Serie. “La Maldición de Bly manor” (The Haunting of Bly Manor) – Mike Flanagan, 2020.

Hace dos años Netflix estrenó “La Maldición de Hill House”, una serie de diez episodios basada en la novela de terror del mismo nombre escrita por Shirley Jackson en 1959. La historia me encantó. No sólo me asustó, como toda historia de terror debe, sino que me pareció un retrato hermoso sobre la familia y la forma en que la muerte afecta nuestra vida y las relaciones de afecto. Dos años después, se estrena una segunda historia de terror, en una segunda casa embrujada, la Mansión Bly. Aquí les dejo mi punto de vista al respecto.

Esta serie es una especie de segunda temporada de “La Maldición de Hill House”. Dije “una especie” de segunda temporada porque tiene a muchos actores de la primera, al mismo creador, al mismo músico (con el mismo tema musical) y las dos se tratan de casas embrujadas. Sin embargo, no es una segunda parte ni es continuación ni nada del estilo. Esta serie está basada en “The Turn of the Screw” de Henry James, una novela corta escrita en 1898.

Dani Clayton es una norteamericana que anda en Inglaterra huyendo de una tragedia que la trae asolada. Casi por casualidad, termina trabajando como nana de dos niños huérfanos que viven en una residencia gigante en el pueblo de Bly. En la casa también viven la jardinera, la ama de llaves y el cocinero. Todo bien, excepto que los niños se portan de forma rara, algo que no es de extrañar porque se les murieron sus dos papás en un accidente y luego, para acabarla de fastidiar, se suicidó su primera nana en el lago que está dentro de la propiedad.

Si quieres ver esta reseña el video, haz click en el siguiente link. De otro modo, sigue leyendo.

Sin embargo, poco a poco comienzan a pasar cosas raras. No les echo a perder nada si les digo que la casa está llena de fantasmas… ¿ubican que es una historia de terror sobre casas encantadas, verdad? Pues bueno, como en toda historia de terror, poco a poco Dani comienza a vincularse más con toda la parte metafísica de la casa. La serie nos habla de la vida de cada uno de los personajes haciendo énfasis en su pasado y lo que los llevó a donde están. Además, a diferencia de “Hill House”, donde sólo te dicen que la casa está embrujada y listo, aquí sí hay un episodio que explica por qué está embrujada y deja muy claro cómo funciona el mundo espiritual de la mansión Bly.

A ver, déjenme empezar por el principio. Si nos ponemos a comparar la primera temporada con la segunda, creo que la primera es mejor. “La Maldición de Hill House” es de las mejores historias de terror que he visto en mucho tiempo. Sin embargo, eso no hace que esta segunda temporada no sea buena. Es buenísima. Pero déjenme desarrollar por qué lo creo así. Ah, y si la están viendo y van por ahí del capítulo tres y se desesperaron porque sienten que no va a ningún lado, no… no se desesperen, aguanten. Para cuando yo llegué al episodio cinco juraba y perjuraba que la serie se había quedado muy detrás de su predecesora pero carajo, los últimos tres episodios no sólo son una maravilla, sino que le dan sentido a los primeros cinco, los reconstruyen…

Esta serie tiene una narradora. Si han seguido mi blog o mis videos, deben saber que en lo personal creo que las historias con narrador son facilistas, son conchudas y que estoy mayormente en contra de tener una voz que me explica todo lo que el guionista no supo cómo comunicar. Sin embargo, ésta es una voz necesaria. ¿Qué digo necesaria? Es una belleza. Sí, está ahí para explicar lo que necesita ser explicado, está ahí para exponer, como tantos narradores. Pero no sólo no expone obviedades, se convierte en un personaje más y hace inolvidables algunas secuencias de belleza y poesía… sobre todo en los últimos dos episodios. La voz se une a la música, como un canto que acompaña a las notas y a las imágenes. Entonces sí, los guionistas me callaron toda la boca.

Las actuaciones son todas muy buenas y los efectos especiales están de aplausos… igual que en la temporada anterior, la música es una preciosidad, le recomiendo a todos que se metan a su servicio de música favorito y se la echen, es de los Newton Brothers. Terrorífica cuando debe ser y llena de afecto y amor cuando es necesario. Porque ojo, ésta es una historia de amor. Así como la primera temporada se trató de los lazos familiares, “Bly Manor” es una historia de amor, lo que estamos dispuestos a hacer por amor, los diferentes tipos de amor y cómo el amor puede salvarnos de la oscuridad o meternos de lleno en ella.

Mike Flanagan, el creador

Claro que hay sustos, muchos. Algunos de ellos, los más sencillos, son de esos que te hacen brincar porque algo aparece de sorpresa. Pero también está llena de los mejores sustos, esos que te hacen sentirte preocupado, angustiado. Mientras ves la serie te preocupas por tus seres queridos. La película te hace pensar sobre la muerte, el sentido de la vida, la culpa, el dolor de la pérdida y el proceso de duelo. Además, nos habla mucho sobre la destructividad de la enfermedad, cómo un padecimiento termina no sólo con la felicidad del enfermo, sino con la salud de aquellos que lo rodean. Mientras más muerte vive un ser humano, más su corazón se va mermando y hay personas a las que, simplemente, se les termina la fuerza.

La historia puede verse de forma literal o entenderse metafóricamente. Ambas formas están entrelazadas y creo que no pueden separarse del todo. Si se quiere ver como una historia de terror y de fantasmas lo es y como tal es muy buena. Está atascada de fantasmas escondidos en los corredores, en los pasillos, bajo la escalera y entre las sombras… hay un montón de videos de YouTube que te enseñan qué fantasmas aparecen y en qué escenas. Si los ves, asustan o sacan de onda, si no los ves, de todos modos no importa, porque tu cerebro los percibe… no por nada la serie te hace sentir raro todo el tiempo, incómodo. La casa se siente atascada, como una prisión, a pesar de que sólo viven en ella cuatro personas.

Hay muchos videos de “Final Explicado” en Internet, pero creo que son innecesarios, el final está muy claro. Explica muchas cosas de los primeros episodios y hace que ver la serie por segunda vez tenga todo el sentido del mundo. Pero de eso a necesitar explicación… no, la verdad es que no. Además, “explicarnos” la serie elimina nuestra propia versión de los hechos, nuestra comprensión de lo que sucedió en la serie y, más importante, la forman en que nos vinculamos emocionalmente con ella.

¡Porque tenemos que vincularnos emocionalmente con ella! No sólo es una historia de fantasmas, también es, además de lo dicho antes, una historia sobre las consecuencias de olvidarnos de nosotros mismos, la influencia del pasado en el dolor del presente y la pesadilla que es la muerte (tanto para quienes se van como para quienes se quedan).

Vean “La Maldición de Bly House”, corran a verla ahora mismo. Es buenísima. Lo más interesante es que, a pesar de ser una historia de terror que te hace gritar y pegar de brincos, que te hace estar incómodo y con presentimientos feos, también te hace llorar. Los últimos episodios me tuvieron con un constante nudo en la garganta. La serie empieza lento porque se toma su tiempo, porque hace las cosas sin prisa. En una época de películas comerciales a las que les urgen las explosiones y las escenas de acción rápido, antes de que el espectador los cambie por Twitter o Facebook, que el escritor ame su historia y le dé el debido cuidado y respeto es algo que se agradece.

¡Buena Suerte!

2 comentarios sobre “Serie. “La Maldición de Bly manor” (The Haunting of Bly Manor) – Mike Flanagan, 2020.

Agrega el tuyo

  1. Típico que buscando chícharos el internet te lleva a rincones que no sabias que estabas buscando, así llegué a esta entrada y el estilo de narración me pareció muy familiar, por algún motivo podía casi “escuchar” a la persona que estaba escribiendo y fue una grande y grata sorpresa llegar al enlace de YouTube y saber que para efectos prácticos así era. Te mando muchos saludos!! Amo la saga de Las Maldiciones, Hill House fue la historia de amor que más me ha espantado en mi vida!

  2. HAZEL:

    Que bueno que te tomaste el tiempo de echarte mi reseña y dejar comentarios. Sí, es una linda historia de amor. La primera temporada me gustó más, pero esta también la disfruté. Aunque tarda en agarrar la onda, sus últimos tres episodios son una belleza. Un gusto saber de ti, te mando un fuerte abrazo y aquí sigo para lo que necesites.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: