Archivo de la etiqueta: pareja

Psicología. Algunas observaciones sobre la pérdida del amor del objeto.

El psicoanálisis, ya desde sus inicios con Freud, hablaba de un temor muy real en muchas personas: el miedo a la pérdida del amor del Objeto, lo que se puede traducir en lenguaje no analítico como “pérdida del amor del ser querido”. No debe confundirse con la “pérdida del ser querido”, un miedo con el que todos podemos vincularnos con mayor facilidad. En este caso, no tememos perder a la persona, sino el amor de la persona.

Amor del objeto 001

Sigue leyendo

Psicología. ¿Por qué las parejas siguen juntas?

Todos los años un montón de gente se casa y un montón de gente se divorcia. Al menos en México, en el 2012 se casaron 586,000 personas y se divorciaron 99,509. Desde 2010 los números han aumentado en ambos rubros y, más interesante, el número de divorcios por cada matrimonio ha ido en aumento. Todos estos datos del portal “Cuéntame” del INEGI. Sin embargo vemos que el porcentaje de violencia en la pareja es de 47% en México y ésto sólo hablando de las parejas en las que el hombre violenta a la mujer (sin contar los casos en los que sucede lo contrario). Si la insatisfacción en las parejas es tan amplia, ¿por qué las parejas siguen juntas?

Violencia 001

Sigue leyendo

Psicología. Algunas notas sobre el proceso de duelo

Todo el mundo habla del proceso de duelo, muchos se saben las famosas etapas del proceso de duelo e incluso hay quienes son tan osados que creen que su propio duelo debe responder a cada una de las etapas en orden y según lo que dicen los libros, como si fuera el proceso de fabricación de un automóvil. Pero el ser humano y sus sentimientos no son un automóvil, ciertamente.

Duelo 004

Sigue leyendo

Psicología. Los resultados del paciente, no los de su familia.

Es muy común que la gente que va a psicoterapia le diga a su terapeuta en algún punto que la familia está muy enojada con el proceso, pues el paciente “no está cambiando” ni está “logrando ningún resultado”. A veces dicen que “está peor que antes” o que “de nada le ha servido la terapia”. La pregunta es: ¿realmente las cosas son así? ¿Debo considerar la opinión de mis seres queridos cuando estoy en la terapia? El asunto merece más que un sí o un no.

Sigue leyendo