Película. “Raya y el Último Dragón” (Raya and the Last Dragon) – Don Hall y Carlos López Estrada, 2021.

Disney recientemente estrenó en su canal de streaming esta película que han estado cacareando bien y bonito. Después del fracaso de “Mulan”, la compañía nos presenta otra historia que se desarrolla en la cultura china. No es propiamente China, pero se nota a leguas que es un mundo fantástico que busca emular a esa nación de Oriente. Por las imágenes de los avances me dieron muchas ganas de verla, pero no pude porque está carísima… Pero bueno, finalmente pude verla y aquí les dejo mi punto de vista al respecto.


“Raya y el Último Dragón” es una película que se desarrolla en Kumandra, una nación protegida por varios dragones. Sin embargo, en el pasado, unos seres malignos llamados Druun convirtieron a los dragones en piedra… y no sólo a los dragones, sino a los pobladores de toda la nación. Antes de terminar hechos piedra, los dragones crearon una esfera que protegería a los seres humanos de los Druun. Una última dragona, Sisu, entregó a los seres humanos la esfera para que la cuidaran y mantuvieran lejos a esos seres tan malvados.

Conflictos internos dividieron a Kumandra en cinco diferentes naciones: Colmillo, Corazón, Espina, Talón y Cola, cada una con sus diferentes culturas y habitantes. Todas las naciones le tienen envidia a Corazón por ser la nación encargada de cuidar y mantener a salvo la esfera (que está escondida en una caverna dentro de la capital). Y todo esto es información que nos dicen antes de que la película comience, imagínense nada más.

Un buen día, las naciones se reúnen para, supuestamente, buscar otra vez la unidad. Pero nada de eso, una de las naciones intenta hacerse con la esfera y ésta termina rota. Cada una de las naciones se roba un mientras los Duun se escapan y vuelven a hacer de las suyas por toda la antigua Kumandra. Raya, la hija del gobernante de Corazón, deberá encontrar a la dragona Sisu para que la ayude a encontrar las piezas de la esfera. Sólo así los Druun serán vencidos de nuevo y la paz volverá.

Si quieres ver esta reseña en video, aquí te lo dejo. De otro modo, sigue leyendo.

Sí, la película es de aventuras, específicamente las aventuras de Raya buscando a la dragona y las piezas de la esfera. Primero voy a dar mi opinión sin spoilers, luego de eso vienen mis comentarios con base en el argumento, pero no se preocupen, yo les aviso cuando entremos al territorio de los spoilers.

Ya sé que siempre digo esto y que es lo esperable a medida en que avanza la tecnología. ¡Pero qué bárbara la animación! Los personajes están intencionalmente caricaturizados, pero podrían verse tan reales como yo. En los planos en los que no hay un solo personaje la cosa parece una fotografía. El movimiento del agua, del cabello, la tierra… Qué bárbara película, es hermosa de ver. Así, nada más de verla es hermosa. Tiene una fotografía brutal… que sé que no es fotografía, pero sí… Pero bueno, ustedes me entienden.

Creo que esto es lo que Mulan en vivo debió ser ¡y está ni siquiera está en vivo, es una caricatura! La película es emocionante, tiene peleas muy bien desarrolladas. Hay luchas que están preciosas, podría decir que tiene coreografías maravillosas para las luchas de espadas. Las escenas de acción son emocionantes, bien desarrolladas, es muy difícil perderse, se puede percibir todo sin trucos ni ridiculeces de peleas mal filmadas. Sí, sí, aquí se pueden hacer cosas que los actores no pueden hacer, pero eso no elimina lo que estoy diciendo.  

Carlos López Estrada, uno de los directores

El mundo en donde se desarrolla la historia está muy interesante, un mundo que tiene un río que parece dragón. Se supondría que toda la cultura girara alrededor de los dragones, pero no. Más bien es una tierra que era protegida por dragones y ya, pudieron hacer más con esto. Me hubiera gustado que desarrollaran mucho más cada una de las culturas. En realidad, las únicas dos naciones bien desarrolladas son Corazón y Colmillo, que son algo así como los buenos y los malos. El mundo es interesante, insisto, pero poco desarrollado. Voy a hablar más de esto cuando llegue a la parte de spoilers.

La música es buenísima. De nuevo el tipazo James Newton Howard vuelve a regalarnos su talentazo. Bravo por la música, es épica y emocionante. Bravo por la música y, con esto dicho, ahora sí pasemos al territorio de los ¡SPOILERS! No digan que no dije porque hasta en negrita se los estoy poniendo.

A ver, el dragón Sisu, aunque respetado, es también el comedy relief. La película se preocupa menos por ofender a China y nos cuenta una historia mucho más entrañable en parte gracias a eso. No podemos ver la necesidad de la inclusión. Hay mujeres buenas y malas, hombres buenos y malos. Gente capaz e inteligente en ambos géneros. Por su parte, Raya se equivoca, se deja llevar por la ira, hace mal las cosas, tiene frustraciones y no todo es éxito tras éxito. Gracias por una heroína que no es perfecta y que no necesita más que ser ella misma para convertirse en la guerrera número uno de su universo…  

La película, como buena historia de Disney, no tiene sorpresas, sabes qué va  a pasar desde el segundo uno. Lo que quieres es ver la aventura, quieres ver cómo van a pasar las cosas, pero nadie se puede sorprender de que no haya vueltas de tuerca. Queremos acompañar a Raya en su aventura, a pesar de que sabemos exactamente qué va a pasar en dicha aventura. El final final está increíble, las imágenes, el sacrificio y la música crean un momento maravilloso.

Algo que no me gustó es que esta película necesita demasiadas explicaciones de cómo funciona el mundo en que se desarrolla. Nos explican el mundo al inicio, en una especie de prólogo con voz que nos narra y nos explica. Pero luego, ya dentro de la historia, nos vuelven a presentar a las naciones y nos vuelven a explicar las cosas. Y cada rato, de vez en vez, la película nos sigue explicando el mundo. Es una película que explica el mundo muchas veces para lo poco desarrollado que está y para lo poco que realmente la división influye profundamente en la historia. Digo, las naciones podrían ser bandas o familias sin tanta explicación de las diferentes culturas y sus inclinaciones. Hay una nación en donde los guerreros montan felinos gigantes… y ya. Toooda su cultura es eso, que montan gatos. Pero, además, los gatos salen una o dos veces… ¿entonces? Por un lado ah, te tengo que mega explicar el mundo y, por el otro, el mundo resulta poco importante.

Pero bueno, ¿ustedes qué opinan? Cualquier cosa déjenme un comentario. Si todavía no siguen este blog, pues suscríbanse para que les mande un correo electrónico cada vez que suba un texto nuevo. En la parte superior de esta página están mis redes sociales y mi canal de YouTube, síganme en Facebook que tengo Facebook y en Instagram, que tengo Instagram.

¡Buena Suerte!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea un sitio web o blog en WordPress.com

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: