Película. “Enola Holmes” – Harry Bardbeer, 2020.

21 Oct

Todavía no me animo a ir al cine, así que sigo echándome contenido de Netflix. Desde hace semanas se estrenó el trailer de una película original de Netflix basado en la primera novela de un personaje llamado “Enola”, hermana del famoso Sherlock Holmes. Luego de soplarme el avance hasta en la sopa, finalmente me eché “Enola Holmes” y aquí les dejo mi punto de vista al respecto.

Esta película de Netflix dirigida por Harry Bardbeer en la que salen Millie Bobby Brown, Helena Bonham Carter y Henry Cavill es la adaptación de varias novelas de Nancy Springer que se llaman “Los Misterios de Enola Holmes”, que son seis y que se empezaron a publicar en 2006. No son textos perdidos en la inmensidad de una librería, dos de ellos estuvieron nominados al “Premio Edgar” a mejor libro juvenil. Aunque ésta es su primera adaptación cinematográfica, las novelas también han sido adaptadas a novelas gráficas en Francia.

A ver, no he leído ninguna de las seis novelas de Enola Holmes. Sé de forma muy suelta de qué va su argumento y sé que esta película, aunque su historia básica es la adaptación de la primera novela, tiene algunos elementos que salieron de las otras cinco. Tampoco me voy a meter en la reciente demanda que interpusieron los herederos de Arthur Conan Doyle, que andan en broncas con Netflix, la autora de las novelas y la compañía productora por el uso de Sherlock Holmes en la película, porque las últimas historias del famoso detective no son todavía de dominio público y, al decir de los familiares de Doyle, el Sherlock de la película está basado en la versión más humana de estas últimas diez historias.

“Enola Holmes” es hermana de Mycroft y Sherlock Holmes. Hace muchos años que no ve a sus hermanos y vive con su madre, que le ha enseñado cultura, ciencias, lucha cuerpo a cuerpo, pintura, y habilidades durísimas de observación. Un buen día, su mamá desaparece, pero Enola encuentra un par de pistas para salir en su búsqueda. Sus hermanos no la quieren en esa aventura, así que se lanzan tras ella. Enola no sólo deberá encontrar a su madre, sino que tendrá que ayudar a un joven lord que es perseguido por un asesino malvadísimo. Todo eso a la vez que huye del ojo perceptivo de su hermano detective.

Si quieres ver el video de esta reseña, aquí te lo dejo. O puedes seguir leyendo, si lo prefieres:

¿Suena emocionante y divertida? Pues no, no lo es. La película dura poco más de dos horas y podría contarse en mucho menos tiempo. Por adaptarse a lo que sucede en la novela, la película se desvía en algunas partes y hace que la cosa se arrastre de forma muy lenta. Para ser una película de aventuras o peor, aventuras juveniles, me pareció que pierde el ritmo todo el tiempo. Hay partes muy aburridas. MUY aburridas.

Me perdí en varios momentos porque se supone que es la adaptación de una novela juvenil, pero la película, ni por su duración ni por su desarrollo, parece una historia juvenil. Y eso me cayó muy gordo. Por momentos se siente como una película para adultos y por momentos parece una película para niños. La protagonista nos lleva con ella en su aventura, rompe la cuarta pared y constantemente nos explica cosas mirando a la cámara, hace chistes, nos muestra su exasperación y etcétera. Ya no me está gustando este asunto de protagonistas que miran a la cámara, es un asunto que ya se está volviendo tropo. Lo entendí en “House of Cards” y le aplaudo en “Deadpool” por la misma naturaleza del personaje. Aquí no veo en qué ayudó a la historia.

La película depende completamente del talento de Milly Bobby Brown. Henry Cavill y Helena Bonham Carter salen bien poquito, pero Milly Bobby Brown está en pantalla 90% de la historia. Es buena actriz, la verdad, y esta historia le permite mostrar su talento mucho más que “Stranger Things” por el tipo de personaje que hace allá. Además pasa por momentos serios, graciosos, emocionantes… es una historia que le permite un rango mucho mayor de emociones. Pero no es suficiente. Desde el trailer se nota que la película depende de Milly Bobby Brown, que su principal gancho es esta actriz bonita, popular y famosa.

La película se trata, al inicio, de Enola buscando a su madre. Hasta que, en su camino, se cruza con el joven al que quieren asesinar. Lo deja a medio camino para seguir buscando a su madre. Luego retoma (casi de la nada) su aventura con el lord. Y entonces la película se trata de la salvación del lord y el descubrimiento de quién está detrás de sus difernetes intentos de asesinato. Pero Enola no deja de encontrar pistas de que su mamá, al parecer, está planeando una revuelta contra el gobierno de Inglaterra. La película se trata de las dos cosas al mismo tiempo. Deja la historia de la mamá olvidada cuando aparece el joven lord y cuando éste vuelve al cuadro dejamos la búsqueda de mamá a un lado. No me vendas una película sobre una chica que busca a su madre para, luego, convertírmela en otra cosa. Porque, para cuando la película termina, la búsqueda de la madre se convierte en un pie de página (que en dos diálogos antes de los créditos pretende convertirse en una enseñanza para fortalecer a las chicas modernas).

A ver, entiendo que Enola Holmes es una chica que odia los roles que la Inglaterra Victoriana le impone. Como tal, la película nos dice que no debemos adecuarnos a los roles de género, no debemos seguir el camino que la sociedad nos impone, que buscar nuestros propios sueños y todo eso. Me parece positivo, sobre todo para las niñas que se sientan identificadas con la protagonista. Este mensaje en ocasiones viene perfecto con el desarrollo de la historia (como cuando Enola usa el corsé como armadura y escondite del dinero) y en ocasiones es un diálogo explicativo obvio y espantoso.

Esta película es el perfecto ejemplo de lo mal que le viene a una historia el exceso de pantalla azul o efectos visuales. La Inglaterra Victoriana (sobre todo cuando vemos Londres desde la distancia) se ve muy falsa, casi se le notan las esquinas a la pantalla verde. Y bueno, hay un momento en donde pasa el tren y se nota animado, como de caricatura. Podrían decirme que es una imagen intermedia, el paso de un capítulo a otro, pero no me vengan con eso, porque nunca hay otra transición de esa naturaleza en la película. Se ve horrenda.

Harry Bardbeer, el director

Otra cosa que no entiendo de algunos autores es por qué necesitan de personajes ya creados. Por ejemplo, Sherlock Holmes fue creado a finales del siglo diecinueve. Cuando Agatha Christie necesitaba de un detective agudo e inteligente creó a otro y gracias a eso conocemos hoy a Hércules Poirot. Este asunto de “oh, quiero contar la historia de una niña detective”… ¿por qué agarrarse de un personaje ya creado y no crear a tu propio personaje? A ver, entiendo que una historia te influya, que quieras contar otra igual… Esta niña detective no necesitaba estar vinculada a Sherlock para ser interesante, para ser SU propio personaje. ¿Agarrarse de la fama de un personaje ya creado para que el tuyo tenga éxito? No sé, me parece chafa.

Y ya. No puedo decir más, porque la película me pareció una de las cosas más equis del año. No es muy buena, pero tampoco es malísima. No es muy emocionante, pero tampoco es aburridísima. No es para jóvenes, pero tampoco para adultos. No es lo peor que he visto en el año, pero es una película que se me va a olvidar pasado mañana. No me generó interés, es obvia, es formuláica. No tiene momentos padrísimos, pero sí otros que me aburrieron y que bien le hubiera podido adelantar sin problema.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: