Película. “Los Nuevos Mutantes” (The New Mutants) – Josh Boone, 2020.

Hablando de películas que retrasan su fecha de estreno, “Los Nuevos Mutantes” salió en el cine casi dos años después de lo planeado. Ésta es la última de la larga franquicia de los X-Men que empezó en el año 2000 y la verdad es que no se me antojaba mucho, pero la vi porque es de las pocas películas que ha salido en el cine este año, así que aquí les dejo mi punto de vista al respecto.

A ver… Una película más de los Hombres X… ¡Ya! ¿no? O sea… A ver… La primera película fue en el 2000 y le fue muy bien, de hecho creo que es la que inspiró toda esta locura por el cine de Súperhéroes que se dejó venir después. No fue el “Batman” de Tim Burton y Schumagger, fue ésta. Salió la segunda parte que me gustó mucho y finalmente la tercera parte que todos odiaron pero a yo no, yo la disfruto mucho hasta la fecha. Toda la trilogía original me gustó, no tengo problemas.

Si quieres ver esta reseña en video, aquí te dejo la versión de YouTube. De otro modo, sigue leyendo.

Pero luego empezaron los problemas. Desde “Orígenes: Wolverine” hasta la payasada esa de “Dark Phoenix”… Terrible la maldita cosa. Con “Logan” debió haber terminado todo. Una película pequeña en cuanto a su argumento, muy humana, una película de esas en donde el protagonista, viejo y cansado, es análogo al actor que lo representa, quizá no tan viejo, pero sí cansado. Ese era el final de aplausos… Pero luego siguieron. ¡Ya dejen de hacer películas de los X-Men, por favor! Mucho peor si las atascan de mensajes feministas forzados y personajes que no son importantes porque lo demande el guion, sino porque la gente ama a las actrices que las representan. Una Jennifer Lawrence sin ganas ahora es Mystique y desde luego, Sophie Turner… porque si una actriz pega en televisión hay que ponerla en el cine con calzador, aunque no tenga personalidad, ni fuerza, ni nada. Turner es aburrida como pan mojado en agua, ah, pero ¡”Game of Thrones”!

Perdonen la introducción, sólo he hablado de las películas de la saga y no de esta que me compete. Dejo los links de otras películas de la saga en la descripción. Son vínculos a mi blog, en aquellos ayeres en donde no hacía videos. Ahora sí, pasemos a “Los Nuevos Mutantes”.

Igual que “Logan”, la película busca reducir la complejidad del argumento. Nos reduce los personajes a muy poquitos (seis en el 90% de su duración). Estos son mutantes adolescentes que están metidos en un hospital mientras una doctora les hace pruebas para saber cuáles son sus poderes (o algo así, nunca está del todo claro para qué las pruebas). La promesa es que, si los chavos se controlan y terminan con el tratamiento, se podrán hacer parte de un grupo heróico que, piensan, son los “X-Men”. Algunos tienen poderes muy claros, como Rahne, que se convierte en un lobo, o Sam, que puede volar. No, no vuela, como que se dispara. Raro. Boby se calienta hasta convertirse en un hombre de fuego, Illyana se teletransporta y saca de la nada una espada mágica… Finalmente, Dani toma los miedos de las personas y las convierte en realidades físicas.

La película en ocasiones parece un drama de edad, cinco adolescentes lidiando con problemáticas propias de sus años, como el amor, la sexualidad y la soledad. Otras veces parece una película de terror más cercana a “Eso”, con chicos que tienen que enfrentarse a sus miedos más profundos o revivir situaciones que los llenan de dolor y culpa. La película nunca se decide del todo de qué va y nunca nos deja claro de qué se trata. Los minutos corren y corren y corren y literalmente no pasa nada. El único conflicto durante más de la mitad de la película es que Illyana es una desgraciada con Dani. ¿Por qué? No lo sabemos. Porque es malvada… sólo que no lo es. Es la típica piedra con corazón de oro, con un trauma durísimo por algo que le pasó de niña. Pero eso no nos explica por qué es una acosadora con Dani… Porque lo es sólo con Dani, no molesta a nadie más. ¡Ni tendría porque molestar a Dani de todos modos! Pero es que si le quitamos eso la cosa no se trataría de nada de nada, entonces moriríamos (peor) de aburrimiento.

Josh Boone, el director

¿Y los demás personajes qué? Pues Boby no hace más que lavar platos y verse sabroso todo el tiempo. Sam es callado, el rarito del grupo. Rahne es linda, amigable y católica (sí, que sea católica es uno de los poquísimos rasgos de personalidad). Illyana es rubia, bonita, la insegura que actúa segura, dizque controlada, pero acosadora. Dani es linda y buena, pero no le huye a las peleas. ¿Suenan a clichés? Lo son y mucho. Literalmente lo que acabo de decir de los personajes es todo lo que sabemos de ellos, todo lo que forma su personalidad. Bueno, Dani es Cherokee y nos lo hacen saber cada tres párrafos de guion… Minoría… minoría… ¿De dónde personajes tan superficiales pueden construir una película que se basa en sus conflictos y su personalidad? Pues no se puede, no jala la cosa. Y si luego de que no tienes con qué trabajar interrumpes las relaciones personales supuestamente interesantes con efectos especiales de película de terror…

Esta película es tan pero tan poco interesante, tan aburrida… Nunca sabes hacia dónde va. Cuando finalmente llega a un tercer acto forzado, entonces tenemos otra vez la misma película de “X-Men” que hemos visto ya doscientas mil veces: el equipo se une y entre todos vencen al gran enemigo combinando sus poderes. Sin embargo, todos esos poderes no sirven de mucho. Como mensaje de libro de Paulo Cohelo, todo termina en que la forma de vencer es controlando tus emociones negativas. Al final, Dani vence a un peligroso monstruo controlando su lado agresivo. ¡Nos han dicho esto en todas! O se lo dicen a Wolverine, o a Magneto, o a Mystique, o a Jean Grey… El mismo maldito mensaje de las otras nueve o diez cintas.

Además, ¿cómo una película tan corta y tan pequeña puede tener huecos de guion tan gigantescos? Toda la historia nos dicen que Dani hace que los miedos de los demás se conviertan en realidades físicas cuando está dormida. Pero en el tercer acto está despierta y de todos modos el monstruo no desaparece. Durante toda la película trae a la realidad los miedos de los demás… excepto de la doctora, sólo se lo hace a sus pares. ¿Por? Ah, convenientemente, en una de las ocasiones que la duermen puede ver dentro de la mente de la doctora y descubrir convenientemente los objetivos de los villanos.

Se supone que la doctora los está midiendo para ver si los convierte en asesinos para una corporación malvada. Dos preguntas: primera… ¿desde cuándo Dani puede leer la mente? Lee los miedos y los construye en el exterior, no lee un día normal de cualquier persona. Nunca más lo hace en la película, sólo en ese preciso momento. Segunda pregunta: Illyana ya demostró que puede ser una asesina desgraciada, tiene el carácter y los poderes para ello… ¿por qué no se la han llevado? ¿Qué esperan? Supongo que estaban esperando a que Dani llegara, le leyera la mente a la doctora y el tercer acto pudiera suceder… aunque no era necesario que le leyera la mente a la doctora, porque el conflicto principal del clímax sucede porque Dani hace físico su miedo más grande. Entonces… ¿por qué no antes? ¿Por qué hizo reales los miedos de todos menos el suyo? ¡Que me expliquen! ¡No entiendo y todo es demasiado conveniente, pero no se entiende!

¡No! Me niego a apagar el cerebro para disfrutar una película. No debería ser necesario. Una película comercial no tiene que ser estúpida. Necesitamos más que clichés baratos y sí, sé que muchos de los X-Men son clichés, pero esta película, se supone, iba a desarrollarse a partir de los vínculos entre personas únicas e interesantes. Es lo que hizo “Logan”. Pero aquí no les salió, no les salió para nada. Esta película es aguada, es aburrida, no termina de saber qué es, no nos dice a dónde va, no nos dice qué esperar, no tiene nada. No es taaaan mala como otras. Es mediocre. Con enseñanzas facilistas, metáforas simplonas y escenas que ya hemos visto (y más entretenidas) en otras películas de “X-Men”. Los personajes negando sus poderes, ya lo vimos. Los personajes presumiéndole su poder a otros, ya lo vimos. Los chicos solos en una sala platicando entre ellos, ya lo vimos. Ya lo vimos mil veces. ¡Ya dejen de hacer películas de X-Men!

¿Saben qué es lo peor? Que vienen más. Luego de que Disney compró a Marvel y a Fox, ahora van a reiniciar la serie. Tendremos otro Xavier, otro Wolverine y otro nuevo de cada X-Men que conocemos. Esta saga de películas que ya no tiene nada que decir va a reiniciarse. Ya ni llorar es bueno. ¿Se acuerdan de cuando una película era buena y se mantenía para la posteridad? Porque el cine es eso, ¿no? Se mantiene en una cinta, en un DVD en un Blu-Ray, no se borra. ¿Quieres ver una buena película de los X-Men? Ve las anteriores… Ah, no, hay que rehacerlas para “nuevas generaciones”. Supongo que esas generaciones son mentalmente incapaces de ver las anteriores.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: