que ellos no entienden el porqué de la estructura y la enseñan de forma dogmática. Sin embargo, también ataca a autores como Truby, que niegan que una estructura deba siquiera existir.

John Yorke, el autor
John Yorke, el autor

¿Cuál es entonces la síntesis? Que la estructura existe. Los escritores la usamos, estemos conscientes de ello o no. Las mejores novelas y películas de la historia están escritas con estructura, a pesar de que muchísimas veces sus autores no tienen la menor idea de que le están poniendo estructura al asunto. La respuesta más atinada al debate de la estructura es que la estructura EXISTE pero que DEBE surgir de nosotros mismos y no de una especie de instrucción que nos obliga a poner esto aquí y aquello allá.

Lo interesante de este libro es que Yorke se pregunta por qué sucede esto. ¿Por qué los seres humanos escribimos siempre con estructura aunque no lo pretendamos? ¿Por qué incluso los autores que odian la estructura escriben con estructura? Ese es el verdadero objetivo del autor, encontrar por qué los escritores tenemos “instalada” la estructura narrativa de forma innata. Incluso toca a Joseph Campbell, el gran estudioso de la mitología universal. Campbell dice que las historias actuales se escriben en tres actos debido a cómo los mitos de la antigüedad se escribían de la misma forma. Yorke insiste que no, que en realidad es al revés, los seres humanos siempre hemos escrito con estructura y los mitos de la humanidad no escapan a este hecho.

¿Cuál es la respuesta del autor a por qué escribimos con estructura? Ah, pues es muy amplia para ponerla en un resumen, pero lo divide en varias categorías, cada una de las cuales expone a profundidad. Al saber por qué usamos estructura, también podemos conocer nuestra propia psique y, en específico, la forma en la que creamos recuerdos, la forma en la que aprendemos, la forma en que entendemos nuestra vida, interpretamos el pasado y esperamos el futuro. La narrativa es la expresión simplificada del proceso de la vida, por un lado, y una enseñanza sobre cómo vivirla, por el otro.

Ver las imágenes de origen

Mientras habla de todo esto, el autor también defiende los finales felices y el porqué de su existencia. Nos habla de arcos de personaje en el cine y la televisión, ataca a la industria cinematográfica moralista del presente que se niega con todas sus fuerzas a construir personajes complejos por temer que las audiencias no puedan comprender las contradicciones inherentes al espíritu humano. La pasión que Yorke le tiene a la narrativa sobresale en cada uno de sus párrafos.

Y como si ese análisis fuera poco, todavía nos enseña estrategias para escribir. Nos muestra y demuestra con argumentos la eficacia de la estructura de los cinco actos (siempre supreditada a las necesidades de la historia y no a la estructura religiosa de “Salvar al Gato”); nos enseña la forma de escribir diálogos bien construidos; nos enseña la teoría de la narrativa fractal, entre muchas otras cosas, sin abandonar por un segundo el vínculo entre la forma en que contamos historias, las razones por las que contamos historias y la psicología detrás del contar historias.

Un libro imperdible para escritores o profesores de cualquier género de la narrativa de ficción (y hasta de no-ficción). No pongo su título en español porque no lo encontré publicado en nuestro idioma por más que lo busqué. Lo compré en Amazon y no lo he visto en ningún otro lado. Si pueden hacerse de él, no lo piensen ni un segundo más.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: